Sophie Tirouflet junto con Franco Acevedo.
Sophie Tirouflet junto con Franco Acevedo.
ARTISTA Y CREADOR AUDIOVISUAL JUNINENSE

"La limitación económica a veces es un impulso para crear con lo que uno tiene"

Franco Acevedo logró que otro cortometraje suyo sea seleccionado para competir en el concurso de Fundación Sagai. "El movimiento de todas las cosas - Biodrama II" se llama la producción con la que –aseguró por TeleJunín- tiende un puente entre “Buenos Aires, Junín y Francia”.

El actor y director juninense Franco Acevedo pasó por TeleJunín donde dialogó sobre su participación por segunda vez -la anterior había sido en 2021- en la Maratón Audiovisual de la Fundación SAGAI. Su corto se llama "El movimiento de todas las cosas - Biodrama II" y, además del realizador, participan en él las actrices Cristina Banegas y Sophie Tirouflet, y también Valentino Acevedo, sobrino de Franco.

“Lo que planteo no es una historia convencional con un principio, un desarrollo y un fin... Aunque sí lo hay, digamos, pero no como una historia contada con un relato más cotidiano.

La temática que abordo es bastante filosófica.  Hago como un planteo con algunos textos en francés y actúa una amiga -Sophie Tirouflet- que es francesa, y fusiono algunos textos de distintos autores. Por ejemplo, aparece una frase de Shakespeare que dice que estamos hechos de la misma sustancia que los sueños. Entonces, a partir de determinados textos que fui leyendo, y con imágenes, fue armándose este trabajo que estoy presentando”, resumió Acevedo el argumento de su obra durante la entrevista que concedió a TeleJunín.

Las producciones en carrera

En la web de Fundación Sagai (maratonaudiovisual.fundacionsagai.org) -donde se puede votar por el video de Franco entre otras poco más de 40 producciones en competencia- se puede ver "El movimiento de todas las cosas - Biodrama II" y se anticipa la trama: “Franco tiene 33 años. Su sobrino tiene 3 años. Hace 3 años murió su papá. Él piensa volver a Paris, mientras tanto continúa su arte, pinta. Él quiere ser libre, él baila, baila. En una fiesta dos actores aparecen y desaparecen. Bailan, beben, alteran su estado cotidiano. Dentro del baño suceden cosas. Una pareja quiebra. El tiempo pasa…”, se resume…

Salta a la vista un dato biográfico clave de la vida de Franco en este trabajo: la muerte de su padre que ocurriera en 2020 a causa del Covid-19. Un año después de aquel hecho presentó su primer audiovisual distinguido por Fundación Sagai, titulado “Perdí mi dirección” y que narra el regreso del joven a su ciudad de origen, Junín, en el fuerte contexto que planteaba la pandemia.

Ahora, Franco Acevedo vuelve a ser seleccionado –de una muestra original de 400 trabajos- para continuar desde otro lado este “Biodrama”, en un contexto de restricciones económicas en la Argentina para la realización audiovisual en particular y para toda actividad en general.

“A veces esto funciona como un impulso para crear con las herramientas que uno tiene. Digo, porque acá no tuve presupuesto. O sea: es básicamente amor, un poco de amor al arte, y tiempo, y dedicación… Trabajo, justamente”, explicó el artista.

Un trabajo casi artesanal

Como su primera producción, Franco Acevedo a esta también la realizó con un celular. “Con un teléfono se pueden hacer bastantes cosas, y hay incluso aplicaciones para editar y demás. Así que por el momento me interesa trabajar como más manualmente”, dijo el joven a modo de explicación de las ventajas que, como contrapartida, ofrecen las limitaciones económicas. 

“Por ejemplo, en la edición de este cortometraje, en algún momento estaba en una cafetería o en otro contexto y me baja quizás como una información, por ejemplo: ‘Ah, tengo que empalmar esta parte con esta otra’, entonces me lo anoto o lo hago como un ‘grueso’, como se dice en la jerga, y después ya quizás en mi casa o más tranquilo, en un espacio en el que pueda estar más cómodo, termino de hacer esa edición”, ejemplificó.

Otros hábitos de trabajo que dejó la pandemia y que el actor/director destaca es que “más allá de lo terrible que fue la pandemia, hoy yo estoy en Buenos Aires, en mi departamento, y puedo hacer un casting para México o España”.

Para promover talentos

Sagai, el organizador del concurso, es una asociación civil de gestión colectiva, sin fines de lucro, que recauda y distribuye los derechos intelectuales de actores, actrices, bailarines, bailarinas e intérpretes de voz. Y a través de movidas como la Maratón (que tuvo ediciones en 2021 y 2022) promueve la difusión de realizadores y artistas. Acevedo destacó el fuerte apoyo a los artistas que esta entidad brinda y que fue clave “durante la pandemia con la asistencia a los artistas”. El premio al que puede acceder Acevedo si gana es de 200 mil pesos “que me alcanzan para pagar a la actriz que trabajó y demás”.

Sobre la actriz francesa –Cristina Banegas es la narradora en off de tramos de la historia-, Acevedo dice: “Ella es divina. Nos conocimos en un curso en Sagai, justamente, donde uno se va formando también, y ahí intercambiando palabras... Yo había estado viviendo en Francia. Entonces estuvimos hablando de eso, y bueno, generamos como una amistad” que derivó en este cortometraje.

Y resume: “Siempre quise hacer un puente entre Buenos Aires, Junín, y Francia. (…) Yo digo que son pocas las ciudades en la provincia de Buenos Aires que tienen la belleza y la oferta cultural de Junín… Tiene una tranquilidad… Y es como que cada vez que vuelvo encuentro lugares más lindos. Cada vez que vengo me sorprendo”.

COMENTARIOS
Llega hoy el Arribeños Rock