None
DIFERENCIAS QUE AFECTAN EL BOLSILLO

Viajar en taxi o remise en Junín es más caro que en otras ciudades de la región

Así surge de un relevamiento propio, donde se refleja que los pasajeros deben pagar un 50% más, a igual recorrido.

Tomar un taxi o un remise en Junín representa un gasto mucho más significativo que hacerlo en Chacabuco, Lincoln, Rojas, Los Toldos o Pergamino. Tanta es la diferencia que, en la comparación con algunas de esas ciudades, un usuario del servicio que se presta a nivel local debe pagar hasta un 50 por ciento más que la erogación que realizan sus vecinos de aquellos lugares.
Tal conclusión se desprende de un relevamiento realizado por DEMOCRACIA, donde se recabaron las distintas tarifas que se les cobran a los pasajeros en cinco distritos y se las cotejó con el precio que debe pagar un cliente juninense.
En nuestra ciudad, los valores de los viajes son los siguientes: los taxis –que implementaron un aumento a fines del mes pasado- están cobrando en general $ 5,50 la bajada de bandera (el inicio del viaje) y $ 0,50 por ficha cada cien metros de trayecto; los remises, por su parte, cotizan el inicio del traslado a $ 5 o $ 5,50 y le adicionan $ 0,60 por cuadra.
De ese modo, el más común de los desplazamientos que se realizan a diario, que abarca unas 25 cuadras, cuesta en la actualidad entre $ 17,50 (taxi) y $ 20,50 (remise).
Trasladada a Pergamino, ese mismo trayecto le insume al usuario $ 12, puesto que el cronograma tarifario en esta ciudad vecina dispone un costo estancado en los $ 9 durante las primeras 15 cuadras y un extra de $ 1 por cada cinco cuadras extras.
En Lincoln, mientras tanto, hay cuatro precios posibles, $ 9, $ 10, $ 11 y el más costoso es de $ 12. Según consignaron diferentes agencias de este distrito, llevar a una persona desde la parada hasta un domicilio ubicado a 25 cuadras tiene un valor de $ 10.

“Junín es una isla”

“Junín es una isla con respecto a nosotros y otras ciudades de la región”, señaló Alfredo Ramírez, propietario de una de las seis remiserías linqueñas.
En Los Toldos señalaron que “se arranca con una tarifa de $ 12 y varía muy poco, incluso haciendo un viaje desde una punta a la otra de la ciudad”.
En el caso de Chacabuco, existe un mapa diferente al resto de los distritos en lo que respecta a la grilla de precios. Allí, desde el punto de partida hasta las diez cuadras de recorrido se cobran $ 8,50. Luego, el aumento no es proporcional cuadra por cuadra sino que las agencias tienen una tarifa prefijada de acuerdo con una segmentación por cantidad de cuadras realizadas. Por ejemplo, si el destino está entre las 11 y 14 cuadras, el cliente debe abonar $ 9,50; de 15 a 22 cuadras, $ 12; y de 23 a 30 cuadras, $ 13,50.

Pederiva defendió la tarifa juninense

El secretario general del Sindicato de Taxistas de Junín, Edgardo Pederiva, dio las razones por las que el servicio que se presta en nuestra ciudad tiene un costo sensiblemente superior al de gran parte del noroeste provincial.
Como primer argumento, el dirigente señaló que en los partidos vecinos ya no quedan taxis –dato que pudo ser comprobado por este diario-. “Son todos remises y ahí es donde se arma el lío porque hay autos de cualquier calidad llevando pasajeros. Acá hay un buen servicio tanto de taxis como de remises, la flota de ambos se ha renovado muchísimo”, destacó el gremialista.
En cuanto a los motivos de la subsistencia del taxi en suelo juninense, Pederiva explicó que “acá hay un sindicato y siempre estuvimos en la defensa de nuestra actividad; si no hubiese existido nuestra institución, ya no quedarían más taxis acá tampoco. En su momento, cuando llegaron los remises había 120 y había hasta un Renault 4 L, entonces era una competencia muy desleal”.
Consultado sobre los motivos que llevan a los empresarios del sector a cobrar más caro que en el resto de los distritos, Pederiva aseguró que “Pergamino está cobrando más o menos lo mismo que nosotros. Que en algunas ciudades más chicas cobren menos, puede ser. Pero acá te piden mil requisitos para sacar un auto como taxi a la calle: tenés que contar con todo al día, Inspección General hace un control muy fuerte, que me parece bárbaro para que el servicio sea seguro”.
“En otros lugares cobran al voleo, en los pueblos chicos no se sabe lo que pueden cobrar. El taxi acá paga monotributo y otras cosas que por ahí ellos no pagan. A Junín hay que compararla con otras ciudades de más de cien mil habitantes o bien con Capital Federal”, manifestó el titular del sindicato “tachero”.

COMENTARIOS