None
“ENGRIPPADOS”

Cierra la muestra local en homenaje a Víctor Grippo

Este domingo, a las 19, en el MUMA, con una visita guiada. El artista juninense es el único argentino exhibido en las salas permanentes de la prestigiosa Tate Modern de Londres.

El próximo domingo, a las 19, en el patio del Museo de Arte Angel María de Rosa (Roque Sáenz Peña 141), se llevará a cabo la intervención artística “Acá está la papa…frita”, como cierre de la muestra denominada “Engrippados”, en homenaje al destacado artista juninense Víctor Grippo.
Según comentaron desde el grupo que organiza la exposición, Ecolectivo (integrado por Susana Názer, Carlos Macheratti, Romina Paesani, Silvina Torviso, Daniel Sarobe, Estela Centeno y Andrea Ciaravino), el público podrá llevar papas para participar del arte-acción comestible.

Biografía

Víctor Grippo nació el 10 de mayo de 1936 en Junín, provincia de Buenos Aires.
Inició sus estudios de dibujo, pintura y escultura con el profesor Comuni en el Museo Municipal de Bellas Artes local. En la Universidad de La Plata estudió bioquímica y concurrió a seminarios de diseño de Héctor Cartier.
Produjo obras que incluían mecanismos cinéticos y, a partir de 1970, comenzó una serie de trabajos que fueron ubicados dentro de la tendencia de lo conceptual, partiendo de la observación de procesos de la naturaleza para simbolizar situaciones universales, y destacándose su singular concepción de energía.
Dio conferencias y seminarios en museos y universidades de la Argentina y el exterior. Fue el primer artista extranjero invitado a trabajar en Porthmeor Studios, St. Ives, Cornwall, (Inglaterra, 1997).
Expuso individualmente desde 1953. En 1995, en Inglaterra y en Bélgica, se organizaron dos muestras antológicas de su obra. Además, participó en un sinnúmero de muestras colectivas en la Argentina y en el exterior.
Representó a la Argentina en las bienales internacionales de San Pablo, Porto Alegre, Tokio, Venecia, La Habana y Kassel. Figura en el 20th Century Art Book como uno de los artistas más representativos del siglo XX.
Entre los numerosos premios y distinciones que recibió, se destacan el Gran Premio Itamaraty de la Bienal de San Pablo (1977), el Paz UNESCO, la Medalla Trapiche, el Leonardo y el de la Asociación de Críticos de Arte.
De hecho, sus instalaciones, objetos, mesas, herramientas, cajas y construcciones lo enmarcan en un conceptualismo poético y refinado que lo destacaron tanto en la escena local como fuera de nuestras fronteras: entre otras cosas, es el único argentino exhibido en las salas permanentes de la prestigiosa Tate Modern de Londres.
En una obra paradigmática, “Tabla”, de 1978, Grippo escribió: “Sobre esta tabla, hermana de infinitas otras, construidas por el hombre, lugar de unión, de reflexión, de trabajo, se partió el pan, cuando lo hubo, los niños hicieron sus deberes... Se derramó agua, también vino y no faltaron las manchas de tinta que se limpiaron para poder amasar el pan”.
Falleció el 20 de febrero de 2002.

COMENTARIOS