None
RECONOCIMIENTO

El doctor Oscar Antonio Azar y sus 50 años de profesión

Hoy, en el Colegio de Abogados de la Departamental Junín, le entregarán una medalla por su larga e ininterrumpida trayectoria como abogado.

El doctor Oscar Antonio Azar, radicado en Lincoln, recibirá hoy una medalla por sus 50 años de matriculado. En diálogo con Democracia, se refirió a su experiencia profesional y también como integrante del Colegio de Abogados Departamental Junín.

Cambios en la profesión

“Todo ha cambiado muchísimo, le podría decir que comencé mi actividad profesional casi con la creación del Departamento Judicial de Junín. El cambio se da desde todo punto de vista, los primeros juzgados estaban instalados en casas bastante viejas, precarias. Me acuerdo de una primera audiencia, en un momento dado, un día de lluvia, goteaba el techo y tenían que andar esquivando para que no se mojaran los papeles. Cuento esto como una anécdota. Creo que por el trabajo de muchos abogados de Junín y del Departamento Judicial vemos hoy el enorme desarrollo logrado en estos 50 años, de una evolución permanente”, manifestó el doctor Azar.
“Compartí también los primeros consejos directivos del Colegio con abogados de Junín, que tanto empeño pusieron, daban su tiempo y trabajo desinteresadamente, para llegar a lo que es hoy nuestro Colegio. Primero la comodidad edilicia y también hago referencia a la evolución que ha tenido, fundamentalmente por la cantidad de funciones que hoy cumple a favor de los abogados y de la abogacía. He sido delegado a la Federación Argentina de Colegios de Abogados en varios períodos”, acotó.

Su profesión

El doctor Azar se ha desempeñado fundamentalmente en lo Civil, Comercial y Laboral. Respecto a los cambios, en esta rama del derecho, reflexionó: “Tal vez lo que se necesita son algunas reformas como las que están ahora implementándose a través de la unificación del Código Civil y Comercial, pero de cualquier manera no hubo modificaciones sustanciales, ni en el procedimiento”.
“Pensaba en estos días, después de mis 50 años de profesión, sobre la importancia de los abogados y de la abogacía, no una importancia personal pero sí funcional, en la defensa de los derechos, en colaborar con la administración de justicia, la defensa de la Constitución en un país que ha sufrido tantas transgresiones”, dijo.
Destacó la importancia de la actividad cumpliendo con principios básicos, como son la igualdad ante la ley. “Son cosas que los abogados usamos diariamente y a lo mejor no nos detenemos a pensar la enorme importancia que tiene. Creo que si el país continúa encarrilado dentro del sistema democrático, la abogacía tiene cada vez más importancia, el ideal es llegar a la vigencia plena del estado de derecho”, apuntó.
En lo personal, el doctor Azar vive y ha vivido la profesión con vocación. “Luego de ser 50 años abogado me siento muy bien porque para mí es una enorme satisfacción hacer en la vida lo que a uno le gusta, que no es fácil encontrarla a veces. Yo creo que la he desempeñado razonablemente bien, con mucho trabajo, litigios, no trabajo cómodo. Advierto la importancia de la experiencia, en un momento de la historia de la humanidad donde ésta junto con la sabiduría muchas veces no se tienen en cuenta. Estoy también muy agradecido porque tengo muy buena salud. Son 50 años de profesión, casi una vida, ¿no?”.

COMENTARIOS