EFECTOS DEL COVID EN LA SALUD

Coronavirus: los daños que puede producir el virus en el corazón

Democracia dialogó con Mildred Colaberardino, especialista universitaria en cardiología, quien se refirió a los riesgos de daño cardíaco que en muchos casos puede suponer la enfermedad.

El avance del coronavirus este año continúa siendo un desafío para la comunidad médica en torno a los descubrimientos que se van produciendo sobre el virus y sus efectos en la salud.
Sabido es que las personas mayores y quienes poseen patologías de base como hipertensión o diabetes, por nombrar algunas, tienen mayores riesgos de desarrollar complicaciones al contagiarse de coronavirus pero lo cierto es que también se plantean nuevos escenarios en cuanto a los daños que puede generar el virus en el corazón.
Democracia dialogó con Mildred Colaberardino, especialista Universitaria en Cardiología, médica del Departamento de Medicina Cardiovascular de clínica la Pequeña Familia, quien se refirió a estos riesgos que supone la enfermedad.

"...El virus también puede tener un riesgo especial en personas con acumulación de grasa en las arterias".

El covid y el corazón
“El covid-19 es un desafío que sigue planteando numerosos interrogantes”, adelanta la profesional en diálogo con este medio. 
“Sin embargo, agrega, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pareciera que las personas mayores y las que tienen afecciones médicas preexistentes como diabetes, hipertensión arterial y enfermedades respiratorias y cardíacas tienen más chances de complicar su cuadro clínico”, detalló en base a lo que en principio se conoce sobre el virus. 
En ese sentido indicó: “Los pacientes con riesgo cardiovascular son aquellos que sufren de insuficiencia cardíaca, quienes hayan tenido un infarto de miocardio o una enfermedad coronaria significativa y los que presentan cualquier cardiopatía, es decir, un defecto mecánico del corazón”.
Colaberardino explicó que el blanco principal del virus son los pulmones, “sin embargo, eso podría afectar al corazón, sobre todo en el caso de un corazón enfermo, el cual tiene que trabajar más intensamente para mover sangre oxigenada por todo el cuerpo”.
Asimismo, las personas con algún problema cardíaco subyacente podrían tener un sistema inmunitario más débil. 
“El virus también puede tener un riesgo especial en personas con acumulación de grasa en las arterias. La evidencia indica que las enfermedades virales similares pueden desestabilizar estas placas, lo cual podría ocasionar obstrucción en las arterias derivando en un ataque al corazón. Por lo tanto, los pacientes que se encuentran dentro de este grupo de riesgo  deben extremar sus cuidados”.

Posibles secuelas del virus
Sobre las posibles secuelas que pudiera dejar el coronavirus en los pacientes contagiados, la profesional indicó que “la infección por sí misma se asocia a complicaciones cardiovasculares”.
“Se sabe que la función cardíaca puede disminuir durante una infección severa por SARS-CoV-2, pero esa disminución, a veces, es consecuencia de la respuesta inflamatoria sistémica a la infección y, ocasionalmente, en algunos se debe a una infección viral directa en el corazón, una inflamación del músculo conocida como miocarditis”.
Según explicó, "los dos problemas cardíacos principales que predominan son la insuficiencia cardíaca“, que ocurre cuando el músculo cardíaco no bombea la sangre tan bien como debería, y los ritmos cardíacos anómalos o arritmias, que pueden deberse a la infección o a los medicamentos empleados para tratar el virus. También se  ha asociado con infarto de miocardio y enfermedad tromboembólica”.

"Cuando se siente dolor en el pecho o falta de aire, hay que buscar atención médica inmediata".

Tratamientos y estudios
En la actualidad no hay tratamiento efectivo para el covid-19, aunque la profesional destaca que “se están investigando activamente varios agentes en este momento  (más de 1.500 estudios randomizados registrados y más de 800 estudios se encuentran aún reclutando participantes)”.
El manejo clínico recomendado, según explica, “incluye medidas de prevención y control de infecciones y tratamiento de soporte, incluido oxígeno suplementario, soporte ventilatorio y acceso oportuno a unidades de cuidados críticos cuando esté indicado”.
Colaberardino hizo hincapié en la necesidad de la consulta médica: “Me parece muy importante mencionar que debemos entender que el  coronavirus no  elimina las otras enfermedades. Algo que a nivel mundial se está viendo es lo que podríamos llamar daño colateral de la pandemia, que es la disminución de las consultas por cuadros severos, en este caso infarto y angina de pecho,  lo que aumenta la morbilidad y la mortalidad. Por eso es importante recordar que cuando se siente dolor en el pecho o falta de aire, hay que buscar atención médica inmediata, el tiempo es un factor determinante del pronóstico”.
Además, recordó: “Recomendamos a los pacientes que conocen tener enfermedad cardiovascular continuar realizando sus controles médicos y procedimientos tomando los recaudos  necesarios”, concluyó.

COMENTARIOS