TRIBUNA DEL LECTOR

Carta Abierta a Mario Meoni

Estimado amigo Mario: Te escribo, aprovechando que terminó la campaña electoral, así podemos discutir libremente un poquito, sin la presión de la misma y para que no se me endilguen segundas intenciones.
Con la confianza que me da el que hayamos trabajado muchísimo tiempo juntos, me motiva escribirte porque han pasado y están pasando cosas políticamente extrañas en Junín.
El hecho raro es que el espacio político que liderás está al frente de nuestro Comité de distrito y los radicales de Junín hemos tenido que ver absortos que en el mismo, para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, se repartieron boletas de otro partido político.
No voy a abundar en argumentos sobre la situación política del presidente de la Unión Cívica Radical de Junín en uso de licencia, que ganó la última elección cuando era el responsable político de velar por el buen rendimiento electoral de la UCR juninense y sus aliados (¡se ganó la elección a él mismo!).
Te cuento que tanto nuestro grupo político como otros sectores partidarios creemos que el Comité de la UCR de Junín debe ser intervenido. Nos está costando hacerlo (en definitiva es una decisión política de nuestras temerosas autoridades provinciales), porque días antes de la oficialización de las listas para las PASO tu grupo político votó una cláusula que dice que no será causal de intervención las alianzas distritales que voten los comités locales con cualquier otro partido, frente o agrupación.
Asimismo, a esta altura ya deberías saber que tanto los amigos Patricio Fay, Luciano Polo, Claudio Martínez, Malena Baro, vos y los demás afiliados que hayan integrado la lista del Frente Renovador están con la afiliación suspendida. Así que si Patricio Fay terminara su licencia igual no podría ejercer la Presidencia del Comité Hipólito Yrigoyen y debe ser reemplazado por el primer vocal.
Ya que estamos. ¿No me podrías informar quién es?, querría enviarle una carta conceptuosa como ésta.
Sin embargo, no te escribo sólo para explicarte la situación administrativa partidaria. Querría hacerte notar en las contradicciones políticas que estamos inmersos. Vos y Fay siguen diciendo que son radicales. Eso sí, en su lista tan prolijita del Frente Renovador que encabeza quien fuera Jefe de Gabinete de Ministros de Cristina y candidato testimonial detrás de Néstor, Sergio Massa, en el ámbito local les quedó adentro lo peor del peronismo. ¡Encima ya les notificaron que no van a formar un mismo bloque de Concejales!
Ellos también deben pensar que ustedes siguen siendo radicales. Pero se equivocan. Han dejado de serlo. Podrán esgrimir un origen radical, o decir que se sienten radicales, pero lo digo con todo respeto, creo que ya no lo son.
Nadie que quiera un poco a su partido se va tan arteramente sobre el cierre de la presentación de las listas tratando de hacer el mayor daño posible. Nunca se vio antes que quien estaba designada para encabezar la lista de senadores provinciales de la Cuarta Sección Electoral por el Frente Progresista Cívico y Social, la actual senadora Malena Baro, se cambie  y encabece la lista peronista del Frente Renovador. Realmente, algo antes nunca visto. Pareciera que cualquier colectivo la deja en la casa, bah, en el Senado (justo a mí se me ocurre hablar de colectivos en Junín, perdón).
No son radicales porque esto no es la primera vez que sucede. Ya se fueron con los peronistas kirchneristas en 2007. Aunque yo no lo haya compartido, aquella decisión formó parte de un proyecto político de un sector importante del radicalismo. Se habían ido cinco gobernadores, decenas de intendentes y pusieron un vicepresidente en la fórmula. Ahora es una decisión absolutamente personal. Sos el único intendente de origen radical que se fue en esta instancia. Los otros dos casos de intendentes de origen radical en el massismo que conozco, uno nunca volvió y el otro avisó bastante antes, previa escala en el PRO.
Por supuesto que admito que cualquiera pueda crecer políticamente como mejor le parezca o crea, lo que molesta es que sigas diciendo que sos radical. Lo que es peor, que sigas controlando los resortes partidarios.
Lo que mas fastidia son los argumentos que se esgrimen para irse. “El radicalismo no sirve para sostener electoralmente a los municipios” (Gabrielli). Como diría Groucho Marx “Tengo mis principios, pero si no les gustan, tengo estos otros”.
Pero acá alguien cometió un error de cálculo. Si todos los votos que sacaste los podemos considerar tuyos, hubieras sacado mas votos con nosotros que con los peronistas duhaldistas. De hecho, el Frente Progresista Cívico y Social sacó más votos que la lista peronista del Frente Renovador que encabezaba García.
¿Y ahora que el radicalismo con sus aliados recuperó cierta competitividad que piensan hacer? ¿No pensarán volver, no?
Pero no quiero ponerme a hacer futurología sobre hechos que podrían suceder, o no, más adelante. La cuestión es que, aquí y ahora, estamos en 2013 y los radicales de Junín no tenemos lugar ni forma posible de apoyar políticamente a nuestros candidatos, ni canales de expresión formales, tanto sea para debatir nuestras ideas, o cuestiones estrictamente partidarias, porque el Comité está ocupado por personas que no apoyan mas a la UCR.
Un presupuesto básico de cualquier partido político es apoyar a sus candidatos, así que Mario, humildemente te pido “Que se vayan”. Que le ordenes a tu gente que dejen el Comité Hipólito Yrigoyen, ya que nadie de los que está ahí va a implementar las políticas que emanen de la UCR y sus aliados, sino que seguirán tus pasos en el Frente Renovador.
Cuentas claras conservan la amistad. Cordialmente, Gustavo Gómez. 

COMENTARIOS