None
CON LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA: CRECEN LAS CONSULTAS UN 30%

Alergias: advierten que "falla" la prevención

Rubén Vergara, médico juninense, explicó cómo enfrentar este tipo de afecciones y puso énfasis sobre la correcta poda de los plátanos, de donde provienen los alérgenos más comunes, en nuestra ciudad y la necesidad de mantener la higiene urbana.

Septiembre es un mes de transición, en el que el frío del invierno da paso al calor del verano. Si bien es la época ideal para disfrutar del aire libre, las plazas, las caminatas, los bares con mesas en la calle, también es el momento para que los agentes que desencadenan los cuadros de alergia hagan su trabajo. 

De hecho, según los especialistas las consultas por alergia se incrementan un 30 por ciento en primavera. 

Esta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por los profesionales del Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias (CIDEA), una institución nacional dirigida por el doctor Jorge Máspero. 

“Las consultas por alergias aumentan entre un 25 y un 30 por ciento en la primavera, especialmente la rinitis y conjuntivitis alérgica, situaciones que muchas veces coexisten. Los alérgenos más comunes provienen de árboles como los plátanos, el fresno y el arce”, comentó el doctor, especialista en Alergia e Inmunología. 

“Además, a medida que avanza esta estación del año, también atendemos a muchos pacientes con alergia al polen de diferentes tipos de pastos”, agregó Máspero. 

Algunos otros factores causales -que son diferentes de los desencadenantes- de la alergia en esta época del año son las esporas de los hongos, los ácaros de polvo y la caspa de los animales. 


“Falla la prevención”


Por su parte, el médico juninense Rubén Vergara, especialista en alergias, afirmó a DEMOCRACIA que en nuestra ciudad, por tener una flora -que puede ocasionar patologías de este tipo- muy variada (la pampa húmeda es una zona de polinización en esta época), obviamente “el número de consultas aumenta”.

Para el profesional, lo que fallan son las medidas de prevención tanto a nivel higiénico en el municipio, como a nivel individual. 

“Las personas que todos los años, para esta época, suelen tener síntomas alérgicos, se olvidan de eso. Pasan los meses y cuando llega fines de agosto, con los cambios de temperatura ambiental, los cambios de clima y la polinización de los árboles, empiezan los síntomas alérgicos, pero hay formas de prevenir estas cosas”, advirtió el doctor.

“La persona que es alérgica debe hacerse tratar como tal, y la que no lo es y tiene síntomas alérgicos tiene también formas de prevención. Hoy la industria farmacéutica ha hecho cosas milagrosas con el tema de las alergias, porque suele fabricar productos, que son los corticoides tópicos a nivel de la mucosa nasal o bronquial que prácticamente no tienen contraindicaciones y son sumamente efectivos para combatir los síntomas. Además, tienen un efecto protector si se usan en forma prolongada: antes, durante y después de la época de polinización”.


Los plátanos


Respecto a la flora alergógena, el especialista señaló a la espícula del plátano como la desencadenante más frecuente de alergias. “Además, produce irritación -que simula un fenómeno alérgico-. Por ejemplo, se clava en la mucosa conjuntival, en el ojo, en la nasal o en la laríngea y produce estornudos, agua de nariz, taponamiento nasal, tos si es a nivel laríngeo, mucha irritación de ojos, y eso se debe a que el viento levanta la espícula de la bellota, cuando está seca y cae, y produce síntomas de alergia”, explicó.


Podar adecuadamente 


Según el especialista, la limpieza urbana es clave. En este sentido, indicó que se de deben podar los árboles cuando están verdes, para “evitar que la bellota esté presente en el ambiente que el ciudadano respira”. 

Un dilema que se plantea en la comunidad en general es si es necesario cambiar los árboles por otras especies. “Que yo sepa, en Francia, en París, en pleno centro, los plátanos están podados adecuadamente, y no hay bellotas en el piso. Y también hay plátanos en Viña del Mar, en Chile, y en muchos países del mundo, sin embargo no quiere decir que no haya alérgicos en esos lugares, simplemente se disminuyen ostensiblemente los síntomas cuando el aspecto urbano es tenido bien presente. Podan cuando la bellota está verde e impiden así también otros inconvenientes como el tapado de cañerías, los desagües pluviales en los techos de las casas, pero hay que tener un plan para eso”, remarcó.

COMENTARIOS