None
ANOCHE, EN EL CONCEJO DELIBERANTE

Sin sorpresas, el oficialismo aprobó el Presupuesto 2013 y el aumento de tasas

Sólo con el acompañamiento de los diez concejales del radicalismo, el Ejecutivo consiguió su objetivo y –pese a la negativa de los ediles de la oposición- podrá disponer de ambas herramientas el año que viene. También se sancionó una nueva moratoria.

Sin sobrarle nada, con la ventaja de tener mayoría de representantes en el Concejo Deliberante, el gobierno de Mario Meoni consiguió anoche que el cuerpo parlamentario aprobará el proyecto de presupuesto para el año 2013 y la Ordenanza Fiscal Impositiva, que trajo a cuestas un aumento de tasas del treinta por ciento.
Del debate sobre el incremento tributario participaron grandes contribuyentes (se los convoca cada vez que se debe definir cuestiones como reajustes tarifarios, endeudamientos a través de créditos y demás movimientos financieros), cuya nómina resulta siempre una réplica de la composición política del órgano que dicta las leyes municipales, puesto que la mayoría de sus integrantes es seleccionada por el partido con más poder en el recinto –en este caso, el meonismo- y el resto es elegido por los sectores disidentes.
Como era de esperar, esa asamblea fue favorable a los intereses del Departamento Ejecutivo.
La votación resultó favorable a la recarga en el importe de las boletas comunales.
Pero antes de llegar a esa instancia, varios concejales expresaron su punto de vista.
Por ejemplo, José María Banfi (Coalición Cívica) consideró “excesivo” el incremento de los importes y añadió que no se corresponde con el alza de los precios generales.
También tomó como parámetro a un empleado municipal que cobra el salario mínimo y señaló que si se analiza lo que ganaba en 2004 y lo que abonaba en concepto de Conservación de la Vía Pública, esa erogación representaba el 5% del sueldo. Trasladada al 2012, la proporción trepó al 7,25%.
Por otro lado, apuntó que si bien el promedio de la suba es del 30%, el ítem correspondiente a la Tasa de Infraestructura fue elevado en un 100% -de $3,30 que se vienen cobrando a los $6,60 que se fijarán desde enero-. Sobre ese punto, Claudio Martínez (UCR) dijo que la variante aplicada responde a una “actualización de costos”.

La discusión por el Presupuesto

Minutos más tarde, ya en una sesión convencional, el oficialismo y la oposición trasladaron el eje de discusión hacia la confección del presupuesto, realizada por el propio Intendente y el equipo de la Secretaría de Hacienda encabezado por Mario Scévola.
Fue un intercambio menos largo e intenso que en ocasiones anteriores, en el que cada fracción hizo su lectura de la distribución de recursos en las diferentes áreas municipales.
La defensa de la postura oficialista estuvo a cargo de Javier Siñeriz, para quien el cálculo de recursos y gastos “fue programado de acuerdo con las necesidades de los vecinos” y lo calificó de “equilibrado”.
Muy distinta fue la apreciación de Virginia González (Frente para la Victoria), que tildó a la distribución de los fondos como “conservadora” y cuestionó el hecho de que “no plantea un salto de calidad, por ejemplo, en la obra pública, donde se genera desarrollo, trabajo e inclusión”.
Yendo a las cifras concretas, González criticó que se haya proyectado un acrecentamiento en los gastos corrientes (4%), que la Secretaría General comandada por Javier Gabrielli disponga de un 75 por ciento de efectivo más que en 2012 y que no haya más provisiones para la Secretaría de Acción Social.
Otro que hizo un análisis crudo del proyecto fue Rodolfo Pedernera (Movimiento de Integración y Desarrollo), desde cuya óptica las autoridades del gobierno juninense “no han cambiado el rumbo ni la lógica”.
“Se ha profundizado para peor, este modelo que han presentado es más inviable que el del año pasado. Además, suponen que van a tener una cobrabilidad superior a los 110 millones de pesos, pero tal vez están perdiendo de vista algo que ellos mismos reconocieron: la cobrabilidad tributaria bajó casi un veinte por ciento en los últimos dos años. En 2010, la secretaría de Hacienda de ese entonces (Valeria Arata) dijo que el índice de tasas que se pagaban estaba cerca del 70 por ciento del total; en 2011, la misma funcionaria señaló que se había bajado al 60 por ciento; y este año, el funcionario que ocupa ahora ese lugar (Mario Scévola) admitió que el cobro sigue bajando y que está entre un 50 y 60 por ciento”, reseñó.
Como conclusión, Pedernera opinó que “si el Intendente logra gestionar con este presupuesto, o es un genio, o es un mago o todo esto está dibujado”.
El resultado de la votación dio al oficialismo ganador con el voto de sus diez concejales, mientras que los ocho ediles de la oposición se manifestaron en contra del modelo de administración de fondos pergeñado por el Ejecutivo.

COMENTARIOS