Uno de los especialistas en la receta, Alfredo Farha.
Uno de los especialistas en la receta, Alfredo Farha.
GASTRONOMÍA LOCAL

Impulsan que se realice la fiesta de la torta de trigo a la parrilla en Junín

Descendiente del alimento árabe Kibbeh, considerado tradicionalmente plato nacional del Líbano y Siria, la torta de trigo “redonda” es una comida típica de nuestra ciudad y la zona. “Sería una muy buena oportunidad incluso vinculándola con el turismo”, afirmaron.

Vecinos de la ciudad proponen que se realice la fiesta de la torta de trigo a la parrilla en Junín. 

Descendiente del alimento árabe Kibbeh, considerado tradicionalmente plato nacional del Líbano y Siria, la torta de trigo “redonda” es una comida típica de Junín y la zona, mientras que, por ejemplo, en el pueblo La Angelita, en el partido de General Arenales, se cocina frita. 

Los inmigrantes árabes que llegaron a nuestra ciudad se fueron asentando en el barrio Las Morochas, donde el plato oriental frito se transformó en una torta hecha a la parrilla, adquiriendo connotaciones criollas.  

Hoy en día es muy común pasar por una rotisería o una casa de comidas de nuestra ciudad y ver en las vitrinas este sabroso alimento que conquistó los paladares juninenses y que se expandió rápidamente por la ciudad. 

Si bien es frecuente la creencia de que las tortas de trigo se encuentran en cada rincón del país, lo cierto es que en la Argentina mayormente se cocina otra versión llamada keppe, keppi o ki-ppi, similar a la tradicional de Oriente, pero al horno o en aceite hirviendo.  

“Creo que la fiesta de la torta de trigo a la parrilla debería realizarse en Junín por varios motivos”, comenzó diciendo a Democracia el descendiente sirio y especialista en la receta, Alfredo Farha. 

Y continuó: “Nuestra ciudad es el único lugar del país y tal vez del mundo que se hace a la parrilla. Me animaría a decir que es muy probable que sea una receta juninense modificada de la receta tradicional árabe. Nunca escuché a nadie decir que no le haya encantado el sabor”.

El rubro gastronómico Junín “no cuenta con ninguna fiesta provincial o nacional de ningún plato, comida o alimento y esta sería una muy buena oportunidad incluso vinculándola con el turismo para los que vengan a visitarnos”, afirmó. 

“Hay muchos juninenses que las saben hacer muy bien y esto se presta a también realizar un concurso con la mejor torta de trigo del año”, subrayó. 

 

A la parrilla 
“Lo que es un invento de acá es hacerla a la parrilla. Por ejemplo, en La Angelita las hacen fritas y le ponen la carne en el relleno y son totalmente distintas a las nuestras. Ahí hay una colonia de sirios y la mayoría hablan árabe y se enseñan los dos idiomas”, dijo Farha. 

“Lo que más se conoce a nivel nacional es el keppi. En provincias donde hay descendientes de árabes como en el norte, no conocen las tortas de trigo y se hacen al horno”, explicó el juninense. 

“La torta de trigo lleva la masa del keppi -se amasa el trigo con la carne-. Adentro lleva el relleno con cebolla de verdeo, morrón rehogado, que se ha ido modificando a gusto”, contó. 

“Hubo un furor muy grande y los tres descendientes de árabes, como Jesús Abdala, que las hacían bien y para vender, ya no están más”, finalizó.  

 

La receta 
Alfredo Farha contó cómo se hacen las tortas de trigo. 
Ingredientes: 1 kg de trigo, 1kg de carne picada, 600 gr de manteca, jugo de limón, 500 gr cebolla de verdeo, 500 gr de cebolla común y 500 gr de morrón. 

Para preparar estas riquísimas tortas de trigo a la parrilla empezamos por el trigo: hay que remojarlo en agua, lo ponemos en un recipiente y lo cubrimos con bastante agua (que la cantidad de agua sobrepase bastante el nivel del trigo, pues el trigo absorbe suficiente agua). Lo tenemos que dejar al menos seis horas en remojo, luego le sacamos el excedente de agua y lo ponemos a escurrir por unas 24 horas. 
Mientras el trigo se escurre podemos preparar el relleno, que no es nada más ni nada menos que las cebollas y el morrón cortados y rehogados en aceite de oliva y manteca. 

Cuando el trigo esté bien escurrido podemos comenzar a preparar la pasta. Agregamos al trigo la carne picada y 350 gramos de manteca que no esté fría y comenzamos a amasar. Luego de homogenizar bien los ingredientes y de amasar por al menos media hora, podemos ver la consistencia de la masa. Si está demasiado seca le agregamos un poco de manteca, de acuerdo a la cantidad que va necesitando, necesita al menos una hora de amasado. 

Cuando la masa queda bien firme podemos empezar a armar las tortas. Hacemos una capa con un hueco en el medio, le ponemos relleno y la tapamos, vemos que queden bien cerradas y firmes para que después no se desarmen en la parrilla. 
Luego de armar todas las tortas podemos empezar a asarlas. Se hacen de ambos lados y hay quienes les ponen un pedacito de grasa o de manteca luego de darlas vuelta. Yo prefiero hacer una salsa con jugo de limón y manteca derretida. Cuando saco la torta de la parrilla la baño en esa salsa y la retiro, queda riquísimo, el gustito a limón le queda increíble. 

Es una muy rica receta, sobre todo para compartir. Para tomar recomiendo un vino tinto, no tan fuerte, para que no sea tan agresivo y nos permita disfrutar el exquisito sabor de estas tortas. Por ejemplo, un tanat con taninos suaves y con paso por madera acompañaría muy bien.

 

________________________________

Lee el diario tal como salió impreso. Suscribite a la versión PDF.

 

COMENTARIOS