None
RESPONSABILIDAD DE LOS FRENTISTAS

Veredas en mal estado, un peligro latente para los peatones juninenses

Los baches se cuentan de a cientos en las aceras de la ciudad, constituyendo un grave riesgo para los vecinos, que pueden accidentarse. El arreglo cuesta entre cuatro mil y cinco mil quinientos pesos.

Los baches en las veredas se convirtieron en una característica habitual de nuestra ciudad, que hoy los cuenta de a cientos. Cerámicos levantados y baldosones encimados constituyen un serio riesgo para los peatones –sobre todo para aquellos que tienen una movilidad reducida-, que pueden accidentarse y sufrir graves trastornos en su integridad física.
El arreglo, en tanto, es responsabilidad de los frentistas y puede llegar a costar unos cinco mil quinientos pesos.
Según recabó DEMOCRACIA, las baldosas más económicas tienen un costo de 43 pesos el metro cuadrado, mientras que las más caras promedian los 65.
De esta manera, los materiales para una vereda estándar de 30 metros cuadrados pueden costar entre 1.290 y 1.950 pesos.
A eso hay que agregarle el costo del pegamento –cada bolsa sale unos 40 pesos, y se necesitan dos- y, en caso de querer renovar el contrapiso, cal, arena y demás materiales. En cuanto a la mano de obra, varía entre los 2.000 y los 2.400 pesos, dependiendo de cuánto cobre cada albañil el trabajo por metro cuadrado de obra –que en general ronda entre los 65 y los 80 pesos-.
Si existe la necesidad de realizar el contrapiso, en tanto, el presupuesto puede elevarse otros 1.200 pesos, y el tiempo de trabajo pasar de los siete a los 10 días.
Como lo indican los números, revestir el espacio peatonal de la vía urbana representa un costo considerable en la economía doméstica.

Controles

No obstante lo que implica el gasto, según señalaron desde la Dirección de Obras Particulares del Gobierno local, muchos frentistas no cumplen con las pautas municipales para la construcción de las veredas, por lo que, conjuntamente con Inspección General, se hacen operativos de control, al tiempo que se reciben denuncias en la sede de Rivadavia 80.

Obligaciones

Los dueños de terrenos con frente a calles sin pavimentar están obligados a reconstruir sus veredas dentro del plazo de seis meses de construido el pavimento. Esta reconstrucción estará exclusivamente a cargo del propietario del lote afectado por la pavimentación.
Frente a todo predio edificado o baldío con frente a calles arboladas, es obligación del propietario la plantación y cuidado de árboles de las especies autorizadas.

COMENTARIOS