SITUACION IRREGULAR ANTE EL FISCO

Juninenses denunciados por ARBA por evasión millonaria

Tal como se adelantó la semana pasada, en el contexto de la crisis económico-financiera de la provincia, que obligó al gobernador Daniel Scioli a reforzar la cobranza de los tributos, la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA) detectó en el primer semestre del año una evasión por Ingresos Brutos de $ 431,3 millones proveniente de 1004 empresas.
Estos grandes contribuyentes declararon en su momento operaciones de venta por un monto menor al que luego fue cotejado por la gerencia de fiscalizaciones del ente provincial con datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
Además del entrecruzamiento de información de las comercializaciones, el análisis abarcó también los movimientos registrados a través de tarjetas de crédito y las operaciones con débito. El análisis de esos datos permitió determinar que estos grandes contribuyentes sólo declaraban las ventas por vía electrónica, pero omitían cualquier referencia a las operaciones que se realizaban en efectivo, lo que llamó la atención de la agencia, agregaron las fuentes consultadas.
“Son irregularidades muy importantes que representan una evasión millonaria”, destacó el titular de ARBA, Martín Di Bella.
Según los datos difundidos, los mayores montos de esta evasión impositiva (unos $ 162,3 millones del total) están concentrados en grandes firmas de la Capital Federal. Sólo en este distrito se encuentra radicado el 12% de todos los contribuyentes de Ingresos Brutos que tiene la provincia de Buenos Aires, y se trata de empresas que aunque tienen domicilio en Capital Federal registran actividad económica en jurisdicción bonaerense.
Entre los sectores que más subdeclararon ventas se registraron los dedicados a la comercialización de ganado, la actividad agrícola y cerealera, los textiles y de calzado y el comercio de productos en madera. El segundo distrito con mayor evasión en la zona metropolitana fue Vicente López, con $ 79,5 millones, seguida por Morón ($ 43 millones) y Avellaneda ($ 36 millones). En tanto, en el interior provincial las ciudades de Junín ($ 28,1 millones) y de Mercedes ($ 17,7 millones) reunieron las mayores irregularidades.
Estas 1004 grandes empresas ya fueron intimadas para que abonen los impuestos de acuerdo con la venta real. En caso contrario, la provincia está facultada para recurrir a la Justicia para cobrar lo adeudado. Además de esta evasión, ARBA detectó que 133 empresas bonaerenses que actúan como agentes de recaudación omitieron pagarle al fisco, entre 2009 y 2010, $ 160 millones en concepto también de Ingresos Brutos.

COMENTARIOS