None
COMBATIERON EN LA BATALLA DE MONTE LONGDON

Emotivo reencuentro de un juninense con sus compañeros de Malvinas tras 30 años

Miguel Martínez revivió uno de los momentos más importantes de su vida al reunirse con varios integrantes del Regimiento de Infantería Mecanizada 7 “Coronel Conde”, de La Plata.

El 11 de junio pasado se cumplieron 31 años de la batalla de Monte Longdon, uno de los combates más duros de la guerra de Malvinas. La cantidad de bajas que hubo de ambos bandos así lo indican.
Ese lugar era la posición del Regimiento de Infantería Mecanizada 7 “Coronel Conde” de la ciudad de La Plata al que pertenecía el juninense Miguel Martínez, quien por entonces poseía el grado de cabo primero y tenía escasos 22 años de edad.
El grupo de Martínez estaba formado por un oficial, un suboficial y quince soldados. Gran parte de ese equipo estuvo presente en el acto de reencuentro que se llevó a cabo en la capital provincial, que significó el reencuentro del hombre oriundo de nuestra ciudad con sus ex camaradas luego de tres décadas.
La esposa de Martínez fue quien le describió a Democracia –dado que él padece una dificultad que le impide hablar, secuela que le dejó su participación en el conflicto bélico- la emoción que se vivió en esa ceremonia. “Miguel asistió después de haber pisado por última vez el regimiento en 1983. Se reencontró con su soldado compañero de carpa y el oficial jefe de sección, además de muchos compañeros suboficiales y soldados”, comentó la mujer.
En ese sentido contó que se realizó el relato de los sucesos a partir de la llegada del regimiento a las islas, el 14 de abril, y del comienzo del combate final hasta el repliegue del mismo (con una duración de doce horas de fuegos cruzados).
“Se homenajeó a los caídos y hubo desfile del personal del regimiento. Como cierre del acto, desfilaron los veteranos de guerra”, agregó la mujer de Martínez.

Una huella imborrable

Hace dos años, una decena de ex combatientes de la Guerra de Malvinas, oriundos de la Capital Federal y La Plata, acampó en Monte Longdon, zona donde libraron una de las batallas más sangrientas. Allí permanecieron una semana, con el objetivo fundamental de visitar las tumbas de sus ex compañeros de combate.
Monte Longdon fue escenario, el 12 de junio de 1982, de una de las luchas más crueles de la Guerra de Malvinas, y allí murieron 29 soldados argentinos. En 2011 fue el tercer año consecutivo en que se efectivizaron los viajes de ex combatientes al archipiélago, aunque ese fue el primero en que durmieron en ese lugar, para ellos el más tormentoso.

COMENTARIOS