None
HABLA LA MUJER QUE FUE CHOCADA EN LA RUTA 188 Y ALBERDI POR UN MENOR QUE HABIA HURTADO UN AUTO

Claudia Patrón: “Los ladrones tienen todo a favor, los trabajadores, nada”

La víctima del siniestro que, afortunadamente, no arrojó heridos de gravedad, lamenta que la Justicia no sea efectiva a la hora de contener a los menores que cometen delitos. “Estamos destruidos como familia”, expresa.

Claudia Patrón, la empleada del Hospital de Junín que el domingo último fue chocada en la ruta 188 y Alberdi por un menor que había hurtado un automóvil Peugeot 206 con fines delictivos, expresó en una entrevista con Telenoticias (TeleJunín) que están “destruidos” por lo sucedido y dio detalles de cómo fue el accidente que, afortunadamente, no arrojó heridos graves.
“Ibamos en un Chevrolet Vectra que había comprado hace tres meses. Nos dirigíamos a Vedia, a visitar a mi hermano por el Día del Padre. A doscientos metros de la rotonda de Alberdi, por la Ruta 188, iba un móvil policial delante de nosotros, que nos pasa y comienza a mermar la marcha”, cuenta Patrón, y agrega: “Vimos que venía un 206 a todo lo que daba, fue un segundo, no atinamos a poner las balizas, nada. El auto impactó contra la patrulla y luego contra nosotros”, recuerda.
“Atrás del 206 venían otras patrullas. El 206 no tenía luces, y la patrulla tampoco. Nada tenía luz, estaba todo oscuro, yo no sé si acostumbran a hacer así los operativos. Quedamos en medio de una persecución total, no sabíamos para dónde ir”, relata.
“En el Vectra iba mi esposo, y un matrimonio amigo: Guillermo Ferreira y Cecilia. Yo venía sentada atrás con Cecilia que estaba detrás de mi marido. Adelante,  al lado de mi esposo, iba Guillermo”, recuerda. “Mi esposo tuvo unos golpes mínimos, pero Guillermo tiene una mano muy dolorida y Cecilia también está un poco golpeada”, agrega.

“Tenía un arma”

“Me bajé del auto y me caí. Pero me volví a levantar porque quería pelear con el que me chocó el auto y escucho que me dicen ‘vení por favor, vení que es un chorro’”, afirma. Y añade: “No entendía nada”.
“Después vi que la Policía lo había reducido, pero no vi cuando lo bajaron. Vi que tenía un arma y un pasamontañas, es más, uno de mis hijos fue tomado como testigo”, afirma.
“El auto quedó inutilizable; tanto yo, como la otra familia, estamos mal, estamos destruidos. ¿Quién se hace cargo?”, lamenta y añade que “lo más indignante es que a este chico todos lo conocen, no es un principiante en esto”.

Efectos de la droga


“Yo sé que si no cambian las leyes, tampoco se puede hacer nada, se fuga y todo y nadie hace nada. La respuesta que nos dan a nosotros de la Comisaría Segunda y del Juzgado es que este chico se había tomado una tableta y media de Rivotril y entonces qué, yo también, me tomo una tableta de Rivotril y salgo a matar a tu hijo y vos me vas a ver de la misma manera que mirás a este chico. Sabés qué, yo no salgo nunca más. Este chico es como que nada, está todo bien que mate, que siga y como si nada”, truena.
“La señora que sufrió el robo del auto está como yo, destruida moralmente. Somos todos laburantes. Fue un descuido que tuvo el esposo, que tampoco es un descuido, porque dejó el auto para ir a abrir la puerta del garage como lo hace cualquiera y en un segundo le llevan el auto. Y encima tienen el descaro de ir a pedirle dinero porque si no el auto no lo recuperaba, porque iba a un desarmadero”, señala.
“El esposo está muy mal de salud, está operado y está pasando un momento terrible. Pero bueno, es la misma impotencia de todos que no podés dejar el auto en la puerta de tu casa porque viene cualquiera y te lo roba o lo que pueda llegar a pasar”, indica.
“Dónde está la seguridad, la fiscalía del menor. Hoy en día todo está a favor del delincuente, que puede robar, matar, delinquir, total, tienen todo a favor. Los derechos humanos son para el delincuente”, considera, enojada.
“La sensación que tengo hoy es que si lo tengo enfrente lo mato. Me indigna que no haya leyes que sirvan sobre el tema de los menores. Los delincuentes tienen todo a su favor. El trabajador no tiene apoyo de nada”, opina.

COMENTARIOS