None
DESTACO EL CRECIMIENTO DEL SECTOR

Palma: “Por el crecimiento industrial, en Junín subió el 12% el consumo eléctrico”

El secretario de Desarrollo y Planificación Estratégica del Gobierno local adelantó en una entrevista exclusiva con DEMOCRACIA que la ampliación del actual parque podría concretarse con la intervención del sector privado.

El secretario de Desarrollo y Planificación Estratégica del Gobierno local, Oscar Palma, destacó el avance de la industrialización en Junín y aseguró que “hay un enorme potencial de empresas que quieren instalarse en el Parque Industrial”, en una entrevista con DEMOCRACIA, realizada este viernes en el MUMA, luego de la presentación del kit de seguridad para adultos mayores.
Además, el funcionario adelantó que se está trabajando para la construcción de un nuevo parque, con fondos provenientes tanto del Estado, como del sector privado. En este orden, espera que antes de fin de año estén avanzadas las negociaciones para su concreción.

-¿Qué proyectos hay para este año?
-Tenemos varios pedidos de empresas que quieren instalarse en el Parque Industrial, pero el predio ya no tiene más capacidad. Hay empresas que están construyendo, hay algunas que van a empezar a construir en los próximos meses, pero tenemos la posibilidad de ampliarlo.
Obviamente que con financiamiento municipal va a ser muy difícil. Por eso estamos hablando con algunas empresas privadas, porque probablemente hagamos un parque mixto entre privado y público y ahí podríamos hacer la ampliación mucho más rápido.
Lo que si hay es un potencial muy importante de empresas para instalarse: empresas pequeñas y medianas de Junín que tienen la necesidad de trasladarse, y empresas de afuera que tienen intenciones de invertir en obras importantes.
Así que estamos haciendo las gestiones para poder hacer este parque mixto, con la idea de llegar a fin de año con algo mucho más concreto.

-¿La ampliación sería en el mismo lugar?
-Nosotros tenemos alquilado un predio en frente del actual parque. Ahora la Universidad ha comprado su propio terreno, con lo cual la idea es comprar ese predio. Hemos hablado con los propietarios y están de acuerdo en hacer esta operación. Así que estaríamos en la continuidad, hacia el lado de Agustín Roca, ampliando sobre la Ruta 188, en 53 hectáreas más.
Hoy son 85 hectáreas, por lo que estaríamos casi duplicando la superficie y armando un diseño distinto, más sectorizado, con la posibilidad de que pequeñas industrias también se puedan ubicar en lotes más pequeñas.
Porque hay empresas que por ahí construyen 400 metros de galpón y son lotes de 3000 metros. Entonces la idea es parcelar en lotes más pequeños y poder incorporar la mayor cantidad de empresas que se pueda.

-¿Se va a construir una planta de biodiesel?
-Sí. Esta es la empresa que lamentablemente fue mal cuestionada en campaña. Hay una ley nacional que plantea que las empresas que se dediquen a biocombustibles tienen que ser sociedades nuevas, para evitar que se metan las empresas de extracción de petróleo y darles la posibilidad a los productores de que puedan tener participación en la empresa.
Por eso todo lo que se dijo acerca de que la firma no tenía experiencia, la misma ley lo preveía.
Y hay varias empresas más. El Molino Muscariello va a empezar por parte, porque son emprendimientos muy costosos y va a ser una cuestión paulatina.
Después varias empresas pequeñas que van a descongestionar el casco urbano.

-¿Qué beneficios tiene para el ciudadano de a pie que crezca el Parque Industrial?
-La mayoría de las empresas de Junín que se han trasladado al parque tenían un límite de crecimiento, estaban en un predio donde no tenían posibilidades de crecer.
El beneficio es que pueden ampliar su producción, lo que genera más mano de obra, más inversión en cuanto a la construcción nueva, pero a su vez la posibilidad de ampliar la planta productiva.
A su vez, la empresa tiene beneficios, por la exención impositiva local y provincial.
Cierra por todos lados. Las empresas funcionan más tranquilas, no tienen problemas con los vecinos. Y hay más trabajo para los juninenses.

-¿Cuánta gente trabaja hoy en el Parque?
-Estamos más o menos en 750 personas. Creo que cuando estén todas las empresas funcionando, tiene que duplicarse el número. No hay un techo.

-¿Qué opina de las críticas que algunos sectores de la oposición le hacen al Gobierno local, respecto de la ausencia de grandes industrias en Junín?
-Yo creo que Junín es una ciudad industrial. Cuando uno mira el crecimiento, mira el consumo de energía de las ciudades. En el 2011 –no tengo el dato cerrado- Argentina creció el siete por ciento de consumo eléctrico y se estima que Junín creció el 12 por ciento. Esto implica que hay más industria, que es la que genera más consumo.
La ciudad consume 40 megas y el Parque consume el 10 por ciento de ese total. Estamos hablando de un número muy importante.
El otro tema, que es la gran discusión, es si el campo es industria o no. Si uno lo toma desde el concepto del valor agregado, el campo genera mucho valor agregado, por lo tanto es una industria. Hay gente que no lo considera así.
Hay personas que no visualizan a Junín como una ciudad industrial, porque no hay seis o siete industrias importantísimas que generen 500 puestos de trabajo cada una.
Pero esto tiene que ver con una política de lo que uno quiere. La estrategia del gobierno es generar muchas industrias pequeñas y medianas, porque cuando hay crisis, las empresas grandes tienden a echar a los empleados. En 2008, por ejemplo, Rafaela echó mucha gente y en Junín prácticamente no hubo despidos.

COMENTARIOS