None
RECLAMOS DE CONTRIBUYENTES

Bienes personales: los autos se tasan por más de lo que valen

La tabla oficial que usan los contadores para calcular si hay que pagar ese impuesto viene con sobrevaluaciones.

Cinco mil o diez mil pesos pueden ser determinantes a la hora de calcular el valor de los bienes personales. Tanto para llegar al piso de los $ 305.000 pesos fijados por el Gobierno nacional para comenzar a tributar este impuesto, como así también para atravesar categorías que implican pagar una alícuota mayor. Y es entre 5 mil y 10 mil pesos la “sobrevaluación” que -según los contadores consultados- poseen los vehículos en la tabla de Afip que se utiliza para realizar el cálculo anual de los contribuyentes.
“Sucede que determinadas marcas y modelos están valuados en sumas que cuando uno sale al mercado del usado son inferiores, porque allí entran a jugar distintas cuestiones vinculadas al estado de los vehículos”, señaló una contadora local, quien además expresó que “hay muchos reclamos de nuestros clientes por esta cuestión, pero nosotros no podemos hacer nada, tenemos que basarnos en la tabla oficial de tasación”.
La tabla de valores de automotores que deben usar los contadores para calcular los Bienes Personales es la elaborada por la Superintendencia de Seguros de la Nación, donde pueden encontrarse los modelos de todas las marcas ordenados alfabéticamente en unas 145 páginas. Se toman para el último cálculo los vehículos fabricados desde 2003 hasta 2012. Cabe mencionar que para la liquidación de este impuesto, se tienen en cuenta todas las posesiones patrimoniales al 31/12 de cada año, entre otras, inmuebles, rodados, cuentas bancarias y plazos fijos.
Incluso los valores que pueden encontrarse en ese listado que utilizan los contadores, son superiores a las cotizaciones que se fijan en la Provincia para el cálculo del Impuesto Automotor, según pudo comprobarse al comparar tasaciones de determinadas marcas y modelos.
“Puede parecer poco, pero a veces 5 mil pesos pueden significar para un contribuyente el tener que pagar impuesto a los Bienes Personales”, dijo otro contador de la Ciudad, y agregó que “es lógico que nuestros clientes se quejen cuando conocen los montos que pasamos por el vehículo que poseen porque ellos saben que si tienen que salir a vender ese auto, camioneta o moto, vale menos que lo que estipula la tabla oficial”, sostuvo el profesional.

Algunos ejemplos

Al revisar el listado oficial de valores de vehículos para el cálculo del impuesto a los Bienes Personales, pueden observarse varios ejemplos de sobrevaluación: un Chevrolet Astra CD 2.0 modelo 2008 figura tasado a $ 60.770, cuando en el mercado de los usados se pueden conseguir por 55 mil pesos o menos. “Tiene que estar en un estado inmaculado para que alguien pague más de 60 mil pesos por ese coche”, apuntaron en una concesionaria local.
Para la Afip un Citroën C3 1.4 modelo 2009 cuesta 80.560 pesos, pero en el mercado del usado se paga entre 65 y 70 mil, según el estado en que se encuentre el vehículo. Y un Renault Megane que en una concesionaria local lo toman a poco más de $50 mil, en la tabla que usan los contadores posee un valor que supera los $70 mil.
Si las comparaciones se realizan con las cotizaciones de Arba para el cálculo del Impuesto Automotor en la provincia de Buenos Aires, también se encuentran diferencias llamativas. Ejemplo: una Chery Tiggo Confort 2012 que para Arba tiene una base imponible de $89.700, en la tabla que utiliza la Afip el mismo vehículo cotiza a $94.000. Mientras que un Ford Focus Ambiente 1.6 modelo 2009 que para Arba tiene una base imponible de $57 mil, para la Afip vale $59 mil.
Los ejemplos de autos sobretasados sobran y son pocos los casos, aunque los hay, en que el valor otorgado por la Superintendencia de Seguros de la Nación es menor a la del mercado.
Lo concreto es que muchas veces la diferencia termina jugando en contra de las personas a la hora de realizar el balance los Bienes Personales con los que cuentan.

COMENTARIOS