TRIBUNAL EN LO CRIMINAL Nº 1 DE JUNIN

Presunto abusador sexual: hora de los alegatos

Habría violado a su hijastra, quien tuvo un hijo producto de esta supuesta relación. La audiencia tendrá lugar hoy, a partir de las 13, en el 4º piso del edificio que ocupa el Departamento Judicial.

Hoy se conocerán los alegatos de las partes del juicio a Juan Carlos Calderón, de 58 años, imputado en una causa caratulada como “Abuso sexual con acceso carnal agravado”, que se lleva adelante en los Tribunales de Junín.
A partir de las 13, en la sala de audiencia del 4º piso del edificio que ocupa el Departamento Judicial (Mayor López y Mitre), se escucharán los alegatos presentados por el doctor Juan Antonio Prato, abogado defensor del presunto violador, y de la fiscal del juicio, doctora Vanina Lisazo.
El imputado, oriundo de General Pinto, está acusado de violar a su hijastra –relación de la que habría nacido una niña-.
Sobre él pesan además otras acusaciones de abuso realizadas por familiares y allegados.
Actúa en este caso el Tribunal en lo Criminal Nº 1, integrado por los jueces Miguel Angel Vilaseca, Karina Piegari y Claudia Dana, jueza subrogante legal, quien reemplaza al doctor Andrés Francisco Ortiz, designado en la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal.

Víctima

La víctima es Mariela Paola López, de 32 años, con quien el imputado habría tenido una relación de la cual nació una hija, que actualmente tiene 16 años, y a la que se le habría hecho un ADN para verificar genéticamente el parentesco con el imputado.
Otras de las denunciantes contra Juan Calderón son Vanina Gisela Carral, esposa del hijo de Calderón, y Graciela Susana Calderón, media hermana de la víctima e hija del acusado.
La causa se inició el 31 de agosto de 2009, en la ciudad de General Pinto y el imputado está bajo arresto domiciliario.

Antecedentes

Cabe mencionar que el procesado también ha estado involucrado en otras causas penales, por “Lesiones graves”, (fue acusado de acuchillar al novio de su hijastra Paola); y otra más antigua, por “hurtos reiterados”.
El caso generó conmoción en General Pinto, donde vive este hombre, que según trascendió no sería oriundo de esta vecina localidad.

COMENTARIOS