None
ENCUESTA EXCLUSIVA DE DEMOCRACIA

YPF: el 72% cree que la Argentina se verá afectada en el plano internacional

El 43.46% de este porcentaje consideró que la expropiación de la compañía petrolera “debería estudiarse mejor”. No obstante, el 28.69% afirmó que “al país igual le conviene”. Sólo el 27.85% opinó que esta decisión no le traerá inconvenientes al país.

Más de siete de cada diez votantes (el 72.15%) en la encuesta publicada esta semana en el sitio de Internet de DEMOCRACIA (www.diariodemocracia.com) consideraron que el proyecto de expropiación del 51% de YPF que impulsa el Gobierno nacional “afectará las relaciones internacionales de la Argentina”.
Sin embargo, de ese porcentaje, un 43.46% opinó que la iniciativa oficial “debería haberse estudiado mejor”; y un 28.69% aseveró que si bien la Argentina se verá perjudicada por la decisión de la Presidenta, “al país igual le conviene”.
Sólo el 27.85 de los participantes rechazó que la medida adoptada por el Ejecutivo pueda complicar a nuestro país en el plano mundial. En total, votaron 237 personas.

Frente de “nubarrones”

Las provincias de Buenos Aires y Santa Fe parecen decididas a luchar a brazo partido por una butaca en la mesa ejecutiva de la YPF estatal y con su reclamo acercar más nubarrones a la gestión oficial en la principal petrolera nacional.
Con el as bajo la manga que significa contar en su distrito con la mayor refinería de YPF en el país, ubicada en la localidad de Ensenada, el gobernador Daniel Scioli insiste en que a Buenos Aires le corresponden acciones de la compañía que la Casa Rosada busca expropiarle a la española Repsol.
Scioli ha mantenido en los últimos días reuniones con legisladores e intendentes con el objetivo de sumar adhesiones y mostrarse firme en su intención de participar del negocio, más allá de que sus colegas de las provincias productoras no parecen -en absoluto- dispuestos a ceder terreno.
En ese grupo, que cuenta con la venia del Gobierno nacional, el mandatario de Río Negro, Alberto Weretilneck, es quien lleva la voz cantante entre quienes se oponen al eventual ingreso de distritos no petroleros en el directorio de la nueva YPF y a la distribución de utilidades.
Ocurre que el proyecto de ley que impulsa la nacionalización de la empresa plantea que el "51 por ciento de las acciones sujetas a expropiación -en detrimento de Repsol- quedarán en manos del Estado Nacional y que el 49% restante se distribuirá entre las provincias" petroleras. ¿Pero qué significa esto traducido en dinero? La caja en discusión sería de unos 1.350 millones de pesos, que es lo que se estima corresponderá al 25% de las acciones expropiadas que irán a manos de los 10 integrantes de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).
Esta cifra se calculó de acuerdo con las ganancias totales de YPF el año pasado, las que rondaron los $ 5.395 millones, según un relevamiento de la consultora Abeceb.com.
Pese a que Buenos Aires no es una provincia petrolera, en ese distrito funciona la Refinería La Plata de YPF, que inició sus actividades en 1925 y posee una capacidad de procesamiento de 30.000 metros cúbicos de petróleo por día.
Esa planta, de este modo, es responsable del 30% de la capacidad de refinación total de la Argentina.
En sintonía con la provincia que encabeza Scioli, Santa Fe también planteó su deseo de "participar del paquete accionario" de la ex filial argentina de Repsol.
Así lo manifestó el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi: "Si bien Santa Fe no es una provincia petrolera, por historia y por la dimensión de las actividades que aquí se realizan y pueden llevarse adelante merece formar parte de YPF y también de participar de sus ganancias", afirmó.
En este tira y afloje entre gobernadores deberá terciar Cristina, quien en diversas oportunidades mantuvo acercamientos y distanciamientos con Scioli, por distintos motivos.
Un nuevo frente de tormenta se asoma de esta manera en el horizonte cercano de YPF, después del revuelo que causó en el ámbito internacional la decisión del Gobierno de avanzar en la nacionalización de la petrolera.

COMENTARIOS