La bajante en la Laguna de Gómez de Junín, por los efectos de la sequía.
La bajante en la Laguna de Gómez de Junín, por los efectos de la sequía.
POR LA SEQUÍA EXTREMA

Calculan pérdidas en soja, maíz y trigo por US$ 10.425 millones

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, la falta de lluvias borraría 2,2 puntos del PBI para este año.

Las pérdidas de los productores de soja, maíz y trigo podrían alcanzar los US$ 10.425 millones por la sequía que ocasionó recortes del 23% en la cosecha esperada, proyectó, ayer, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Tras un ajuste negativo en la estimación de producción de 28,5 millones de toneladas como consecuencia del estrés hídrico que sufrieron estos tres cultivos, y a pesar de que pueda ocurrir una recuperación en los precios de los commodities, se espera que la pérdida de ingresos netos de los productores alcance los US$ 10.425 millones.

"Cuando hablamos de la pérdida de ingresos netos del sector productor nos referimos a la diferencia entre el margen neto del productor que éste estimaba al momento de la siembra, con un rinde promedio en condiciones climáticas normales, y el que se prevé a la fecha, como consecuencia de la sequía", explicó la BCR.

De ese total, se prevé que las pérdidas del sector productivo en hectáreas cosechadas alcancen los US$ 8.530 millones, mientras que en hectáreas sembradas y no cosechadas se ubique en US$ 757 millones y en hectáreas no sembradas por falta de humedad en US$ 1.139 millones.

"Considerado el efecto multiplicador del agro en el consumo de Argentina, esta caída pone en jaque el equivalente a 2,2 puntos porcentuales del PBI que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima para nuestro país en 2023", remarcó el trabajo de la BCR. Con las pérdidas millonarias del sector productor, la entidad bursátil recortó también la estimación de recaudación fiscal.

Exportaciones

Sólo en concepto de derechos de exportación, el Estado dejaría de percibir US$ 1.050 millones en concepto de ventas externas de los complejos trigo, soja y maíz, a los que se le suma la pérdida de recaudación de otros US$ 2.500 millones en concepto de menores impuestos a las ganancias y demás tasas y contribuciones. En el frente externo, la exportación estimada de los principales productos de los complejos antes citados cayó aproximadamente en 24 millones de toneladas.

"Si valorizamos las exportaciones netas previstas al momento de la siembra, respecto a las que se proyectan hoy con los precios vigentes, se estima que dejarán de ingresar al país cerca de US$ 8.000 millones de dólares, una caída del 18% respecto al ingreso total de dólares del agro estimado para la campaña 2021/22", sostuvo la entidad bursátil. "Si bien esta cifra resulta atenuada por la mejora en los precios internacionales a raíz de la caída en el volumen de oferta por la sequía, este efecto precio resulta insuficiente para compensar la caída en la cantidad a exportar", concluyó el informe.

COMENTARIOS
Corte de luz programado en Junín