Vecinos de las localidades por las que circuló el tren se hicieron presentes en las estaciones.
Vecinos de las localidades por las que circuló el tren se hicieron presentes en las estaciones.
RAMAL SAN MARTÍN

Después de 30 años, el tren de pasajeros volvió a Mendoza en un viaje de prueba

Se trató de un viaje para conocer el estado de las vías, entre Justo Daract (San Luis) y Cuyo (estación Gutiérrez). El objetivo es restituir el servicio desde Retiro para marzo de 2023, atravesando a Junín y ciudades de la Región como Chacabuco, Rufino y Laboulaye.

En un viaje de prueba, el tren de pasajeros de larga distancia volvió, ayer, a Mendoza -hasta las estaciones Libertador General San Martín y Palmira-, con el objetivo de restituir el servicio entre Buenos Aires y Cuyo, después de más de tres décadas. Se estima que será en marzo de 2023.

Pese a que fue un recorrido para conocer el estado de las vías del ramal San Martín, los vecinos de las localidades por las que circuló el tren se hicieron presentes en las estaciones y celebraron el paso de la formación desde los costados de las vías. 

La formación partió el lunes desde Retiro y arribó ayer al mediodía a Mendoza, pasando por Junín. Por ser un viaje de prueba es que se demoró más de lo que sería un servicio normal, informaron. A bordo viajó el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, junto a otros funcionarios, entre ellos la senadora del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti. 

Al respecto Marinucci explicó que este viaje "es una prueba de velocidad para ver el comportamiento de la vía y el objetivo es tener un servicio ferroviario semanal que una la provincia de Mendoza con Buenos Aires". 

"El compromiso es que en marzo la gente pueda viajar a Buenos Aires en tren, y estamos trabajando para llegar a esa fecha. Confío en que vamos a cumplir con ese objetivo", agregó.

Cabe recordar que en julio pasado, este tren volvió a conectar los distritos de Laboulaye, General Levalle, Vicuña Mackenna, en Córdoba, y Justo Daract, en San Luis, con la terminal de Retiro. 

Actualmente, la empresa realiza tareas de mejoramiento sobre los casi 400 kilómetros de tendido que separan Justo Daract con la estación Gutiérrez, en Mendoza por el ramal Beazley-La Paz; en la puesta en valor de las vías de ingreso y la estación Gutiérrez, y en la infraestructura de Palmira.

En efecto, el titular de Trenes Argentinos informó que “llegar a Gutiérrez permitirá conectar con el Metrotranvía que llega a la ciudad”, lo que se convertirá en otra opción para llegar hasta uno de los principales puntos turísticos de la Argentina. Y agregó que "esto tiene que ver con un compromiso del Estado nacional y con una planificación de un desarrollo de ferroviarios. Estamos ejecutando este plan de gobierno para la conectividad de cada rincón de la Argentina", comentó. 

Sobre la tarifa,  Marinucci expresó que no está definida. "Una vez que tengamos la confirmación de la vuelta definitiva del tren haremos una propuesta al Ministerio de Transporte".  En relación al tiempo del recorrido, subrayó que "saliendo de Retiro llegando a Mendoza serían de 26 horas, seguimos trabajando para bajar esos tiempos. Lo fundamental es que el tren vuelva". 

Cabe destacar que desde la estación porteña de Retiro hasta Palmira son casi 1.028 kilómetros de tendido ferroviario. A ellos hay que sumarles 23,5 kilómetros, que son los que restan para llegar a Gutiérrez.

Esa terminal posee ingreso para ómnibus, playa de estacionamiento para alrededor de cien automotores y oficia como terminal del Metrotranvía de Mendoza, sistema de tren ligero para el Gran Mendoza, próximo a ser ampliado.

El San Martín reconectó a 9 localidades

Tras décadas de abandono y desmantelamiento, en un año, el tren de pasajeros extendió el servicio a nueve localidades de la región, que recuperaron la conexión a bordo de este transporte económico y popular. De hecho, el tren volvió desde Junín a Leandro N. Alem, Vedia, Alberdi, Iriarte, Rufino, Laboulaye, General Levalle, Vicuña Mackenna y Justo Daract, atravesando las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis.

