UNA POLÉMICA QUE VUELVE

Los vandálicos hechos del 10-M, el telón de fondo de la campaña local

En el oficialismo comunal basan su estrategia electoral en el eslogan “Soy Junín”, reforzando la identidad local y en oposición al kirchnerismo que –aseguran en el meonismo- buscó “aprovechar” políticamente los desmanes.

Un eslogan de campaña, “Soy Junín” (que es utilizado por el meonismo), sintetiza, en rigor, la pulseada electoral entre el oficialismo comunal que lidera el intendente Mario Meoni y el Frente para la Victoria (FpV) que conduce el coordinador regional del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y primer candidato a concejal por Junín, Gustavo Traverso.
En el campamento meonista admiten que además de seguir profundizando la gestión para llegar a octubre con resultados a la vista (un mega plan de pavimentación y repavimentación, la extensión de la red de gas domiciliario a cientos de hogares juninenses, la exención de multas de tránsito y la entrega de talleres y herramientas a micro emprendedores), el acento estará puesto también en las próximas semanas en “confrontar” con el kirchnerismo.
La lógica detrás de esta movida, reconoció una alta fuente del oficialismo, es que “la gente salió a defender al gobierno local” tras los incidentes y destrozos del 10 de marzo último.
Por eso, creen que trabajar sobre la defensa de la “identidad local” (Soy Junín), en oposición al Gobierno nacional y su intromisión en la ciudad (voceros meonistas recuerdan la llegada a Junín del vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, y la posterior liberación de los detenidos).

Polarización


En este contexto, el meonismo buscará propiciar un enfrentamiento con Gustavo Traverso y acentuar las diferencias con el Gobierno nacional, montados, con todo, en el crecimiento de la brecha entre el tigrense Sergio Massa (Frente Renovador) y el kirchnerista Martín Insaurralde.
“A diferencia de otras elecciones, esta vez contamos con el ‘arrastre’ de Massa”, afirmó un funcionario que habla a diario con el jefe comunal.
Asimismo, en un cambio discursivo, producto del acuerdo entre Meoni y Massa, ahora desde el gobierno local se escuchan fuertes críticas tanto a la Provincia como a la Nación, en materia de salud, educación y seguridad.

COMENTARIOS