None
EL PROBLEMA DE LA INSEGURIDAD VIAL

Caos de tránsito: estudio apunta a los jóvenes que recién empiezan a manejar

Una encuesta remarca que tienen “las conductas de mayor riesgo” y que no asumen los que ellos mismos sufren. Desde la guardia del Hospital Interzonal de Junín afirmaron que el “promedio de edad” en accidentes de tránsito “es de 21 años”.

Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en menores de 35 años y se cobran alrededor de 600 vidas por mes. “Las colisiones siguen siendo una enfermedad social, una pandemia”, se lamenta el doctor Pablo Pratesi, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Austral, quien con su equipo encuestó a 500 jóvenes de 16 a 23 años para conocer sus hábitos al volante.
Dos de cada cinco de los encuestados había chocado alguna vez; de ellos, el 90% reconoció que podría haberse evitado y la mayoría dijo que se debió “a un error humano”. En cuanto al uso del cinturón de seguridad -fundamental para prevenir lesiones- tres de cada 10 jóvenes respondieron que no lo usaban “siempre”. El 7% directamente no se lo aplica casi nunca.
Además, se comprobó que el uso del cinturón disminuye proporcionalmente con respecto a la posición en el auto. Por ejemplo, en el asiento del acompañante, el porcentaje de quienes no lo usan siempre escala a casi el 40%. Y en el asiento de atrás, solo el 15% usa siempre el cinturón. Tres de cada cinco no lo usan nunca o muy rara vez. En taxis y remises, el panorama es peor: casi el 60% viaja sin esta protección. “Pareciera que les da más seguridad ir atrás que adelante, cuando está demostrado que todos los ocupantes del auto están expuestos al riesgo de lesiones ante una colisión”, afirmó Pratesi.

El consumo de alcohol

El consumo de alcohol también fue incluido en el relevamiento. El 35% de los jóvenes confirmó que toma y maneja “de vez en cuando”. Este mal hábito, sumado a la omisión del cinturón de seguridad, dispara el riesgo. En cuanto al respeto de las normas de tránsito, el 36% de los encuestados desconocen las distancias de frenado.
Si bien algunas de estas cifras son alarmantes, “en comparación con los datos del 2008, los resultados mejoraron”, declaró el jefe de la Terapia. Esto ayuda a los médicos “a entender lo que está pasando, por qué pasa lo que vemos todos los días”, dijo, y concluyó que los jóvenes “admiten el riesgo del otro, pero no el de ellos mismos” y que “las conductas riesgosas se mantienen a lo largo de los años y se asocian a otras conductas de riesgo”, por ejemplo en el caso de quienes toman alcohol y manifestaron, además, que cruzan las barreras bajas.
“A nivel mundial, los chicos y adolescentes son las principales víctimas de colisiones, así que resulta fundamental difundir información y provocar en ellos un impacto”, destacó por su parte el doctor Juan Cruz Escardó, terapista y docente de la cátedra de Emergentología de la facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Junín


Una idéntica situación se vive en nuestra ciudad con los jóvenes y el tránsito. Según afirmaron desde la Guardia del Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro”, el “pico” de pacientes accidentados lo reciben usualmente durante la madrugada del sábado y domingo, cuando el alcohol al volante hace estragos entre los jóvenes. El dato más llamativo que arrojan las estadísticas es que “el promedio de edad de los involucrados en estos accidentes es de tan sólo 21 años”, informan los médicos.

COMENTARIOS