FINALIZA EL CONGELAMIENTO DE LOS ALQUILERES

Di Palma: “Los próximos meses serán de arduas negociaciones por los precios”

El presidente del Colegio de Martilleros de Junín afirmó que el mercado de las locaciones “va a tener algún ajuste”. Y señaló que hoy hay pérdida de rentabilidad de los propietarios y pérdida del poder adquisitivo de los inquilinos. Las claves de la nueva medida del Gobierno.

Tras el anuncio del descongelamiento de los alquileres a partir del 31 de este mes, Daniel Di Palma, presidente del Colegio de Martilleros de Junín, afirmó en una entrevista con Democracia que “los próximos meses serán de arduas negociaciones por los precios”, pero confió en arribar a acuerdos en el corto plazo, ya que el mercado inmobiliario depende de la oferta y la demanda. 
“El congelamiento tiene prácticamente un año. Y en el último año ocurrieron muchos desajustes en la economía, tanto inflacionarios como devaluatorios”, afirmó el profesional. “Esto ha llevado a un corrimiento general de precios y ha reinado la inflación a gran ritmo durante todo el año pasado”, agregó. 
“En los primeros tres meses de este año nos estamos dando cuenta de la variación de precios con respecto al año anterior y la dificultad de los salarios para hacer frente a los aumentos. En consecuencia, el mercado de las locaciones seguramente va a tener algún ajuste, pero también sabemos que el ajuste está sujeto a la oferta y la demanda; nadie va a pagar más de lo que pueda pagar”, dijo. 
“Los salarios han quedado diezmados, con pérdida del poder adquisitivo como consecuencia de las paritarias a la baja que se han dado en los últimos años en el país. Hoy nos vemos con pérdida de rentabilidad y pérdida del poder adquisitivo por parte de los locatarios”, afirmó. 
“Los próximos meses seguramente van a ser de arduas negociaciones por parte de las inmobiliarias, los martilleros y corredores que siempre estamos mediando en estas situaciones, que esperemos que se puedan ir resolviendo en el corto plazo”, manifestó.  

Desalojos
El congelamiento de los alquileres concluirá a fin de mes, tras lo cual propietarios e inquilinos deberán acordar cómo continúan los contratos y el financiamiento si hubiera deuda acumulada, al tiempo que desde el Gobierno afirman que "no habrá posibilidad de desalojos sin mediación".
El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, anticipó que cuando venza el decreto que congela alquileres y prohíbe desalojos el 31 de marzo próximo, "no habrá extensión".
El funcionario aseguró que tras el descongelamiento "no habrá posibilidad de desalojos sin mediación”, dado que "lo más fuerte en la reglamentación de la Ley de Alquileres es la mediación de los desalojos y la inscripción en AFIP de los contratos".
La Ley de Alquileres establece que el Ministerio de Justicia debe facilitar ámbitos de mediación y arbitraje gratuitos o de bajo costo para la resolución de conflictos derivados de los alquileres.

Contratos
En tanto, la obligatoriedad de inscribir los contratos en AFIP entró en vigencia esta semana y los propietarios que no tengan registrado el contrato podrán ser multados, al tiempo que no podrán llevar adelante juicios de desalojo.
En este contexto, Inquilinos Agrupados manifestó en un comunicado "preocupación" por la finalización el 31 de marzo del decreto que comenzó a regir un año atrás, entre las primeras medidas económicas de emergencia que tomó el Gobierno por la pandemia.
"El ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, anunció que no se va a extender el decreto que suspende desalojos; a partir del 1/4/21 las familias endeudadas quedarán en la calle y habrá juicios de embargos a mansalva", alertó la organización.
En el caso de que se haya acumulado deuda, el decreto contempla que los inquilinos deberán pagar las deudas de alquileres en un plazo de 6 a 12 meses, sin punitorios.
Según Inquilinos Agrupados, los resultados de la encuesta nacional a inquilinos de enero arrojó que el 40% no sabe dónde va a vivir cuando finalice el decreto.
En tanto, el 35,7% no pudo pagar el alquiler de enero o lo abonó parcialmente, lo que "los ubica en una situación de posible desalojo".
Gervasio Muñoz, presidente de la federación, dijo que "durante la pandemia el decreto evitó que familias quedaran en la calle extendiendo automáticamente los contratos de alquiler y el mercado inmobiliario respondió a esa medida con aumentos de precios que hoy".
"El panorama hoy es: familias que hace meses acumulan deudas, no tienen dinero para mudanza, no tienen dinero para pagar un nuevo alquiler, y mucho menos para saldar las deudas mientras pagan un nuevo alquiler. La única alternativa es la calle", advirtió.
Del otro lado de la mesa, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, dijo que "en el mercado habitacional, la acción judicial en un desalojo y en un cobro no son frecuentes".
"Los conflictos se resuelven entre propietarios e inquilinos", aseguró Bennazar en declaraciones radiales.
El directivo agregó que el sector viene "desde hace 36 meses en un tobogán de caída libre" y aseguró que "el mayor de los problemas para el propietario es la rentabilidad, es la más baja de la historia".
Días atrás, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (Cofeci) señaló que "continuar con la prórroga indefinida del DNU con las actuales condiciones establecidas, profundiza la problemática de los inquilinos, propietarios e inmobiliarios y genera una incertidumbre angustiante".
En ese sentido, la entidad propuso la creación de una "tarjeta alquilar", para subsidiar a los inquilinos y aplicar programas de financiamiento para aquellos inquilinos que hayan generado deudas durante la prórroga del DNU.
El ministro Ferraresi se refirió al endeudamiento de los inquilinos y dijo que a partir de abril se podrá “ver el resultado de esta situación y tener datos reales de quiénes están en posibilidades de desalojo".
"Vamos a tener datos concretos de las familias vulnerables y aplicaremos distintas políticas”, aseguró Ferraresi.

COMENTARIOS