Malas perspectivas para la campaña de trigo y maíz en la región por la falta de estímulos a la producción y el factor climático.
Malas perspectivas para la campaña de trigo y maíz en la región por la falta de estímulos a la producción y el factor climático.
PANORAMA AGRÍCOLA

Advierten que la producción de maíz y trigo afrontan una “situación compleja”

Así lo indicó el último informe de "Agroperspectivas", que elabora el analista Dante Romano, de la Universidad Austral. En Junín, las entidades del campo cuestionaron la falta de previsibilidad de las políticas oficiales para el sector.

La actividad agropecuaria atraviesa una "situación compleja" en el país, ya que mientras la falta de gasoil perjudica la cosecha y el transporte del maíz, el clima afecta la siembra del trigo. Así lo indicó el último informe de "Agroperspectivas", que elabora el analista Dante Romano, de la Universidad Austral. Según ese documento, la Argentina "vive una situación compleja para el trigo: a medida que cae la estimación de producción mundial, la falta de lluvias sigue forzando a reducir la intención de siembra en nuestro país".

"Si a eso sumamos un clima que no acompaña, la producción podría bajar a 18 millones de toneladas. Dado que ya se autorizaron exportaciones por 10 millones para el nuevo ciclo y hay un consumo interno de unos 6,5 millones, quedaría un remanente muy limitado", añadió. En cuanto al maíz, el reporte señaló que entre fines de este mes y el inicio de julio debería tomar ritmo la cosecha tardía, que es 70% del área total que se siembra en la Argentina.

En este punto, "se espera una gran presión de mercadería llegando a los puertos, dado que hay un volumen de venta muy grande, y se ve a los productores más inclinados a desprenderse del maíz que de la soja. Sin embargo, la falta de gasoil podría complicar tanto la cosecha en sí misma, como el transporte a los centros de embarque", advirtió. Y consideró también que se necesitará gas para las secadoras, "ya que es habitual que el grano se coseche con humedad. Todo eso podría limitar la presión, que de todas formas se debería sentir".

A nivel internacional, el trabajo puntualizó que en Ucrania hay más de 20 millones de toneladas de granos que siguen sin poder ser embarcadas. "Con la nueva cosecha de trigo en ciernes, y el maíz y girasol recién sembrados, se esperaba que por vía diplomática se encontrara una forma de que esos granos llegaran a los consumidores que están muy cerca, en el norte de África y sur de Asia. Esto tiene en vilo al mercado, que baja cuando la esperanza de una reanudación de los embarques se hace más clara, y sube cuando recrudecen los ataques, como sucedió esta última semana", evaluó Agroperspectivas.

La situación en Junín
Gustavo Frederking, dirigente de Carbap, afirmó a Democracia: “La situación del gasoil es gravísima. El trigo es uno de los tres cultivos que más se siembran y tiene una brecha más larga, que da más margen para poder sembrar y, de alguna manera, se va consiguiendo gasoil a cuentagotas. Si bien es un impedimento, que atrasa la siembra, que trae problemas, se está sembrando”. Y advirtió: “El cupo preocupa, no está del todo claro cómo va a terminar siendo”. 

Con respecto al factor climático, dijo: “Estamos con una Niña bastante consolidada, estamos en una situación de sequía, pero el trigo necesita agua más en octubre, y uno confía en tener alguna precipitación más”. “Lo que puede hacer que se siembre menos son los costos, que aumentaron considerablemente, sobre todo los fertilizantes, que tienen una incidencia directa. Para una persona que alquila un campo, los márgenes se acortan mucho”, sostuvo.  

Y añadió: “Es preocupante para el productor la incertidumbre que genera este gobierno, que cambia las reglas de juego constantemente. De hecho, en lo que hace al trigo se creó un fondo fiduciario, el año pasado, que no estaba previsto. Se habla de un aumento de las retenciones, todo eso genera una situación de imprevisibilidad que hace que el productor se replantee si sembrar o no, sobre todo en el trigo y el maíz, que son cultivos con una mayor inversión directa y montos más grandes”. 

