None
QUE HAYAN VIOLADO LAS NORMAS DE TRANSITO

En el Hospital de Lincoln evalúan cobrar las tomografías a los motociclistas accidentados

Argumentan que es porque los costos perjudican el funcionamiento de la atención pública. “Con el dinero de la sociedad se está pagando la atención a chicos que incumplen las normas”, afirmó Néstor De Mingo, secretario de Salud del municipio linqueño. Por Ramiro Segovia

En la vecina ciudad de Lincoln, el secretario de Salud municipal y director del Hospital “Dr. Rubén Miravalle”, Néstor De Mingo, dio a conocer estos días un polémico proyecto.
Según explicó el funcionario a DEMOCRACIA, el Hospital de ese municipio gasta más de ocho mil pesos mensuales en tomografías realizadas a motociclistas accidentados, que incumplen las normas de tránsito. “Con el dinero que se gasta en la atención a los motociclistas heridos, el establecimiento podría aumentar la calidad de otros servicios”, aseguró De Mingo.
“Es una propuesta que deberíamos analizar en profundidad. Uno que está en contacto permanente con los heridos y con sus familias, se da cuenta que no hay una responsabilidad, por ejemplo, al momento de manejar sin casco”, señaló.
La propuesta de De Mingo ha despertado en los últimos días duros cuestionamientos. Por un lado están quienes creen que cobrar las tomografías sería una forma de “privatizar” la salud pública, y por el otro se encuentran las adhesiones, básicamente, de quienes creen que el dinero público no debe ser usado para sostener las faltas de tránsito.
“En algunos casos, cuando se habló de este tema con algunos padres de los chicos que estaban siendo atendidos en el Hospital, la reacción fue inmediata. Es que se puede comprar un casco por 400 pesos, es decir, el mismo valor que tiene la realización de una tomografía. Al charlar sobre esa reflexión junto a los padres, algunos se han comprometido a comprar el casco a sus hijos y han mostrado un mayor compromiso”, aseguró el Director del nosocomio.
El problema del tránsito en Lincoln ha sido atacado desde varios frentes: operativos diarios, multas y secuestro de motocicletas, por ejemplo. No obstante, los accidentes siguen teniendo como principales protagonistas a las motocicletas, una situación que se repite en Junín y en varios municipios de la zona.

Claudio Ricasoli

Por su parte, el director del Hospital Interzonal de Junín, Claudio Ricasoli, desechó, al ser consultado por este diario, la iniciativa que plantean desde el municipio linqueño. “Mi posición es que los pacientes deben ser atendidos bajo las estrictas indicaciones que se fomentan en materia de salud pública. Hay que buscar la forma de recuperar lo que se gasta en la atención a víctimas de accidentes. Eso es un trabajo a desarrollar”, afirmó. “Es muy difícil que la salud pública pueda solucionar el tema del tránsito. Los accidentes ocurren a diario y en varias ocasiones hay más de uno por día en Junín. Pero el principio de solución creo que puede estar en proponer y llevar adelante un sistema de prevención”, consideró el precandidato a intendente de Junín.
“Lo que hacemos cuando estamos en contacto con los familiares de los accidentados es intentar establecer un vínculo de contención, hablarles y explicarles la situación del Hospital. No se le cobra un peso, pero muchas veces se logra una recomposición a través de algunas mutuales y también hemos recibido apoyo económico por ayudas que recibe la cooperadora del Hospital”, agregó el médico.

COMENTARIOS