CRISIS ECONÓMICA

“Un cambio de nombres no soluciona el problema”, dijo Larreta y pidió “un plan”

En una entrevista con Democracia y TeleJunín, el jefe de Gobierno porteño reclamó una mayor previsibilidad al Gobierno nacional y aseguró que es posible bajar la inflación con medidas que “se sostengan en el tiempo”. Destacó el potencial del campo.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se refirió en una entrevista exclusiva con Democracia y TeleJunín a la crisis económica y consideró que es posible revertir la inflación “con un plan que se sostenga en el tiempo”, administrando mejor los recursos y propiciando la inversión y el trabajo. 

Sobre la asunción del nuevo ministro Sergio Massa, opinó que “es solo un cambio de nombres” con funcionarios del propio gobierno y reclamó mayor previsibilidad para los distintos sectores económicos y productivos. Esquivó confrontar con Elisa Carrió por sus declaraciones y pedidos de mayor “transparencia” en Juntos por el Cambio y aseguró que “la unidad está muy consolidada”. 

-¿Qué lectura hace de las declaraciones de Carrió?
-Creo que este no es el camino, tenemos que estar más unidos que nunca ante todos los problemas que tiene el país, la angustia de la gente, la inflación que se le va de las manos al Gobierno. Tenemos la inflación más alta de la historia, creo que lo último que tenemos que hacer es exponer discusiones internas. En una coalición como la nuestra puede haber diferencias, pero no creo que el agravio o los cuestionamientos internos sean el camino. En este momento tenemos que estar más unidos que nunca, unidos por el país, trabajando en un plan, porque la Argentina necesita un plan para salir adelante. Todos los partidos que conformamos Juntos por el Cambio estamos trabajando en eso. La unidad está muy consolidada. 

-Preocupa este recalentamiento de la interna en la oposición, sobre todo si se tiene en cuenta el daño que le generó al Gobierno la pelea en el Frente de Todos. 
-Más allá de las discusiones, estamos trabajando juntos. En el Congreso hemos logrado frenar todas las iniciativas del Gobierno que avanzaban sobre las instituciones, queriendo controlar la Justicia, queriendo ampliar los miembros de la Corte Suprema a veinticinco, queriendo cambiar al Procurador, avanzar sobre el Consejo de la Magistratura. Todas esas leyes, que hubiesen sido muy nocivas para la Argentina, las frenamos gracias a la unidad de Juntos por el Cambio. Gracias a esa unidad ganamos la última elección. Y con esa unidad estamos trabajando juntos en un plan de gobierno. 

-¿Cómo analiza las primeras medidas económicas anunciadas por Sergio Massa?
-Es un cambio de nombres, con gente del propio gobierno. Hasta que la Argentina no tenga un plan productivo, que nos diga cómo vamos a crecer, cuáles son los sectores de la economía que van a ser el motor del desarrollo del país, cómo vamos a generar trabajo a partir del crecimiento, cómo vamos a lograr que el desarrollo sea parejo en todo el país, con una verdadera argentina federal, cómo vamos a replantear el sistema educativo, que garantice que después los chicos puedan insertarse en sus trabajos, cómo vamos a generar la seguridad en las zonas más calientes como el conurbano. 

-Pero un plan también puede quedar solo en buenas intenciones, sin un correlato en la práctica. 
-Un plan tiene que incluir medidas concretas. Dentro de ese plan tenemos que tener un plan para bajar la inflación, tenemos la inflación más alta de los últimos 30 años, la gente no llega al fin de la semana, entonces tenemos que tener un plan, que hoy no lo tenemos. Se lo venimos pidiendo al Gobierno desde que asumió, hace dos años y ocho meses. Un cambio de nombres no soluciona el problema, la gente está cada vez más angustiada, estamos todos, los juninenses me imagino que también, cada día más angustiados. Junín es un área muy agrícola, un día a la mañana dicen que le van a poner retenciones al agro, a la noche dicen que no, después cambian el ministro, todos los días aparece una noticia nueva. En el campo son inversiones a mediano y largo plazo, quién va a invertir, si no sabemos qué va a pasar en la Argentina de mañana.

Por eso insisto tanto en la necesidad de un plan, donde obviamente toda la cadena agroalimentaria es uno de los grandes potenciales para generar trabajo y exportar al mundo entero. En eso Junín es líder, así que hay una oportunidad enorme para toda la Argentina, que hoy no la estamos explotando, justamente porque no tenemos un plan que nos dé previsibilidad. Por ejemplo, comprar una máquina, para hacer más eficiente el trabajo en el campo, si no sabés si va a haber crédito, cómo van a ser las cuotas, si falta un repuesto y después no se puede importar, el resultado es que no se compra la máquina, no se aumenta la cosecha y no se toma más gente para laburar; eso es lo que tenemos que revertir. 

