Shell fue la primera empresa en aumentar los precios.
Shell fue la primera empresa en aumentar los precios.
PRECIOS JUSTOS

Acuerdo con el Gobierno: ya empezó a regir el aumento del 4 por ciento en combustibles

En Junín, en Shell la nafta súper pasó a costar $195,9 por litro; la premium $238,9; el diesel normal $227,5 y el Premium $294,9. Se esperaba que en el día de hoy se acoplara a la suba el resto de las empresas del mercado: la estatal YPF y Axion.

La petrolera Raízen Argentina, licenciataria de la marca Shell, aplicó el aumento del 4% en los combustibles a partir de las 0 de ayer, en el marco del acuerdo alcanzado por el Gobierno nacional con las petroleras en noviembre pasado.

En Junín, la nafta súper pasó a costar $195,9 por litro; la premium $238,9; el diesel normal $227,5 y el Premium $294,9. Se esperaba que en el día de hoy se acoplara a la suba el resto de las empresas del mercado: la estatal YPF y Axion.

A fines de noviembre, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció el acuerdo con las petroleras para que los combustibles participen del programa Precios Justos con aumentos mensuales de hasta 4% hasta marzo de este año.

La firma comunicó que con la actualización de los precios busca "absorber mínimamente los incrementos de los precios de los biocombustibles, el aumento de costos logísticos, y la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles".

De esta manera, las empresas aplicaron en diciembre un primer incremento en el marco de este entendimiento, pero en enero aceptaron que el aumento pautado se aplique a partir del 15 de enero para evitar un mayor impacto inflacionario.

Evalúan dejar de recibir tarjetas 

Las firmas nucleadas en la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) evalúan dejar de recibir tarjetas de crédito como forma de pago. No es una idea suelta, sino una posibilidad concreta que podría hacerse realidad en apenas unas semanas.

Es que los plazos de acreditación de las ventas canceladas con esa forma de pago llegan a superar los diez días y las comisiones, según aseguran los propios empresarios, llevan el margen de rentabilidad al límite.

“Después de la reunión de febrero tomaremos una decisión. Seguimos esperando un resultado positivo por parte de la Secretaría de Comercio o del Congreso, por el proyecto de ley que presentamos para regular el cobro con tarjetas de crédito. Esperamos una respuesta de los diputados y senadores, que están para eso, para defender al pueblo”, declaró Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha.

El conflicto es de larga data. Ya en diciembre la entidad, que agrupa a los estacioneros de todo el país, había emitido un comunicado advirtiendo que, tras sucesivos reclamos y con un fallo judicial favorable de por medio, las estaciones de servicio estaban evaluando no aceptar más pagos con tarjeta de crédito. 

“Desde Cecha venimos reclamando por los perjuicios provocados diariamente debido a los plazos de acreditación y las comisiones fijadas por las compañías emisoras de los plásticos”, señalaron a través del comunicado.

En primera instancia se había decidido aplicar la medida a partir de enero pero los referentes del sector decidieron esperar hasta febrero para tener tiempo de unificar el accionar por parte de los estacioneros. En este momento, desde Cecha están enviando sugerencias formales a todos los integrantes de las federaciones del sector en contra del cobro con tarjeta.

Todavía hay esperanza

Por ahora, todo parece encaminado para que, a partir de febrero, solo se pueda pagar los combustibles con efectivo, aplicaciones o tarjetas de débito. Sin embargo, como dejó claro Bornoroni, aún hay posibilidades de que se resuelva el problema en el corto plazo.

Hay dos caminos por los cuales el problema se podría encaminar a una solución. Por un lado, hay reclamos judiciales en proceso que podrían tener una resolución favorable, tomando en consideración un antecedente puntual de la provincia de Santa Fe (en esa provincia se regularon las comisiones y los tiempos de cobro). Por otra parte, diferentes federaciones han presentado proyectos de ley que buscan establecer nuevos parámetros para los tiempos de cobro y las comisiones.

“En la parte judicial, ya hay una sentencia que nos da la razón. La gente de las tarjetas de crédito la apela, pero hay un fallo a nuestro favor. Además, en los países limítrofes están en sintonía con lo que pedimos, ¿por qué los argentinos tenemos que pagar más?”, reclamó el presidente de Cecha.

En diálogo con Infobae, el empresario indicó que las estaciones de servicio obtienen una ganancia bruta del 8%, que limpia de impuestos queda en un 2,5% neto. “Las emisoras de tarjetas de crédito se llevan el 1,5% sobre el monto total”, apuntó.

Así mismo, los estacioneros insistieron en que los plazos normales para la acreditación de los pagos están por encima de lo que se considera “sano” para el negocio. “En un país inflacionario como la Argentina, es incomprensible que se acredite un pago recién a los diez días, que en la mayoría de los casos se transforma en 15, aseguraron.

Cabe aclarar, que en países vecinos, como Brasil y Uruguay, la comisión que cobran las tarjetas es del 0,5% y la acreditación se concreta en un máximo de 48 horas.

COMENTARIOS