None
FALTA LA FIRMA DEL GOBERNADOR SCIOLI; SE AUTORIZARIA ESTE MES

El decreto para licitar las obras del puente bajo nivel de Rivadavia ya está en Economía

La información fue confirmada a DEMOCRACIA por fuentes de la cartera bonaerense de Infraestructura que dirige Cristina Alvarez Rodríguez. “Estamos empujando para que salga cuanto antes”, confiaron.

Finalmente el proyecto del puente bajo nivel de Rivadavia estaría cerca de concretarse. En efecto, fuentes del ministerio de Infraestructura bonaerense que conduce Cristina Alvarez Rodríguez revelaron a DEMOCRACIA que el decreto de los 14 millones de pesos para la obra ya está en Economía bonaerense y “sólo falta la firma del gobernador Daniel Scioli” para poder llamar a licitación.
El proyecto está incluido en un plan que en esta cartera provincial denominan informalmente “plan de los 800 millones” para municipios, y según pudo averiguar este diario existe la voluntad política para “sacarlo cuanto antes”.
En la última apertura de sesiones en el Concejo Deliberante, el propio intendente Mario Meoni anunció que las obras comenzarán antes de que termine la actual gestión.
Es que circular por el paso a nivel de Rivadavia puede ser una tarea casi tortuosa para las mujeres que llevan a sus hijos en cochecitos, discapacitados e incluso para motociclistas, ciclistas y automovilistas.

Ciudad dividida

El trazado urbano juninense está dividido en dos partes y hay pocas calles que comuniquen hacia un lado y otro de las vías y los terrenos ferroviarios, situación que provoca enormes dificultades para la población.
Los pasos a nivel de Rivadavia, Alberdi, Primera Junta y Avenida República concentran el noventa por ciento de la circulación de vehículos, generándose una congestión cada vez más grave en las horas pico, con demoras y riesgos de accidentes.
Los primeros problemas aparecen alrededor de las 7.30 de la mañana, cuando la gente ingresa a su trabajo y miles de chicos asisten a los distintos niveles escolares; después, adquiere ribetes casi dramáticos al mediodía, y vuelve a crispar los nervios de los más tranquilos al caer la tarde y las primeras horas de la noche.
Para colmo, el mal estado de las calles en general y los baches y pozos que abundan también en los pasos a nivel, convierten al tránsito local en una pesadilla.

COMENTARIOS