COMISION DE SEGUIMIENTO DE LA TASA COMPLEMENTARIA DE SEGURIDAD

Cademartori dijo que se tendrán que arreglar todos los patrulleros rotos

Señaló que el aumento del 50 por ciento de la Tasa permitirá hacer una mayor inversión para poner el parque automotor policial en condiciones.

Más de 15 patrulleros están en los talleres municipales a la es-pera de ser reparados.

Unos cuatro estarían completamente fuera de servicio con daños materiales muy importantes, en tanto que muchos otros necesitan distintas refacciones.

Oscar Cademartori, presidente de la Comisión de Seguimiento de la Tasa Complementaria de Seguridad, expresó: «Hay muchos vehículos rotos pero ahora debido al aumento de la Tasa Complementaria de Seguridad (que es del 50 %), empezará a ingresar más dinero y directamente se van a tener que arreglar todos y estar todos en la calle».

Respecto a los móviles relativamente nuevos con importantes daños en su es-tructura, debido al intenso uso, opinó: «Los vehículos se rompen cuando tantas manos los usan, eso ocurre hasta con un taxi también. Y por otra parte a veces controlando las cosas un poco mejor, cuando van a ciertos barrios pueden ser rotos también, por cascotazos que tiran a la policía. Falta un poco el respeto a la autoridad. Se están perdiendo esas cosas».

Sin presiones

Tras ser confirmado en su cargo de presidente de la Comisión que controla los fondos de la Tasa Complementaria de Seguridad, el directivo confía en que podrá haber una mayor inversión en reacondicionar el parque automotor.

Cademartori dijo que tenía muchas ganas de seguir trabajando «con un poco menos de presión.

«No quiero que me presionen porque me gusta trabajar bien, sé hacer el trabajo y lo que no, lo pregunto», apuntó.

Señaló que en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2006 hubo un superávit de 31.690 pesos. «Con esto se emparejó prácticamente el resumen de todo el año, pero quedó una deuda flotante porque hay proveedores que aún no se les terminó de pagar, porque las prestaciones se dieron en diciembre y cobrarán en enero», explicó.

Confirmación en su cargo

El directivo recordó que días atrás convocó a una reunión con directivos de la comisión de seguimiento y quedaron superados los entredichos que tuvo con Héctor Azil, su antecesor en la misma entidad.

Según lo expuesto por Cademartori, si bien presentó su renuncia a los presentes, la misma no fue aceptada. Señaló que también había hablado del problema con los integrantes de la Capynoba y después de dos reuniones, (lunes 15 y 24 de enero), se decidió que siguiera siendo presidente de la comisión de seguimiento.

COMENTARIOS