Los mejores métodos de protección solar en menores durante el verano
TEMPORADA DE VERANO

Los mejores métodos de protección solar en menores durante el verano

Las medidas para cuidar a niños de la exposición al sol evitarían un gran porcentaje de problemas cutáneos en la adultez, entre los más importantes el cáncer de piel.

La gran exposición al sol durante la temporada de verano siempre genera preocupación ante las consecuencias dañinas que ocasiona. Ante ello, los cuidados -en especial en niños- resultan fundamentales para evitar problemas cutáneos.

Al respecto, la dermatóloga juninense Josefina Maggi, al ser consultada por Democracia, aportó ciertas recomendaciones sobre cuáles son los mejores métodos para evitar esta problemática. 

La profesional destacó que, a pesar de que los mismos protectores solares indican que a partir de los seis meses los niños pueden ser expuestos al sol, lo recomendable es que no lo sean antes de cumplir un año, debido a que su piel es más delgada y sensible que la de los adultos o niños más mayores y no cuenta con la capacidad de protección necesaria.

Después del año si pueden ser expuestos al sol, pero siempre con protección solar “estricta”, esto es con remeras de lycras preferentemente oscuras y gorros. Se debe tener en cuenta que las telas cuanto más sintéticas y cuanto más color tengan más van a repeler los rayos UV.

En la misma línea, Gabriela Gandolfi, jefa interina de Pediatría del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires, indicó que “la medida más importante a tener en cuenta es evitar que estén expuestos al sol, pero si lo están no deben hacerlo entre las 11 y las 16”.

También es fundamental la hidratación, que beban abundante agua durante el día y aumentar la frecuencia de las tomas de pecho en bebés amamantados, así como colocarles diariamente crema hidratante sobre la piel, añadió la especialista.

En tanto, los lactantes menores de seis meses “nunca” deben estar expuestos directamente a la luz solar y, si están al aire libre, “se los debe ubicar a la sombra y en un lugar fresco”. 

Protector solar

La dermatóloga juninense recomendó los protectores solares a base de filtros minerales o filtros físicos ya que actúan de manera inmediata, a diferencia de los convencionales que deben ser aplicados de 20 a 30 minutos antes de la exposición solar para esperar que metabolicen. 

En el mismo envase está indicado “100% libre de filtros minerales”. Si bien hay diferentes marcas y precios que se ajustan a todos los bolsillos, rondan los dos mil pesos.

Respecto a esto, Gandolfi explicó que deben aplicarse de manera uniforme y generosa antes de la exposición al sol y cada dos horas mientras esta dure, o antes, si hubo inmersión en agua, sudoración excesiva o frotamiento de la piel con una toalla.

Daño irreversible

El daño solar es acumulativo desde la niñez hasta la adultez. Por eso, hay que inculcar el hábito de usar protección solar desde pequeños.

Y así evitar las lesiones producidas por sol, las cuales la especialista Maggi explicó que van desde lo estético como foto envejecimiento prematuro o manchas en la piel hasta las pre cancerosas como son los queratosis actínicas a el cáncer de piel no melanoma, que es el carcinoma celular y espino celular, que son los más frecuentes producidos directamente por la exposición solar. 

Y después “tenemos el melanoma que es el más agresivo de todos, que no es un tumor producido directamente por la exposición al solar. Aunque influyen otros factores el sol juega un papel fundamental”, argumentó la especialista.

Se estima que una persona de 60 años, recibió en los primeros 20 años de su vida un porcentaje importante (entre 40 a 50%) de la dosis acumulativa de radiación UV.

COMENTARIOS
Corte de luz programado en Junín