None
UNNOBA

Crearán un laboratorio de investigación y desarrollo de energías renovables

El proyecto LIDER incluirá la instalación de equipos para ensayos con distintos tipos de energía y prevé una interacción con el sector agroproductivo.

La Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (UNNOBA) proyecta instalar un Laboratorio de Innovación y Desarrollo de Energías Renovables (LIDER), en un predio que es propiedad de esta casa de altos estudios, situado a siete kilómetros de nuestra ciudad, donde la Escuela de Ciencias Agrarias realiza actividades experimentales.
En diálogo con DEMOCRACIA, el ingeniero Daniel Galli, coordinador de las carreras de Ingeniería Mecánica e Ingeniería Industrial, dependiente de la Escuela de Tecnología de la UNNOBA, explicó que LIDER forma parte de un conjunto de actividades vinculadas a las carreras de ingeniería que tienen su eje en el tema energía, y que los plazos de ejecución de la obra, prevén su culminación para fines del presente año.

Maquetas dinámicas

“En el corto plazo –adelantó-, se contará con maquetas dinámicas (escalas de laboratorio), para que se puedaabordar académicamente las condiciones de sol, viento y tierra del noroeste de la Provincia, como recurso alternativo de fuente de energía".
Se tiene previsto adquirir equipamiento para: ensayos de distintos tipos de rotores y variados rangos de velocidades del viento; fuentes de iluminación para excitar a un panel solar para generar EE; y emplear como materia prima a todo desecho con contenido orgánico.

Funciones

Según lo explicado por el entrevistado, el proyecto LIDER servirá no sólo para lo académico y para la investigación, sino también para lo productivo.
“El primer impacto es al interior de la universidad, para fortalecimiento de la identidad con acciones de alta consideración social y tecnológica. Esto implica profundizar la formación de nuestros profesores y auxiliares docentes especializados en temas energéticos y, específicamente, la realimentación de los contenidos curriculares de las carreras de Ingeniería: luminotecnia, física cuántica, fluidos, máquinas eléctricas, convección y conducción del calor, electrotecnia, termodinámica, sistemas de control, microbiología mndustrial, entre otros”, manifestó.
“A mediano plazo (post 2013) el laboratorio permitirá mejorar la integración universidad y agroproductores, y protagonizar una actuación sustentable de la ingeniería, ofreciendo desde las carreras de la UNNOBA, por ejemplo: asistencia para la innovación y desarrollo de nuevos conocimientos y nuevos productos inherentes a: efecto fotoeléctrico de distintas sustancias; conversores / inversores de EE; baterías; modelizado matemático de rotores eólicos; alternadores y sensores de velocidad del aire; entre otros. A más largo plazo, se quiere contar con un modelo eco-agro-energético –productivo sostenible”, destacó.

Investigación-Producción

“Si asociamos el laboratorio a otra serie de actividades inherentes al tema tratado, como ser: existencia de un grupo de investigación sobre el tema energía integrado por docentes de las carreras de Ingeniería; más la creación de un grupo de docentes auxiliares con especial formación de postgrado; adicionándosele un grupo de Extensión Universitaria que presenta apoyatura a microempresas y hasta una Tecnicatura en Gestión de Recursos con orientación Energías Renovables que se encuentra en etapa de elaboración para la oferta UNNOBA 2013, entonces el laboratorio denominado LIDER será un puente eficaz para juntar las potencialidades académicas con las productivas”.

Energía y medio ambiente

Respecto a las ingenierías renovables y su aplicación, el ingeniero Galli explicó: “En este tema de las energías alternativas, muchas veces se genera un debate. Es común que organizaciones no gubernamentales ambientalistas tengan un discurso diferente al del sistema productivo. En realidad nadie persigue el subdesarrollo sustentable, o por lo menos ninguno de los que nos dedicamos a las cuestiones tecnológicas perseguimos eso. Perseguimos un desarrollo sustentable: eso implica crecer, producir bienes y servicios, interactuando con el ambiente, esto se puede hacer bien, y si no se puede no hay que hacerlo. La tecnología te ofrece herramientas para mitigar efectos ambientales, en la creación de energías”.
“Las fuentes de energías alternativas que tanto pregonamos, son justamente para evitar cierta contaminación que ocurre con las energías convencionales, porque el modelo, la matriz energética de la Argentina, y de la mayoría de los países del mundo, tiene un fuerte componente de combustibles fósiles y no hay autoabastecimiento completo.
Lo mismo pasa en el análisis que se haga de cualquier energía, entonces se trata de construir un modelo, una matriz energética que tenga más de renovable y menos de combustibles fósiles, porque no va a contaminar y nos ayudará a resolver una ecuación económica a futuro", afirmó.

COMENTARIOS