None
UNA SITUACION QUE SE REPITE

El temor a la escasez de combustibles provocó largas filas en los surtidores

En el primer fin de semana de las vacaciones de invierno, los juninenses prefirieron esperar antes de encontrarse sin provisión de nafta y gasoil. El campo también dio muestras de preocupación.

La falta de combustible sigue generando preocupación en Junín.
El ejemplo más visible se manifiesta en las largas filas de automóviles en los ingresos de las estaciones de servicio.
En un sondeo realizado por DEMOCRACIA anoche, desde varios centros de combustibles confirmaron la escasez de naftas y gasoil.
Para las estaciones de servicio donde los surtidores se mantenían cargados, las filas alcanzaron hasta las dos cuadras de extensión.
La prolongada espera de los automovilistas se produce, en mayor medida, en las estaciones de servicio YPF de Junín, donde el precio y la calidad de los productos parecieran generan una mayor demanda.
No obstante, una de las primeras estaciones que confirmó el faltante fue la YPF ubicada en Rivadavia 452. En efecto, cerca de las 20, sólo comercializaban “euro”.   

La situación del campo

El presidente de la Sociedad Rural de Junín, Rodrigo Esponda, brindó detalles a la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) acerca de la situación por la que atraviesan los productores de nuestra ciudad con relación a la falta de combustible diesel.
En diálogo con DEMOCRACIA, el dirigente rural señaló: “El contacto con CARBAP es semanal y desde la Sociedad Rural de Junín tenemos una participación activa. En nuestra ciudad no hay combustible y ya no se puede decir que es una sensación. De las sensaciones estoy cansado. Con la inseguridad pasa la mismo y así estamos. Acá hay un hecho concreto y es que cuando uno va a cargar combustible las estaciones de servicio te imponen un tope de 50 o 100 pesos”.
Esponda también remarcó la sensación de incertidumbre en los productores asociados a la entidad que preside. Al respecto, dijo: “La mayoría de los productores tiene más miedo de lo que puede llegar a pasar. En estos momentos estamos en una etapa inicial, pero en agosto y septiembre la falta de gasoil podría generar que la situación sea más crítica que la actual, porque ingresamos en la etapa de la cosecha gruesa”.

Panorama preocupante

El relevamiento llevado a cabo por CARBAP permitió diseñar un mapa con los lugares donde hallaron inconvenientes para la carga de gasoil que según indicaron “aportamos al Ministerio de Planificación”, con el fin de resolver el problema. En los distritos señalados “se está recibiendo muy poco combustible y con colas de dos y más cuadras”. Con el diesel en muchos casos “sólo se consigue euro” y “no hay nafta súper”.
Según CARBAP, la problemática que afecta a Junín, también se repite en las siguientes localidades: 25 de Mayo, Azul, Bahía Blanca, Coronel Pringles, Lobería, Chascomús, Punta Indio, Tandil, Lobos, Exaltación de la Cruz, Zárate, San Vicente, Dolores, Rauch, Campana, Bragado, Pehuajó, Pergamino, Colón, Laprida, Mar del Plata, Olavarría, Adolfo Alsina, Ayacucho, Balcarce, 9 de Julio, General Lamadrid, Maipú, Tres Arroyos, Castelli, Mar Chiquita, Tapalqué y Guaminí.

COMENTARIOS