None
EL DOCTOR RICASOLI CALIFICO LA SITUACION COMO «MUY GRAVE»

Alertan sobre la falta de donantes de sangre

Por la ley de centralización, se envían las extracciones al Instituto de Hemoterapia de La Plata para su análisis y la demora de los resultados, ha obligado a posponer cirugías.

La falta de sangre en el Instituto de Hemoterapia de la Provincia alcanzó en las últimas horas niveles preocupantes, que obligaron a diferentes hospitales, ya sean públicos o privados ubicados en territorio bonaerense, a suspender o reprogramar operaciones en las que no peligra la vida de los pacientes. En su edición de ayer, DEMOCRACIA informó que si bien las autoridades del Instituto de Hemoterapia -ubicado en 15 y 66 de La Plata- se manifestaron satisfechas con el nivel de sangre con el que habían transcurrido las Fiestas de fin de año -un momento siempre difícil-, de repente la cantidad de donantes se desplomó a menos de la mitad, y la demanda se disparó producto de las necesidades en intervenciones de alta complejidad, como los trasplantes y los accidentes, habituales -generalmente provocadas por los siniestros en las rutas- en este período del año.

La situación planteada

Con esa ecuación, comenzaron los problemas en el denominado «banco de sangre», lo que repercutió notablemente en el abastecimiento a los hospitales que, como se explicó, en estas últimas 48 horas se vieron obligados a suspender o reprogramar cirugías.

Nora Etchenique, directora del Instituto de Hemoterapia, aseguró que «la gente se va de vacaciones y se olvida que los pacientes siguen internados. El problema actual es el mismo de todos los veranos, de Semana Santa y de las fiestas de fin de año. Aunque en esta oportunidad habíamos llegado a los primeros días de enero con buena cantidad de donantes». «Habitualmente -agregó Etchenique- tenemos 150 donantes por día, y ahora tenemos 70 o a lo sumo 80, por lo que se hace muy complicado el abastecimiento. Y las dificultades se agravan cuando se trata de pedidos por accidentes o intervenciones de alta complejidad, porque son los que más sangre necesitan».

Etchenique señaló que «en el caso de los accidentes, uno no sabe qué tiene hasta que opera al paciente; en los trasplantes de médula, por ejemplo, es muy grande tanto el requerimiento de sangre como de plaquetas. Y en cirugías cardiovasculares como en oncología, la sangre es un soporte insustituible».

El panorama en Junín

Durante la conferencia de prensa brindada en la mañana de ayer, DEMOCRACIA consultó respecto a este tema al doctor Claudio Ricasoli, director del Hospital Interzonal «Dr. Abraham Piñeyro» de nuestra ciudad.

Al respecto, Ricasoli dijo que «es un problema muy grave. Los donantes de sangre cada vez son menos y es un déficit que tiene la provincia y desde que existe la ley de centralización ese déficit es más acuciante en algunas instituciones».

Explicó que en nuestra ciudad hay dos instituciones que centralizan, una de ellas es privada con la cual el Hospital no puede centralizar pero sí algunos centros asistenciales privados y la otra institución es el Instituto Provincial de Hemoterapia, con el cual sí está centralizado el «Abraham Piñeyro».

El profesional manifestó que «esto nos ha traído inconvenientes. Hemos ya programado los viajes de la ambulancia para ir a buscar la sangre y a veces lo debemos hacer dos o tres veces por semana, porque a veces cuando va, no hay sangre para reponer la que por allí nosotros llevamos».

Señaló que la sangre de los donantes juninenses en el Centro de Hemoterapia del Hospital «es derivada para su estudio al Instituto Provincial de Hemoterapia y luego regresa a Junín. Generalmente retorna la misma cantidad, pero explicó que «para nosotros el día de viaje es el martes. Llega el chófer temprano a La Plata con 50 bolsas de sangre, pero el análisis de las mismas por ahí no se hace todo el martes, porque deben analizarse las bolsas de sangre de todos los hospitales de la provincia y entonces, la ambulancia debe volver el viernes a buscar el resto del martes».

Esta ley de centralización -indicó Ricasoli- establece que «todo lo que es serología y compatibilidad para la sangre se realice en un solo lugar. Desde el punto de vista técnico-administrativo está bien, a pesar de que en la práctica genera inconveniente. Este sistema permite que no haya deficit en reactivos, se asegura que toda la sangre esté bien estudiada y analizada, ya que es muy caro el análisis de la bolsa de sangre».

El doctor Ricasoli manifestó que todo esto obligó a posponer cirugías mientras que en el Hospital San Martín de La Plata, el martes anterior se debieron suspender 18 cirugías.

COMENTARIOS