Conformes con el estado de la plaza, en San Cayetano solicitan que mejoren la iluminación en ciertos sectores.
Conformes con el estado de la plaza, en San Cayetano solicitan que mejoren la iluminación en ciertos sectores.
DESTACAN LOS AVANCES

San Cayetano: “Venimos pidiendo que se haga una buena colectora”

La zona cercana a la Ruta Nacional 188 es la más postergada del vecindario y requiere un programa de intervención en las calles. Por otra parte, los residentes subrayan proyectos en marcha para que crezca el sector: reconversión del alumbrado público, incorporación de un CAPS e intervención en la plaza son algunas de las iniciativas.

Son varios proyectos en marcha que dan cuenta de que hay un avance en el barrio San Cayetano. Extensión del alumbrado público, incorporación de un Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS), intervención en la plaza, son algunas de las iniciativas que los vecinos y fomentistas destacan a la hora de señalar las mejoras en este sector.

Con todo, todavía hay demandas por atender. Principalmente en la zona cercana a la Ruta Nacional 188, la más postergada del vecindario, en la que es necesario un programa de intervención en las calles. Además, el tránsito es otro asunto en el que los lugareños creen que se podrían tomar algunas medidas.

Alumbrado público
Hace años que los vecinos de San Cayetano insisten en que el alumbrado público es uno de los servicios que requiere más atención en este barrio. Sobre todo porque, en esta zona, la iluminación de las calles data del año 1960, por lo que se hace necesaria su revisión.

“Nosotros siempre hicimos hincapié en los años que llevamos con una pequeña luz que nos ilumina y ahora se están haciendo los hoyos para plantar las columnas, así que, en breve, vamos a tener la luz blanca que queremos todos, porque es muy importante y nos mejora la situación de la seguridad también”, explica el presidente de la Sociedad de Fomento, Juan Carlos Screpi.

El dirigente barrial señala que este pedido lo hacen desde, al menos, catorce años. “Se ve que nos han escuchado -agrega-, las columnas se van a colocar adonde hay cordón cuneta. Es más, aun cuando no haya asfalto, se van a poner. En las otras seguirá el mismo tendido de luz”.

Las calles
A propósito del tema de las calles, hay un sector cercano a la ruta que no cuenta con asfalto. “Venimos pidiendo que se haga una buena colectora, desde la cancha del Club Rivadavia hasta la avenida República, para que la gente pueda transitar por ahí”, indica Screpi.

Lo cierto es que desde el Municipio les informaron que las calles que desembocan en la ruta no pueden ser asfaltadas hasta la intersección, ya que no son consideradas como salidas, como sí lo son como Rivadavia, Italia o República. Por eso solicitan que aunque sea las transversales sean pavimentadas. “Y si no se puede llegar con asfalto hasta la ruta, tienen que tener un buen mantenimiento, no sé si se podrá tener un cordón cuneta y mejorado, pero se le tiene que cuidar para que tengan una buena transitabilidad”, enfatiza Screpi.

CAPS
Funcionarios municipales informaron a los fomentistas que se erigirá un nuevo CAPS “con una buena cantidad de servicios, de hecho, se hablaba de odontólogo, médico clínico, generalista, pediatra, es decir, algo muy importante”, explica Screpi.
Se trata, en definitiva, de una iniciativa que beneficiará a este barrio y a sus linderos, como Norte y San Antonio.

“Sí sabemos que va a ser algo grande y eso es muy importante porque hoy el CAPS de acá tiene un médico, una enfermera y no mucho más. Va a ser otra cosa, más completo”, comenta el presidente de la Sociedad de Fomento.

Otros temas
Respecto a la Plaza Quattordio, que es el corazón del barrio, Screpi considera que “está muy bien”. Desde la entidad fomentista se solicitó “algún juego más” y ya les comunicaron que se va a hacer un playón con aros de básquet, como hay en otras plazas”.

“También estamos pidiendo más iluminación adentro -añade Screpi- porque es un lugar al que, a la tardecita, viene mucha gente a caminar, se hizo un paseo, lo que nos tiene muy contento porque se usa, que es lo que queremos. Faltaría algo de luz en las esquinas, porque las farolas apuntan hacia la calle, no adentro”.
Finalmente, otro punto sobre el que los residentes ponen el acento es el del tránsito:

“Queríamos hacer prevención y solicitamos moderadores de velocidad en dos o tres lados. Nos respondieron que, como no hay estadísticas de accidentes, no se va a hacer. Acá tenemos la iglesia a la que concurre mucha gente, el jardín de infantes, hay mucho movimiento durante el día, los autos y las motos pasan, y el riesgo lo vemos”.

La Sociedad de Fomento
Después de un año y medio con actividad casi nula, en la Sociedad de Fomento explican que es “casi normal” el trabajo en la actualidad. “Alquilamos el salón para algunos eventos chicos, con protocolos, hemos juntado un dinero que nos permitió comprar mobiliario, pintamos el frente de la sede. Todo lo que entra, lo vamos gastando en lo que hay que hacer”, detalla el presidente de la institución, Juan Carlos Screpi.

Además, algunos meses atrás hubo una sentencia judicial que condenó a la entidad a pagar unos $80 mil a una exvecina que había hecho una denuncia por ruidos molestos, para lo cual recibieron apoyo del Municipio.

En cuanto a los servicios para los vecinos, Screpi señala: “Siguen los talleres de corte y confección, crochet, baile, ritmos, kempo, tenemos el primario de adultos al que sigue concurriendo gente y el secundario ya no se da más porque pasó a la modalidad virtual”.

COMENTARIOS