Roberto Mandrino, dirigente cooperativista, dio una charla en Credicoop.
Roberto Mandrino, dirigente cooperativista, dio una charla en Credicoop.
ANTE NUTRIDA CONCURRENCIA

Disertación en el Banco Credicoop sobre la fuerza transformadora del cooperativismo

Se realizó una charla sobre “Cooperativismo transformador y entidades de economía social” en la sucursal local de la entidad financiera, a cargo de Roberto Mandrino.

Roberto Mandrino, integrante de la Comisión Asesora Zonal y consejero administrador titular del Banco Credicoop, brindó una disertación en la sucursal local de la entidad financiera ante un nutrido grupo de representantes de entidades intermedias, integrantes de agrupaciones gremiales y empresariales, miembros de cooperativas y emprendedores de nuestra ciudad y de la zona.

La charla fue organizada por la Comisión de Asociados de la Sucursal Junín, que preside Gustavo Ariel Apodaca, y se enmarca dentro del ciclo de conferencias que habitualmente organiza la entidad local, oportunidad en que el disertante abordó el tema “Cooperativismo transformador y entidades de economía social”.

Tras la apertura y presentación realizada por el propio Gustavo Apodaca y la proyección de un video que sintetizó el origen, la trayectoria y los objetivos de la banca de crédito cooperativa, cuyo liderazgo nacional está representado por el Banco Credicoop, Roberto Mandrino analizó la coyuntura económica y política y trazó un panorama de la trascendencia que adquiere el funcionamiento del sistema cooperativo.

En ese sentido, Mandrino, quien además es profesor de Filosofía y empresario en la ciudad de Pehuajó, con un derrotero de más de cuatro décadas como dirigente del cooperativismo, destacó la doble misión que tienen este tipo de entidades, que desde el punto de vista social agrupan a personas detrás de un objetivo común y, por otro lado, desde el punto de vista económico se convierten en la empresa que procura un beneficio para sus integrantes.

“Un banco distinto”

El disertante hizo hincapié en que Credicoop es un banco distinto si se lo compara con cualquier otra institución del sistema financiero y resaltó que la entidad comenzó a gestarse hace un siglo con la primera Caja Mercantil Cooperativa, con sede en Villa Crespo, que hoy forma parte del propio Credicoop y que mantiene desde su nacimiento dos valores fundamentales: democracia y eficiencia.

Dentro de la misma línea, Mandrino explicó que a través de los años el sistema cooperativo tuvo que enfrentar adversidades, dificultades y problemas, pero supo evolucionar y transformarse en un camino alternativo sin perder sus valores, en el entendimiento de que “el cooperativismo es sinónimo de solidaridad”.

En tanto, sobre la diferencia entre los bancos privados y Credicoop dijo que “aquí no se busca una ganancia máxima en función del servicio que se brinda, sino que se ofrece el mejor servicio cobrando el menor costo posible” y explicó que ello ocurre porque “para nosotros la actividad financiera es un servicio de interés público. En consecuencia, no se persigue el lucro como único fin, sino que, por el contrario, se administran los recursos sin perder competitividad”.

Resultados positivos

Desde Credicoop se destaca que la política es “mantener tasas y comisiones por servicios más bajas en comparación con el resto de la banca privada, a la vez que se busca incrementar el nivel de excelencia en la calidad de los servicios y la modernidad y comodidad de las filiales y su equipamiento tecnológico”.

Mandrino puntualizó que ello es posible porque “el banco está conformado y dirigido por sus asociados, a quienes se destina la propuesta financiera y porque además los socios y las socias son quienes tienen el poder del voto. Es decir, un asociado un voto, y son los propios asociados quienes definen el destino del banco”.

El dirigente resaltó la importancia de la participación activa de la gente y en ese sentido dijo que “en cada una de las filiales existe una Comisión de Asociados, con más de 3.700 dirigentes que se encargan de la gestión”. Al explicar cómo funciona ese sistema, agregó que “de allí surgen los delegados, que conforman la máxima autoridad: la Asamblea general de delegados. Esta Asamblea elige entre sus propios integrantes a los miembros del Consejo de Administración, que a su vez designa nueve consejeros que constituyen la Mesa Directiva del banco, más un secretario de educación cooperativa”.

Mandrino, que en todo momento ponderó la importancia y trascendencia de la participación de los socios en el contralor de las entidades cooperativas para que estas funcionen adecuadamente, explicó que “el banco se encuentra organizado en 23 zonas geográficas y en cada una de ellas existe una comisión asesora zonal, integrada por los consejeros administradores, los presidentes de las comisiones de asociados de las filiales de esa región y los responsables de educación cooperativa zonales, que junto a los gerentes zonales trabajan como nexo de gestión entre el Consejo de Administración y las Comisiones de Asociados”.

En esa línea, Mandrino subrayó que estas estructuras institucionales “garantizan un pleno funcionamiento democrático de la cooperativa y sus órganos internos, configurando el modelo integral de gestión que transformó al Banco Credicoop en una de las principales instituciones del país y de Latinoamérica”.

El dinero argentino 

Bajo la consigna “el dinero de los argentinos en manos de los argentinos, Credicoop destina el 70% de los recursos al financiamiento de las pymes, porque sin lugar a dudas somos el banco de las pequeñas y medianas empresas”, señaló el dirigente.

Mandrino efectuó además un intercambio y debate con los presentes e incluso brindó asesoramiento a miembros de incipientes entidades cooperativas de transporte y de cultura de la zona. Asu vez, destacó la importancia del acompañamiento que se brinda a través de la Fundación Banco Credicoop a las empresas para realizar operaciones de comercio exterior.

También explicó que Credicoop se halla adherido al Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, y a través de esta entidad a Cooperar, y expresó que “desde 2012 se presenta el balance social cooperativo, auditado y reconocido por la Alianza Cooperativa Internacional de las Américas, balance que sin dudas refuerza la coherencia entre los principios y la gestión”.

Finalmente, y sin dejar de insistir sobre la importancia de la participación en las entidades cooperativas y en el estricto y riguroso control de su funcionamiento para evitar desvíos en sus objetivos, Mandrino dijo que el banco, a través del programa Credicoop y la comunidad, “mantiene permanente  contacto con más de 13.000 organizaciones sociales, de las cuales más de 5000 son cooperativas, y al mismo tiempo refuerza su tarea a través del Centro Cultural de la Cooperación que funciona bajo el nombre de Floreal Gorini, un dirigente cooperativo, tal vez el más importante de la historia, que dejó una huella imborrable”.

COMENTARIOS
Noche de Gala en Concierto