La tendencia es compartir varios platos y la comida rápida.
La tendencia es compartir varios platos y la comida rápida.
GASTRONOMÍA Y ESPARCIMIENTO

Salir a comer: varios platos compartidos y sin postre, la tendencia entre los juninenses

Ir a un restaurante de vez en cuando es una de las actividades de ocio más habituales. Hoy en día, hay mucho consumo de comida rápida y de pedidos entre varios para probar distintas comidas, aunque en este último caso también incide la cuestión económica.

El mundo gastronómico va variando, ya sea por una cuestión de moda en el consumo o por la situación económica de cada lugar. Pero lo cierto es que no es lo mismo salir a comer hoy en día que hace unos años atrás. Aunque el público es variado, generalmente prefieren compartir distintos platos para probar varias cosas y, a su vez, abaratar costos. 

Por otro lado, el consumo del postre en el mismo lugar es algo que se está perdiendo. La gente prefiere dar una vuelta después de comer y aprovechar a ir a una cafetería o heladería como una excusa más antes de volver a casa.

Democracia realizó un recorrido por algunos restaurantes para conocer los cambios en las costumbres de los juninenses. 

Tendencias 

Juan y Eli Rodríguez, dueños de Clásico y Moderno, dijeron que “es re loco, porque a lo mejor vienen dos amigas y se comen una hamburguesa cada una, al lado hay una mesa que está comiendo un plato elaborado por persona y atrás están compartiendo una pizza. Por eso hay que estar preparado para todo”. 

En el restaurante Tercer Tiempo es común que compartan platos, por un lado, por lo económico, pero también porque son platos grandes que llenan. “Por ejemplo, si son dos piden un solo plato, porque son platos grandes y comparten. O piden una entrada y luego un segundo plato y con eso comen”, describieron. 

Lo más común en el consumo de su público son sanguches, todos los cortes de carne y los distintos tipos de risotto con los que cuenta la carta. Por el contrario, el que quiere salir del paso pide una pizza como “algo rápido”. 

En el caso de City Rock, el fuerte de la carta son las pizzanesas que salen con fritas y las pizzas. “La gente últimamente comparte. A veces si son familias piden uno cada uno, pero sino comparten generalmente” a lo que agregó “es muy variado. Hay familias que comen una pizza entre cuatro y hay familias que piden un sanguche cada uno, depende”. 

El postre 

En lo referido al postre, es cierto que “a la gente le gusta ir a comer el postre a una heladería o a otro lado, como para dar una vuelta después de cenar”, afirmaron Juan y Eli Rodríguez. Es que, ellos también son dueños de una heladería y perciben claramente cómo el flujo de gente aumenta en ese tramo horario. 

Por su parte, el restaurante Tercer Tiempo mencionó que “es verdad que no piden postre porque el plato es muy fuerte, se llenan. Lo que sale siempre es el volcán porque es el más famoso, pero nada más”. 

En City Rock pasa algo similar. El flan casero es el postre más popular entre su público y sale a menudo. De hecho “lo tenemos solo en verano porque lo piden mucho, pero en invierno ya no lo hacemos”, explicaron. Sin embargo, además del flan casero en la carta también hay helado en porciones y no lo suelen pedir. “La gente prefiere ir a una heladería, más aun en verano”, afirmaron. 

Precios y gastos 

En cuanto a lo que suele gastar el público que decide comer fuera de sus casas, se trata de algo muy variado. Todo va a depender de qué platos consuman y si comparten o no, explicó Rodríguez. 

Aunque la mayoría de locales coincidieron en que el que sale a comer ya sabe cuánto va a gastar más o menos, por eso no están calculando o mirando los precios. 

Incluso en el caso de Tercer Tiempo, donde trabajan con reserva, mencionaron que como la carta está disponible en internet “la gente es como que se prepara, ya saben hasta que van a pedir”.

Para tener un estimativo, por persona como promedio el costo habitual es de 3.000 o 4.000 pesos, y si comen “bien bien”, con entrada, plato, postre y repitiendo bebida, el gasto es de entre 5.000 y 6.000 pesos.

Sunset y birra, el plan perfecto

De un tiempo a esta parte, despedir el día al aire libre con música en vivo y una cerveza bien fría mirando el atardecer –sunset en inglés- es uno de los planes más populares, especialmente en verano, ya que el clima acompaña. 

La idea es disfrutar al aire libre con amigos o familia. Esta tendencia surgió principalmente después de la pandemia, ya que se buscaba estar lo menos encerrado posible y que hubiera espacio suficiente entre unos y otros. Además, otro punto a favor es que este plan es válido para todas las edades. Desde adolescentes hasta adultos que van en pareja o se reúnen con amigos e incluso familias. 

Al ser lugares al aire libre, los niños tienen espacio de sobra para correr y divertirse sin la necesidad de que estén sentados en la mesa mientras los padres disfrutan de un tiempo de descanso y entretenimiento. 

La música siempre es un buen acompañamiento para este tipo de momentos y si es en directo, mejor. Por eso, para que el plan sea perfecto tiene que haber un Dj en el lugar. La música electrónica cada vez es más popular, entre jóvenes y adultos, y concretamente la tendencia para este tipo de plan es la música electrónica y dentro de esta la rama conocida como “chill out”. El concepto es un estilo más tranquilo, relajante y armonioso pero con un buen ritmo. 

En Junín destacan dos bares en La Laguna de Gómez que siguen esta tendencia, Malabar Costero y el Parador Birrero, ambos situados en el camino costero.

COMENTARIOS
Noche de Gala en Concierto