None
CON LA LLEGADA DEL BUEN TIEMPO MUCHOS JUNINENSES SE SUMAN AL TROTE SALUDABLE

Qué hay que tener en cuenta para hacer actividad física sin riesgos para la salud

Especialistas recomiendan realizar una consulta médica previa al inicio de los ejercicios físicos, con la intención de detectar posibles causas cardiovasculares que atenten contra el normal desarrollo de los mismos.

Toda persona que desee iniciar una actividad física en forma regular debería realizar una consulta médica previa al inicio de la misma, con la intención de detectar posibles causas cardiovasculares que atenten contra el normal desarrollo de la misma.
El cardiólogo Oscar Mendoza, especialista en Deportología del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (ICBA) explicó que “entrenar en forma segura es la puesta en práctica de los consejos del médico luego de evaluar los resultados de los estudios solicitados, si es que éstos no impiden la práctica de ejercicio”.
“La planificación de un entrenamiento y las intensidades del mismo deben guiarse de acuerdo a los objetivos que se deseen alcanzar, siendo determinante el asesoramiento de profesionales idóneos en la disciplina que se intente ejercitar”, remarcó Mendoza.
El término “frecuencia cardíaca segura” (FC) se refiere al rango de frecuencia cardíaca en que un individuo puede realizar actividad física sin riesgo para su salud independientemente del deporte que realice.
La hidratación antes, durante y después de la actividad física es fundamental para evitar los efectos dañinos de la deshidratación en el organismo: sed, incoordinación de movimiento, aumento desmedido de la frecuencia cardíaca, hipertermia, mareos, episodio sincopal y puesta en peligro de la salud.
Normalmente se sugiere realizar la toma de 150 a 200 cm3 de agua hasta veinte minutos antes de iniciar la actividad. Luego, cada veinte minutos de actividad continua ingerir entre 100 y 150 cm3 de agua y finalmente pasados los 40 a 60 minutos de actividad acompañar la hidratación con bebidas deportivas para reponer sales, hidratos de carbono y minerales que se van perdiendo durante el ejercicio.
La natación al igual que cualquier otra actividad debe cumplir los mismos tiempos de hidratación.

Paso a paso

Cómo empezar a correr 10km cuidando el corazón: si se va a comenzar a entrenar, lo primero que hay que hacer es consultar al profesional, comentarle que se está por iniciar la actividad y así realizar evaluaciones físicas para determinar la aptitud para realizar la actividad.
Mendoza señaló que “lo ideal sería buscar un profesional en actividad física, quien elabore un plan acorde a cada persona pero si la idea es comenzar solo, lo recomendable es hacerlo con 2 veces por semana, para rápidamente pasar a 3 veces por semana de entrenamiento”.
“Siempre en forma progresiva y que la dificultad sea de menor a mayor. Cada sesión de entrenamiento deberá contar con una entrada en calor, una parte principal y por último una vuelta a la calma o recuperación facilitada”, añadió.
En la planificación se pueden incluir trabajos de preparación física como ser abdominales, nados, sentadillas, estocadas, etc. 3 x 15 de cada uno de estos ejercicios ya que los mismos ayudarán mucho en el momento de correr, se pueden hacer una vez por semana para luego trotar aproximadamente 30 minutos.
Al principio se puede comenzar trotando 20 minutos, si la respuesta es positiva la próxima vez se le suma unos minutos, si no hay sensación de comodidad se puede dividir el bloque de 20 minutos en dos de 10 para en el medio elongar e ir adaptándose a la actividad.
Progresivamente hay que comenzar a variar el entrenamiento con trabajos específicos como por ejemplo, cambio de ritmos.

COMENTARIOS