-La clave es la inflación, ¿cree que el Gobierno puede revertir la escalada de precios?
-En dos años y ocho meses de gobierno no solo no pudieron bajar la inflación, sino que subió. La última iniciativa grande fue hace ocho meses, cuando lanzaron los controles de precios, que dijeron que los militantes de La Cámpora iban a controlar los supermercados. Lo dijimos en ese momento, no va a funcionar. Ocho meses después tenemos más del doble de inflación que cuando lanzaron los controles de precios. La única manera de bajar la inflación es que haya un plan que se sostenga en el tiempo. Hay países que lo lograron. Quiero dejar a los juninenses y a los bonaerenses un mensaje de esperanza. Fui a estudiar el tema hace cuatro semanas a Israel, un país que tenía cinco o seis veces la inflación que tenemos en la Argentina. Y la pudieron revertir, se pusieron de acuerdo, hubo un acuerdo político, lo sostuvieron en el tiempo y la inflación fue bajando y bajando.

Este año están preocupados porque aumentó del 1 al 3 por ciento anual; imagínense lo que fue el éxito del programa. Ahora bien, requiere un plan integral, requiere que no sigamos con un Estado que gasta más de lo que tiene todos los años, no se puede, no es sostenible. Tenemos que aumentar la producción y eso requiere inversión, tenemos que poder exportar más para que haya más dólares que permitan evitar todas estas subidas y bajadas del tipo de cambio, que tanto nos afectan. Es un plan integral lo que se necesita y es lo que no tenemos hoy. 

-¿Es necesario un ajuste?
-Es necesario gastar bien. Y asumir que no podemos vivir de prestado, gastando todos los años más de lo que tenemos, tenemos que crecer, es la mejor manera, creciendo todo se soluciona. Hay que crecer en forma pareja, tenemos que volver a ser un país federal, donde en todas las regiones haya oportunidades de desarrollo. A lo largo de todos sus gobiernos, el kirchnerismo ha concentrado muchísimos recursos en el Gobierno nacional, ha hecho de la Argentina un país unitario. Tenemos que volver a ser un país federal, como lo dice la Constitución, como lo soñó Alberdi, donde cada región tenga su modelo de desarrollo. Toda la zona de Junín tiene un potencial enorme en materia agropecuaria y productiva, podrían estar produciendo más, exportando más.

Y así como ocurre en Junín, vas al norte, a Catamarca y Jujuy, y tenés el litio, que es el material del futuro; tenés la pesca en el sur; la energía en Vaca Muerta, que hoy podríamos estar explotando mucho más si se hubiese planeado y construido el gasoducto, estaríamos exportando gas. La falta de gasoil también es producto de la falta de planeamiento. El turismo, tenemos lugares divinos en la Argentina, que podrían estar mucho más explotados. Eso es lo que se necesita, un plan que potencie cada uno de estos sectores, que pueden generar mucho más trabajo, que es lo que se necesita. 

-Falta mucho para las elecciones y los ciudadanos quieren saber qué va a pasar con la inflación y con el país mañana, ¿cómo se sigue?
-Ese es el problema, la gente quiere saber, y no lo sabemos. La falta de un plan hace que no podamos prever qué pasará ni mañana, ni la semana que viene, ni el próximo mes y mucho menos los próximos cinco o diez años, que es el plazo que muchas veces se toma para invertir o no. Todos queremos saber cuál es el camino, cuál es el rumbo, y hoy no lo sabemos. Y el Gobierno, después de dos años y ocho meses, no nos lo ha respondido. Todo esto se puede revertir con un plan, con laburo, trabajando, diciéndole a la gente la verdad, no hay soluciones mágicas, no hay soluciones de un día para el otro.

Lo que tenemos que lograr es trazar un camino donde demos paso tras paso, mejorando un poco cada día, eso es lo que tenemos que hacer en la Argentina y eso es lo que me da mucha esperanza. Tenemos gente muy trabajadora, gente muy talentosa, un capital humano enorme, toda la industria de la tecnología, todo el conocimiento aplicado al campo, lo que han mejorado los rindes y la productividad gracias a la tecnología, ese es el potencial que tiene la Argentina. Por eso tengo esperanza, pero también la frustración de que hoy no se esté explotando a pleno.

 

________________________________

Lee el diario tal como salió impreso. Suscribite a la versión PDF.

COMENTARIOS