Las promociones, una forma de impulsar las ventas.
Las promociones, una forma de impulsar las ventas.
FECHA ESPECIAL

Expectativas con las ventas del Día del Padre en los comercios de Junín

Democracia consultó con comerciantes sobre lo que esperan en cuanto a operaciones y las promociones disponibles para comprar el regalo a papá. Aseguran que, en este mes, a pesar de la gran caída que arrastra el consumo, se ve una leve mejora y más movimiento.

Las fechas especiales son las más esperadas para el comercio ya que aún, cuando las ventas no representen un alto porcentaje, suelen dar aire a ciertos rubros, especialmente en un contexto de crisis económica con una caída del consumo que no repunta y dificulta cada vez más la realidad de muchos negocios en la ciudad.

Así como el Día de la Madre o el Día del Niño, el festejo del Día del Padre que llega este domingo ya genera consultas de precios e incluso algunas compras adelantadas, aunque en su mayoría el mayor movimiento se da en esta semana previa, más que nada en viernes y sábado.

Democracia consultó con comerciantes sobre las expectativas, las promociones y lo que mencionan como una leve mejora para el comercio en este mes de junio.

 

Mayor movimiento

Con meses que arrastran números difíciles de digerir para el comercio, por las escasas ventas y los altísimos costos de tarifas y otros gastos fijos, junio parece experimentar un pequeño repunte. Un poco por el clima frío y la necesidad de hacernos con ropa propia de esta época del año, pero sin dudas también por el impulso que genera la fecha especial.

En diálogo con Democracia, Verónica Mingorance, de Casa Mingorance, destacó esa leve mejora y resaltó que la gente hoy en su mayoría compra especialmente por necesidad.

“Ya junio empezó con más movimiento, sobre todo los días fríos. Luego hubo un bache en el que la gente, claro está, empezó a esperar las promociones”, señaló en referencia, por ejemplo, a la del Banco Provincia, que tuvo lugar el sábado pasado y se repetirá este próximo.

“Se esperan mucho esas promociones. No obstante, desde acá tratamos de dar en 3 y 6 pagos, con cierto importe. Igualmente, la gente no quiere tanta cuota”, señaló sobre los clientes. “Tenemos todas las promociones, hacemos descuentos en efectivo, hay cosas en promoción. La idea es poder ayudar a todos a que puedan comprar, tener su regalito. Y también hay opciones bastante económicas”.

Sobre el movimiento en ventas, destacó que “es más tranquilo que otros años, desde ya, eso se nota un montón, pero se empezó a mover junio, se ve una pequeña recuperación”.

En cuanto a precios y elecciones, detalló: “Un sweater oscila entre 60 mil y 150 mil pesos. Hay quien lleva algo bueno, que sabe que le va a durar mucho. Pero también hay quienes eligen otras opciones. Los materiales más sintéticos son más económicos entonces hay un sweater, por ejemplo, de 69 mil que tiene más acrílico y menos lana. Es bueno, pero no es lo mismo que el de cashmere de 150 mil”.

Según Mingorance, se ve un cambio en el consumo: “Noto que la gente ya no compra por placer o gusto, compra lo que necesita. Y a veces prefiere pagar algo bueno antes que lo económico que a veces dura menos”.

Para los regalos más pequeños, a modo de atención, destacó las remeras, que parten desde los 22 mil pesos. También la ropa interior como medias, pijamas, bufandas, gorras tipo boinas o perfumes.

“Estamos todos esperando que la gente pueda comprar. El movimiento fuerte del Día del padre se me ocurre que será esta semana”, destacó a la vez que recordó el inicio del Big Sale: “Llega esta semana, pero ya tenemos cosas en promoción y creo que otros negocios también”.

 

Con ayuda de las promociones 

Por su parte Julia, de Center Deportes destacó que con el inicio de las promociones se ve un mayor movimiento. Asimismo, destacó que en el comercio se opta más que nada por regalar calzado.

“Esta semana empezaron las promociones y hay más movimiento” señaló y detalló los beneficios con tarjetas: “Banco Provincia hizo promociones los sábados. Nación hizo promociones con BNA a través de la aplicación. Y hay también de Tarjeta Naranja, Gaucha, Mutual Card, Full Card”.

A su vez destacó que “también tenemos el descuento de la casa, con débito, transferencia o de contado, que es un 20% menos, y eso la gente lo aprovecha mucho”.

Según la vendedora, “la gente busca precios y va a lo que necesita. Se compra lo que más se necesita, que hoy es sobre todo el calzado”. “Para esta fecha si hay más expectativas, uno sabe que va a haber más ventas”, reconoció, aunque entiende que “no se compara con otro año, pero bueno. Estamos arrancando la semana y se va a incrementar el sábado más que nada”. 

Verónica, del local Kevingston Junín, también remarcó una leve mejora de ventas en junio y destacó las promociones con las que cuentan de Banco Provincia, Nación, Cabal, Full Card, entre otras. 

“Junio mejoró un poco en comparación con otros meses, con ayuda de las promociones de los bancos. Y un poco también con el cambio de la ropa de invierno”, destacó.  

Sobre las compras por la fecha especial, reconoció que “la gente suele venir el último día”, aunque hay quienes ya vienen comprando y aprovechando las promociones. A su vez indicó que “los precios van desde 30 mil pesos una remera hasta 180 mil las camperas de abrigo”.

 

Ventas minoristas siguen en baja

De acuerdo al relevamiento elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas pymes continúan reflejando el impacto de la caída del consumo por la recesión, retrocediendo 7,3% anual en mayo frente al mismo mes del año pasado, a precios constantes.

El Índice de Ventas Minoristas Pymes repitió la caída de 7,3% anual de abril y acumula una retracción de 16,2% en los primeros cinco meses del año. 

De esta manera, el indicador tuvo un freno en el recorte del fuerte retroceso que venían mostrando las ventas, ya que en enero, febrero y marzo registraron una baja del 28,5%, 25,5%, y 12,6% anual, respectivamente.

Desde la entidad gremial-empresaria aseguraron que “la falta de ventas fue el principal reclamo de la mayoría de los comercios relevados”, precisando que “casi 7 de cada 10 negocios lo mencionó como su principal problema”. Asimismo, mencionaron que “otros dos puntos conflictivos, fueron los altos costos logísticos y los problemas de cobranza, que en la medida que la recesión avanza, se vuelven más acentuados”.

En cuanto al proceso de desaceleración de la inflación de las últimas semanas, desde CAME puntualizaron que “hubo mayor estabilidad en los precios al público en mayo, pero con otros costos como energía, combustible, alquileres, salarios, en alza, lo que complicó la rentabilidad del empresario” y advirtieron que “algunos manifestaron estar financieramente asfixiados”.

En el análisis por rubro, cinco de los siete sectores evaluados tuvieron disminuciones en comparación con el mismo período del año anterior. Solo textiles e indumentaria y calzado escaparon de la tendencia general, aunque con bases de comparación bajas.

Al respecto, el informe detalló que la mayor retracción anual se detectó en Perfumerías (-27,8%), mientras que los mencionados rubros de Textil e indumentaria y Calzados tuvieron aumentos de 14,1% y 0,4%, respectivamente.

COMENTARIOS
Noche de Gala en Concierto