Mariano Díaz Melo juninense
Mariano Díaz Melo, junto a sus hijos en Italia.
LA MITAD DE LA POBLACIÓN ITALIANA SE ENCUENTRA EN “ZONA ROJA”

Rebrote de Covid: “Esta vez hay menos muertes”, dijo un juninense desde Italia

Se trata de Mariano Díaz Melo, que se encuentra radicado en Sondalo, región de Lombardía, desde donde brindó un panorama de la segunda ola de Covid-19. “La situación empeoró, pero estamos mejor que en el primer ‘lockdown’”, afirmó a Democracia.

Mientras el Gobierno italiano espera que el pico de contagios de la segunda ola de coronavirus llegue la semana próxima, casi la mitad de la población del país quedó en "zona roja" de coronavirus, con la prohibición de entrada y salida de sus regiones de residencia.
En este contexto, Democracia se contactó con el juninense Mariano Díaz Melo, que se encuentra radicado en Sondalo, región de Lombardía, desde donde brindó un panorama del rebrote de Covid-19.
Con la entrada en vigencia de la clasificación de Abruzzo como "zona roja", siete de las veinte regiones del país, en las que viven más de 27 millones de los 60 millones de habitantes de Italia, son consideradas de alto riesgo epidemiológico.
“La situación empeoró, pero estamos mejor que en el primer ‘lockdown’, con unos 700 mil activos, menos muertes y el sistema de salud aún no ha colapsado”, explicó a este diario Díaz Melo.
“Los fines de semana lo que es comercio cierra  y los hoteles están abiertos para los viajeros por trabajo. Los que hacen comida tienen la posibilidad de seguir cocinando para poder vender”, afirmó.
“Mi esposa fue confirmada con coronavirus esta semana y yo di negativo, mientras que estamos esperando los resultados de mis hijos”, expresó.
A principios de mes y hasta el 3 de diciembre, el Gobierno dispuso la división del país en tres zonas (roja, naranja y amarilla), con base en distintos indicadores y con diversos niveles de medidas restrictivas para evitar una cuarentena a nivel nacional.
Dentro de las regiones catalogadas como "zona roja" están prohibidos el ingreso y la salida de personas sin justificación, así como los desplazamientos internos y la apertura de bares y restaurantes.
Según una ordenanza publicada esta semana por el Gobierno regional, Abruzzo se suma a Campania, Calabria, Lombardía, Toscana, Valle de Aosta, Piamonte y a la provincia autónoma de Bolzano como zonas de mayor riesgo epidemiológico.
“Esta vuelta la gente acató muy bien la ordenanza que pide colaboración y no te obliga a quedarte en casa”, dijo Díaz Melo. De todos modos, está vigente en toda Italia el toque de queda nocturno que prohíbe los movimientos sin justificación entre las 22 y las 5.
“La mayoría de los trabajos siguen normales y los más afectados son el turismo y la gastronomía. Al menos, esta vez, no se ve la situación del primer ‘lockdown’ con mil muertes por día”, subrayó.
Por ahora, solo cuatro regiones, además de la provincia autónoma de Trento, permanecen como zona amarilla o de riesgo medio, en las que están permitidos los desplazamientos internos y la apertura de bares y restaurantes hasta las 18, incluso los fines de semana.
En las ocho zonas que quedaron catalogadas como naranja, o de riesgo medio-alto, se prohíben los desplazamientos entre las provincias jurisdicciones internas y se cierran bares y restaurantes los fines de semana.
Según el decreto del Gobierno que dispuso la división del país en zonas, las regiones solo pueden cambiar de color hacia uno de menores restricciones después de 14 días consecutivos como zona roja o naranja.
De todos modos, el Gobierno aseguró en las últimas horas a través del ministro de Salud, Roberto Speranza, que espera el pico de contagios para la semana próxima, en un marco en el que se registran más de 30.000 casos diarios.
Mientras tanto, en el plano económico, la actividad hotelera italiana bajó en octubre un 60% frente al mismo mes del año pasado a causa de la denominada "segunda ola" de coronavirus, informó la cámara comercial Confcommercio.

COMENTARIOS