taxis remises junin
El sector atraviesa una difícil situación.
CAÍDA DE LA ACTIVIDAD

Grave situación: taxistas y remises de Junín aseguran que el trabajo cayó casi un 70%

Las restricciones para circular, las actividades que dejaron de funcionar y la situación económica en general, al igual que el miedo de muchos clientes que limitan sus salidas, fueron algunos de los detonantes de una situación cada vez más compleja.

Son muchos los sectores que continúan resistiendo las consecuencias de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, entre ellos el de servicio de pasajeros de taxis y remises de la ciudad, rubro desde el cual aseguran que se encuentran trabajando en apenas un 30% de lo que lo hacían meses atrás.
Las restricciones para circular, las actividades que dejaron de funcionar y la situación económica en general, al igual que el miedo de muchos clientes de dichos servicios que limitan las salidas por los riesgos del Covid-19, fueron algunos de los detonantes para una situación que consideran cada vez más compleja.

“Es un desastre”
Claudio Da Pieve, referente de Taxis Unidos Autoconvocados, aseguró que la situación es muy complicada para el sector.
“Estamos trabajando el 30% de lo que se venía trabajando antes, hubo una baja de entre un 60 y un 70%”, señaló.
Las razones son varias pero Da Pieve explica que “por un lado la gente se cuida. Hay mucha gente mayor que sale lo justo y necesario, del grueso que se venía manejando”. 
Además, indicó, que influye “la gente que va a trabajar y que no todos los rubros están activos, así que también hay un faltante de pasajeros”.
El referente de los Autoconvocados destacó también la situación con la zona: “Mucha gente de la zona o alrededores no está viniendo a Junín por el transporte interurbano, micros y demás”.
Asimismo, recordó que hay choferes que no están trabajando: “Choferes, gente mayor que es chofer, gente que se ha quedado sin trabajo, que hoy por hoy hace de las suyas, traslado de personas, sin habilitaciones, los truchos que siempre decimos”. 
En ese sentido, hizo hincapié en la problemática, que no es nueva.
“Es gente que nos está restando mucho trabajo y genera un peligro a la ciudadanía porque hacen viajes afuera, no hay control, entran y sacan gente de la ciudad, van al AMBA, a Rosario, nosotros no estamos viajando. Los usuarios de esas personas no se dan cuenta del daño, ya que no tienen seguros correspondientes”.
En conclusión, destacó que “no hay plata, la gente no puede andar mucho, se están cuidando, no salen, es un cúmulo de situaciones, muchas cosas trabadas”.
Por su parte Carlos, de la parada de Taxis Alem, reconoció que “a veces hay días buenos y días regulares. Trabajamos bien en comparación con otros, pero hubo una gran merma por esta situación”. 

Coches por turno
Desde la remisería Centro aseguraron que trabajan actualmente cinco coches por día y se turnan. Si bien trabajan de 6 a 22, tienen el permiso para hacerlo hasta la 1 ya que trasladan personal de salud, esencial, en la ciudad.
“Tenemos 10 coches en total y trabajan cinco por día, se van turnando”, explica Gustavo, de la agencia.
“Bajó muchísimo a lo que se estaba trabajando. La gente tiene mucho miedo, los jóvenes no toman remis, es generalmente la gente mayor y no está saliendo”, explicó.
Coincidió en que el trabajo cayó alrededor del 60%: “Lamentablemente estamos igual que todos, en una situación muy difícil”.  
Gabriel Sevile, de la agencia Remises Noroeste, aseguró que trabajan de 6,30 a 21,30 porque no se permite trabajar de noche pero, además, “porque no hay viajes”. También trabajan cinco coches, turnándose.
Coincidió en que actualmente “estamos a un 30% de lo que trabajábamos. Es una situación muy complicada. Y yo, personalmente, no le veo buen futuro. No veo cómo vamos a levantar nuestro rubro”, lamentó.
“El cliente que falta hoy es de todos los sectores, la gente grande no se mueve y perdemos pasajeros. La escuela, la administración, los bancos, eso moviliza al sector”, destacó. 

--

--> Lee el diario tal como salió impreso

COMENTARIOS