None
MARKETING APLICADO

El Galeón

por Juan Bautista Blanc Planificador de Marketing y Comunicacion juanbautistablanc@hotmail.com Sobre los puntos de contacto entre las marcas y la gente.

El cafecito de la tarde, la peña con amigos, la caminata por el parque o la siesta antes de seguir. El viaje de regreso de muchos juninenses se sostiene en preciados tesoros perdidos en la marea porteña. Algunos partieron con la idea de que era el único camino, muchos volvieron con la certeza de que era posible. En el camino, el barco se movió un poco pero el rumbo estaba claro, tenían que navegar al encuentro de esas cosas que finalmente le aportan identidad y valor a una ciudad, esos puntos de contacto que forjan una relación para toda la vida. Como fundiéndose entre lo que fue y lo que será, dos generaciones se encuentran en un bar del centro de la ciudad.

Los separan más de 30 años pero las diferencias se superan cuando recrean el ritual del café con los amigos. Adriana llega con el cortado en la bandeja, sabe que a Agustín le gusta el vaso de soda grande, el diario para completar las palabras cruzadas y un poco de silencio.

Muchos juninenses pegaron la vuelta en busca de esas pequeñas cosas y, lo importante desde el punto de vista comercial, es que sostienen sus decisiones de consumo en valores tan simples que se pierden en la cotidianeidad.

La vida personal le empezó a ganar la pulseada a la ambición profesional que, muy lentamente, recupera su lugar de la mano del desarrollo la ciudad. Se trata de una tendencia social que promueve una vida más equilibrada. Está claro, lo puntos de contacto entre las marcas y su gente no son siempre los mismos y sería un error estereotiparlos. Muchas veces las empresas desarrollan líneas de acción que no mantienen relación con los mencionados lazos afectivos que los vinculan con su target. En este viaje naufragan con mensajes que no tienen repercusión con los valores de su propuesta y se funden en la indiferenciación. Tan absurdo como si finalmente la pizzería Ribas nos da el gusto, reabre sus puertas y su estrategia repercute en una estética contemporánea, semejante a una cadena de pizzerías de capital federal; sólo un ejemplo extremo para ilustrar la importancia de una consulta a tiempo. Es misión de esta columna destacar que un buen diagnóstico comunicacional permite detectar estas situaciones y lo que habitualmente termina en una campaña de avisos puede que sea tan sólo la potenciación de un servicio existente. Se trata de construir la embarcación que nos lleve al lleve encuentro del tesoro más preciado, los gustos y preferencias de los consumidores.

COMENTARIOS