En el ámbito nacional, desde el Ministerio de Transporte confirmaron que en dos años y medio de gestión se reconectaron “15 servicios, que representan 56 localidades que habían sido abandonadas”. También, dentro de la Región (en la línea Sarmiento), desde Bragado volvió a llegar a 9 de Julio, Carlos Casares y Pehuajó.

Dos servicios a San Luis y Junín

En julio de este año quedó habilitado el servicio entre Retiro y Justo Daract, pasando por Junín, que no circulaba desde el 10 de marzo de 1993, como parte del plan de modernización ferroviaria el Ministerio de Transporte.

La formación, que es la misma que presta el servicio a Rufino, además, sumó las paradas intermedias en las localidades cordobesas de Laboulaye, General Levalle y Vicuña Mackenna, antes de arribar a la ciudad ubicada a 130 kilómetros de la capital puntana y son un total de 18. 

Partiendo desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las restantes terminales intermedias son José C. Paz, Pilar, Mercedes P, Franklin, Rivas, Castilla, Rawson, Chacabuco, O´Higgins, Junín, Alem, Vedia, Alberdi e Iriarte.

Cuenta con una frecuencia semanal. Parte desde la terminal porteña los viernes a las 21.15, y de Justo Daract los domingos a las 18.50. Cada trayecto dura unas 16 horas. El costo del pasaje, entre ambas cabeceras, es de 920 pesos en primera, 1100 en pullman y 3200 en camarote para dos personas. 

Para el regreso, fue necesaria la puesta en valor de las instalaciones ferroviarias. Los trabajos incluyeron obras civiles, electricidad, iluminación, cartelería, movimiento de suelos, desmalezado y desmonte en la traza.

Cabe destacar que se trata de una segunda formación que presta el servicio -por la misma vía- en paralelo al tren que une Junín con Retiro, que mantiene las dos frecuencias diarias (ida y vuelta), los siete días de la semana, con las intermedias José C. Paz, Pilar, Mercedes P, Franklin, Rivas, Castilla, Rawson, Chacabuco y O´Higgins.

El regreso a Rufino

En noviembre del año pasado la Región vivió un suceso histórico con el regreso del tren de pasajeros (tras cuatro años) que une la ciudad santafesina de Rufino y la terminal de Retiro en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del ramal San Martín.  

Para restablecer este servicio fue necesario reparar el pedraplén ubicado sobre la laguna La Picasa, que había sido afectado por la inundación de 2017, obra incluida en el Plan de Recuperación del Transporte Ferroviario.

Servicios actuales de larga distancia 

  • Desde Retiro: a Junín, Rufino y Justo Daract (ramal San Martín); Córdoba, Rosario y Tucumán (ramal Mitre), con paradas intermedias.
  • Desde Once: a Bragado y Pehuajó (ramal Sarmiento), con paradas intermedias.
  • Desde Constitución: a Mar del Plata, General Guido – Pinamar, y Bahía Blanca (ramal Roca), con paradas intermedias.
  • Río Negro: entre Viedma y Bariloche, servicio operado por la empresa Tren Patagónico SA, con paradas intermedias. En los próximos meses llegará hasta Bahía Blanca.

Además, hay servicios de las líneas metropolitanas (Roca, Mitre, San Martín y Sarmiento) que conectan localidades del interior como Cañuelas, Lobos, Mercedes, Chascomús, Capilla del Señor, Zárate y Dr. Cabred. También existen viajes regionales dentro de las provincias de Córdoba, Río Negro, Neuquén, Entre Ríos, Misiones, Chaco y Salta.

El 5 de agosto último se realizó el viaje inaugural del tren que une Rosario con Cañada de Gómez, el cual no funcionaba desde 1977, uniendo 8 localidades de la provincia de Santa Fe.

COMENTARIOS