None
BROMATOLOGIA

El Código Alimentario permite 20 veces más de arsénico en el agua mineral que en la de red

En Junín, las muestras tomadas en Cabina Sanitaria se mandan a La Plata para hacer los análisis físico-químicos, pero los controles se hacen de manera esporádica, cuando ingresa un producto nuevo al mercado.

El Código Alimentario Argentino permite que el nivel de arsénico en el agua mineral (0,2 mg/l) sea 20 veces mayor que en el agua potable de red o en la envasada en bidones.
La información, que consta en el Código, fue confirmada a este diario por la doctora Cristina Pagano, responsable del laboratorio de Bromatología de la Municipalidad de Junín.
“Es así, pero no quiere decir que el agua mineral tenga tanto nivel de arsénico, sólo que si lo tiene, el Código se lo permite. El límite es de 0,20 mg/l para el agua mineral, y para el agua envasada en bidones es de 0,01”, afirmó la especialista local.
Asimismo, la doctora afirmó que en la provincia de Buenos Aires el límite para el agua de red o envasada es de 0,05, pero que a nivel nacional baja hasta 0,01
Y agregó que en la soda en sifones, por ejemplo, el nivel máximo de arsénico permitido en Junín es de 0,05 mg/l.

Controles insuficientes

Por otra parte, admitió que los controles de los niveles de arsénico, que recaen sobre el agua envasada o mineral que se comercializa en nuestra ciudad, “no son parte de la rutina” del laboratorio juninense, por lo que se realizan espaciadamente, en un centro de La Plata, que depende del Ministerio de Salud bonaerense.
En este plano, el doctor Guillermo Marsetti, jefe de Bromatología, explicó a este medio que la toma de muestras de agua envasada se hace especialmente si la empresa elaboradora es nueva en el partido, es decir, cuando la firma ingresa al mercado local.
“La mandamos al Laboratorio de Bromatología de la Municipalidad y de allí nos mandan el resultado diciendo si es apta o no para el consumo humano. Si no es apta, no ingresa a Junín”, aseguró.
“Se mandan a La Plata porque a raíz del problema judicial planteado por el tema de los niveles de arsénico en el agua de red de Junín, se ha dicho que el Municipio se controla a sí mismo, entonces las muestras se remiten a Laboratorios Oficiales del Ministerio de Salud, que pueden ser por ejemplo, los de la Universidad Nacional de La Plata. En Junín hacemos los análisis microbiológicos, pero los fisicoquímicos se mandan allá”, aclaró la doctora Pagano.
“El Laboratorio Municipal no es el organismo de control, aquí solo hacemos los análisis que se pueden hacer –acotó-. La toma de las muestras las hace Bromatología. En general los análisis físico-químicos que se mandan a La Plata son por algún tema médico de intoxicación o por un caso particular”, dijo.

COMENTARIOS