BANCO DE LA NACIÓN ARGENTINA

No se han concretado créditos para inquilinos que quieran comprar casa

Si bien este programa de préstamos hipotecarios fue lanzado a mediados del año pasado, en Junín aún no pudo concretarse ninguna operación crediticia.

En diálogo con DEMOCRACIA, Juan Carlos Delamer, gerente comercial de la Sucursal Junín del Banco Nación, actualmente interinamente en reemplazo del gerente de la sucursal, Carlos A. Senn, explicó los motivos de la no otorgación de créditos hipotecarios a inquilinos.

Aproximadamente, en octubre del 2006,  se hizo un lanzamiento de los denominados «Créditos personales hipotecarios para la vivienda, Segmento Inquilinos».

«Desde su presentación, hubo innumerables consultas de todo tipo. Hay que tener en cuenta que cuando se lanzó la línea tenía algunas exigencias mayores que luego se fueron puliendo, por ejemplo, las presentaciones de los recibos (oficiales o no), que los contratos estén legalmente formalizados y además que las cuotas del crédito sean de un monto relacionado con el del alquiler que está pagando. Más allá que al principio el anuncio decía que no había que tener para nada en cuenta los recursos, y que la cuota jugaba con el alquiler que pagaba el inquilino, el banco tomó los recaudos», explicó.

De acuerdo a lo expuesto por Delamer, indudablemente la cuota a la que puede acceder el cliente tiene una relación respecto al costo que hoy por hoy tienen las viviendas.  «Yo con esto no estoy diciendo que sean caras o baratas porque estaría cometiendo un error de entrar al mercado inmobiliario, digo que en relación a lo que la gente puede sacar no le alcanza para comprar una vivienda», dijo.

Otros créditos hipotecarios

Cabe mencionar que además, en el Banco Nación hay otros créditos hipotecarios, los comunes que se ofertan habitualmente y tampoco han producido demasiadas operaciones, o no las que se esperaban tener.

«En los dos últimos años, si bien de pronto uno quiere tener una mayor colocación, se han tomado muchos créditos hipotecarios donde los ingresos de la persona, o de la familia, son los que determinan el valor del crédito a recibir y la cuota a pagar. Por el contrario, en lo que hace a la franja de inquilinos, las consultas fueron muchas pero el otorgamiento ha sido en menor escala», explicó Delamer.

En lo que hace a créditos hipotecarios comunes, de acuerdo a lo expuesto por Delamer, en el 2006, hubo un poco más de toma de créditos comparado con las concretadas en el 2005, aunque no en la medida de lo esperado.

Conclusiones

De todo lo explicado por el gerente entrevistado se deduce que muchas veces las casas no están al alcance de las personas que la necesitan, principalmente por los valores que tiene el mercado actual. «Es así que para inquilinos, en la Sucursal Junín del Banco de la Nación, no hay todavía ningún préstamo contabilizado, en tanto que son unos 15 los que están acordados y en las ultimas gestiones para su otorgamiento», acotó.

Parece ser que entre las exigencias que tiene el Banco, para que un inquilino acceda a un préstamo, con cuotas similares al monto que paga por el alquiler, necesita tener un contrato de alquiler firmado y armado como marca la ley, algo que en el mercado casi no existe, entonces se flexibilizó esa exigencia y si bien el contrato de alquiler debe ser conformado como marca la ley, el sellado puede hacerse al momento de la operación. En suma se fueron facilitando algunas cosas.

«Consultas sobraron, pero la mayoría no califica por no tener los antecedentes que se piden para esta circunstancia, y en aquellos casos en que califican, con el monto que el banco puede llegar a dar (a devolver en cuotas cuyo valor es similar al alquiler estaba pagando el inquilino), no le alcanza para comprar la vivienda que aspira, o directamente no consigue vivienda a ese precio», señaló.

COMENTARIOS