El 20 de junio de 1982 se inauguró la oficina del correo en Morse. Hoy, todo es incertidumbre.
El 20 de junio de 1982 se inauguró la oficina del correo en Morse. Hoy, todo es incertidumbre.
CRECE LA PREOCUPACIÓN

Cierre de sucursales del Correo: preocupa el aislamiento de las localidades de la Región

Cada vez más empleados de diferentes oficinas aceptan los retiros voluntarios, la mayoría con más de 30 años de servicios; otros fueron jubilados o despedidos. La incertidumbre crece en localidades como O´Higgins, Morse, Pasteur, Rafael Obligado, Baigorrita, Alem y Alberdi. “No sabemos qué va a pasar”, destacaron.

A fines del mes de abril comenzaron los despidos en el Correo Argentino. A los más de 600 telegramas que fueron enviados bajo una "reestructuración y reorganización empresarial", se suman cientos de trabajadores que dejaron sus puestos de trabajo aceptando el retiro voluntario. "No nos queda otra, es eso o que nos echen", sostuvieron los ahora exempleados del correo, la mayoría con más de 30 años de servicio. 

"Hemos dejado nuestra vida en la empresa", relataron a Democracia y aseguraron que dieron muchas más horas de trabajo que las que les correspondía.

 

Junín, con retiros voluntarios

El 27 de abril despidieron alrededor de 600 empleados en todo el país bajo un telegrama que decía reorganización y reestructuración de la empresa. Fueron despedidos de un día para el otro. Entre ellos, un empleado de Junín luego de 31 años de trabajo. A eso, se sumaron tres personas que tomaron el retiro voluntario y tres más que están esperando la decisión de la empresa. Además, las sucursales de Morse, Baigorrita y Rafael Obligado fueron cerradas. 

Por ahora, el funcionamiento del correo es normal, pero la incertidumbre abunda entre sus empleados. 

"Hayciertas amenazas, o te vas o te echan. Pero si te echan, te pagan una indemnización a un 50%, no lo que corresponde", afirmó uno de los empleados, y agregó que "hay lugares del país donde el correo ya no presta el servicio”. 

 

El caso de Morse

En diálogo con Democracia, Guillermina Sofía, delegada de la localidad de Morse explicó que a Rubén Troilo, el cartero de hace 24 años, le faltaban pocos años para jubilarse y, como anteriormente había trabajado para el correo, se los computaron y lo jubilaron de manera anticipada. “Él venía todas las semanas a la oficina, manejaba todo de ahí y conocía a todo el mundo. No sabemos qué va a pasar ahora. La incertidumbre es total. Ahora hay asignada una chica que hace Morse, Baigorrita y Rafael Obligado tres veces a la semana. Pero viene, reparte y se va”, aseguró y agregó: “Creo que esto significa un atraso para todos los pueblos porque a Rubén lo esperábamos, lo llamábamos por teléfono, es un amigo para todos y ese trato no lo vamos a conseguir con otro servicio. Por eso todo esto nos afecta tanto como pueblo”.

En ese sentido, remarcó que Troilo significaba mucho para toda la población. “Además del rol social que cumple el correo, es perder a alguien a quien le tenemos mucho afecto, con el que, además de entregar una correspondencia, compartíamos un mate o una charla”, y añadió: “Realmente ahora no sabemos qué va a pasar con el servicio ni con la oficina”. 

 

Más pueblos aislados

A las localidades mencionadas, la incertidumbre se suma en General Viamonte, donde quedaron dos empleados encargados del servicio. En Roberts, en Lincoln, la oficina fue cerrada y en Pasteur y Arenaza temen correr la misma suerte. Por su parte, en O`Higgins, la oficina postal ya no existía, pero el servicio era brindado asiduamente por el cartero de 27 años de servicio, a quien no le aceptaron el retiro voluntario. 

Por otro lado, en el partido de Leandro N. Alem, la sucursal del pueblo homónimo fue cerrada. Y, según confirmó el Municipio, el mismo destino tendrá la sucursal de Alberdi, aunque su empleado, con 34 años de servicio, no aceptó el retiro voluntario y aún no tiene novedades sobre su situación. 

“Sin dudas, la decisión tomada por el Gobierno nacional representa un importante retroceso para nuestra comunidad toda. Desde la gestión municipal queremos expresar nuestro repudio ante esta situación y solidarizarnos con los trabajadores que acaban de perder su trabajo producto del brutal ajuste del gobierno que encabeza Milei”, sostuvieron desde el Municipio de Leandro N. Alem.

Por su parte, el intendente Carlos Ferraris afirmó: "Es un retroceso para nuestros pueblos. Siempre lo dije y lo sostengo: una puerta cerrada en un pueblo es un retroceso. Además, Milei no soluciona nada cerrando las oficinas de correo de los pueblos del interior; con la plata que gastó en karaoke del Luna Park y el viaje a España alcanza para sostener 30 años las oficinas de correo de Alberdi y Alem", y agregó: "Son tres puestos de trabajo menos y un servicio que pierden los pueblos".

 

Preocupación regional y provincial

El gobernador Axel Kicillof se mostró preocupado en las últimas horas por el cierre de las oficinas del Correo Argentino, en especial en el interior bonaerense, al señalar que “contribuye a aislar” localidades, al tiempo que perjudica la logística electoral.

“Es muy grave el desmantelamiento del correo que está ejecutando Milei en muchos pueblos de la provincia. Como cuando los gobiernos que admira cerraron el ferrocarril, contribuye a aislar al interior. Pero también preocupa mucho el efecto sobre los actos electorales”, sostuvo el mandatario en su cuenta de X.

En el marco de ese posteo, Kicillof compartió una nota del periodista Raúl Kollman para el diario Página 12 que afirma que “los 5.000 despidos y retiros voluntarios en el Correo Argentino impedirían, hoy por hoy, organizar el voto de los ciudadanos”.

Por otro lado, la diputada bonaerense Silvina Vaccarezza, de la localidad de Alberti, presentó un proyecto donde expresa su preocupación y rechazo a la medida adoptada por el Gobierno nacional en relación al cierre de sucursales pertenecientes a la empresa Correo Argentino y al despido de su personal.

"Según pudo conocerse esta semana, el cierre de oficinas de Correo Argentino se está dando en distintas ciudades y pueblos del interior bonaerense. La medida afecta no solo los puestos de trabajo, sino que genera complicaciones para pequeñas localidades, donde las oficinas se utilizan no solo por el servicio postal, sino también para cobrar distintos tipos de prestaciones sociales", sostuvo en un posteo en sus redes sociales y agregó: "A este momento, los avisos de cierres o la situación de incertidumbre se extendió, por lo menos, a sucursales en General Alvear, Roque Pérez, Roberts (Lincoln), González Moreno (Rivadavia), Alberti, Quiroga (9 de Julio), Henderson (Hipólito Yrigoyen), Adolfo Gonzales Chaves, Benito Juárez, Salazar (Daireaux), Pasteur (Lincoln), Colina (General La Madrid), Bonifacio (Guaminí), Monte Hermoso, Felipe Sola (Puan), Saliqueló, Saldungaray (Tornquist), Tres Lomas, y Pellegrini".

Por último, resaltó: "Estas acciones son una clara muestra de la ausencia de conocimiento del territorio, de las distancias y de las necesidades del vecino, y fundamentalmente del rol social que cumple el Correo Argentino. El ajuste y la búsqueda obstinada del equilibrio fiscal no debe traducirse en recorte de servicios fundamentales para la comunidad".

COMENTARIOS
Noche de Gala en Concierto