Muchos chicos asisten a los merenderos.
Muchos chicos asisten a los merenderos.
UNA REALIDAD QUE DUELE

Los comedores de Junín, con muchas dificultades para reunir los alimentos

El impacto de la situación económica complica a muchas familias que buscan ayuda en las instituciones de la ciudad que preparan viandas o brindan la merienda para los chicos. El frío acentúa la preocupación por la falta de abrigo, calzado y calefacción.

La situación económica que impacta fuertemente en muchas familias juninenses obliga a muchos chicos en los distintos barrios a acercarse a los comedores y merenderos para recibir al menos una de las comidas del día. Así, crecen cada vez más las necesidades en los comedores que se abren en los barrios para ayudar a las familias.

En los últimos días, el Merendero Rayito de Luz, ubicado en Francia 1635, del barrio Los Almendros, publicó en sus redes un pedido de colaboración, no solo para las meriendas que brindan a los chicos sino también de alimentos para las viandas que preparan. 

“¡En Rayito De Luz Merendero entregamos la cena (vianda)! Necesitamos de la colaboración de quién pueda donar carne, pollo, verduras arroz, salsa, fideos, aceite, sal, condimentos, polenta, tomate”, publicó Rosa Negrete en la cuenta de Facebook de la institución. Según Rosa, “se sumaron nuevos chicos” y hoy “se hace muy difícil todo”. Se entrega una vianda a las familias, y la merienda para los chicos se realiza todos los días.

Además, requieren frazadas y ropas de abrigo, con un clima que empeora la situación en muchos hogares. “Está muy difícil comprar los alimentos para una casa, imaginate en el merendero”, se lamenta sobre la situación, que no es aislada sino que se repite en otros centros que funcionan en la ciudad. Y si bien muchas veces reciben donaciones, la realidad es que día a día las necesidades aumentan.

Más necesidades
El Comedor Nariguetas, ubicado en Larrory 1220, a cargo de Marga Carballo realiza entre 35 y 40 viandas para las familias del barrio. “Vienen las mamás a buscar el tupper con el almuerzo y la cena del sábado y el desayuno del domingo cada tanto”, contó a Democracia. “Hay mamás que tienen seis hijos”, explica sobre la necesidad de contar con una mayor cantidad de porciones.

Según destacó, buscan preparar una gran variedad de comida, con la ayuda que reciben, aunque asegura que “se abrieron muchos comedores y se ha desparramado un poco más la ayuda”. “Hace 9 años que tengo Nariguetas. Me ayuda mucho Ruben Meoni, Javier Suárez, Rosa Quevedo y Panadería La Europea, Carnicería Mili y cada tanto la carnicería La Familia y la señora Chiqui”, cuenta Marga, agradecida, aunque la situación apremie.

Hoy hay comedores por todos lados. Surgieron muchos y es impresionante. Son comedores con familias”, contó, “por eso es más difícil cada vez”. A las necesidades de alimentos, que son muchas, según Marga se suma la de ropa de chicos “con el frío hacen falta camperitas, pullovers. Y calzado, del 26 para arriba”. Además, hay familias que necesitan estufas y colchones.

En el caso del Comedor Totoreros, ubicado en el Cuartel Segundo de dicho barrio, según contó Silvina Arán, asisten 45 chicos. “Se suman otros, por ahí hay más. Están naciendo más, hay hermanitos del barrio”, contó. Y más allá de la ayuda a las familias, ella asegura: “Yo me ocupo más de los nenes”. 
Tres veces por semana damos la merienda, porque dan de comer en la escuela, y el sábado hacemos la merienda y cena”.

“Cuesta conseguir pollo y carne”, asegura. “Y cuando no hay leche, se hace te”. Además, destacó que a muchos chicos, en estas temperaturas, les hacen falta abrigos.

Contactos
Para contactarse con los comedores y merenderos:

  • Merendero Rayito de Luz: teléfono 2364661266 - Facebook: Rayito De Luz Merendero.
  • Comedor Nariguetas: teléfono 2364579914 - Facebook: Comedor Nariguetas.
  • Comedor Los totoreros: teléfono 2364341507 - Facebook: Comedor Los Totoreros.

 

____________________________________

Seguinos en Google News

COMENTARIOS