Rosana Franco, presidenta de la filial local de la Federación Agraria Argentina (FAA), afirmó a este diario: “La siembra de trigo está definida por parte del productor en Junín y la zona, pero preocupa la falta de lluvias, pues hay poca humedad. Se está sembrando muy lentamente. El gasoil también preocupa”. Y amplió: “La entrega de fertilizantes se está normalizando paulatinamente. En otro orden de cosas, la falta de lluvias está produciendo falta de pasto para el ganado. No hay demasiadas reservas de forraje, porque el verano fue muy seco”. “El evento climático de la Niña nos preocupa mucho”, afirmó.

Rodrigo Esponda, productor agropecuario y concejal de Juntos de Junín afirmó a este diario: “El clima viene muy seco, con la cual es difícil para implantarlo. Igualmente, lo más preocupante para el productor agropecuario es la falta de políticas; al clima le tenemos coraje, al clima nos animamos. El problema es la política del Gobierno, con una crisis cambiaria, con falta de rumbo económico, sin saber hacia dónde vamos, con falta de insumos tan básicos como el gasoil. La preocupación es enorme, genera mucha incertidumbre y la incertidumbre paraliza, con lo cual no va a ser un buen año para nadie”.

Gasoil: los expendedores reclaman "medidas concretas" al gobierno

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha) Gabriel Bornoroni, sostuvo ayer que el Gobierno debería tomar "medidas concretas" para garantizar el abastecimiento de gasoil, pero reconoció que a los expendedores "no" los "escuchan" cuando reclaman por la escasez de ese combustible.

Según el dirigente, los expendedores de combustibles atraviesan por "un momento de crisis" y dijo: "Ya en octubre del año pasado dijimos que íbamos a tener problemas con el gasoil, pero nadie nos escuchó. Eso nos genera bronca". "Nos reunimos con funcionarios. Y nada. Somos un país productor y estamos viendo a quién le compramos. No entiendo por qué nuestra clase dirigente no toma medidas concretas", se quejó Bornoroni.

En declaraciones al programa "Esta mañana", que se emite por radio Rivadavia, el empresario comentó además que la Argentina importa entre el 20% y el 25% del gasoil que consume, pero resaltó que el país tiene condiciones para llegar al autoabastecimiento. También aclaró que todos los productos que venden las estaciones de servicio "tienen problemas de abastecimiento", a la vez que añadió: "Trabajamos con cupos de todas las marcas".

Bornoroni puntualizó que la falta de gasoil "afecta principalmente la cosecha" y señaló acerca de los expendedores: "No podemos hacer un paro, solo podemos visibilizar el tema".

Los precios de la soja y el trigo cayeron US$ 10 en Rosario

Los precios de la soja y el del trigo retrocedieron ayer US$ 10 en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), mientras el maíz disponible finalizó sin cambios en US$ 255 la tonelada, en una jornada con importante actividad comercial. De esta forma, por la oleaginosa con entrega contractual y para la fijación de mercadería se ofrecieron US$ 405 por tonelada, una caída de US$ 10 entre jornadas, mientras que en moneda local la descarga inmediata y las fijaciones se ubicaron a la baja en $ 49.450 la tonelada.

En tanto, el trigo disponible se negoció a US$ 350 por tonelada, US$ 10 por debajo del viernes; la entrega en el mes de agosto se pactó a US$ 355 por tonelada, una merma de US$ 5 con relación a la anterior jornada; y la entrega en septiembre se mantuvo estable en US$ 360.

Por su parte, el maíz con entrega hasta el 24/06 permaneció en US$ 255 la tonelada y la descarga en julio se mantuvo a US$ 250. Luego, las entregas en agosto y septiembre se ubicaron en US$ 255, una de US$ 5 y US$ 3, respectivamente; octubre en US$ 250, US$ 2 por debajo del viernes; y diciembre se ubicó en US$ 255. Respecto al maíz de la cosecha 2022/23, no se registraron ofrecimientos. El girasol disponible permaneció en US$ 600 por tonelada y el tramo diciembre-marzo del 2023 se sostuvo sin modificaciones en US$ 450.

Por último, en el mercado de sorgo las entregas contractuales y en el mes de julio se ofrecieron a US$ 240 por tonelada, una desmejora de US$ 5 con relación a la rueda anterior.

 

 

____________________________________

Seguinos en Instagram

COMENTARIOS