creditos uva junin
Los Autoconvocados exigen que se frene “de inmediato” la indexación por inflación de cuotas y capital.
EL DRAMA DE LOS TOMADORES DE CRÉDITOS

Ahorristas UVA de la Ciudad piden que se detenga la indexación por inflación

Llevarán a Tribunales los reclamos para que se modifique el sistema. A la mayoría la cuota se le multiplicó por 4 y, en muchos casos, deben un monto mayor al que sacaron hace dos o tres años, sin ser morosos. Además, buscan prorrogar el pago de las cuotas hasta fin de año.

Los ahorristas de Junín y la Región que tomaron créditos UVA automotor, personales, prendarios e hipotecarios le pidieron el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que prorrogue hasta fin de año el cobro de cuotas de sus planes. 

Además, exigen que se frene “de inmediato” la indexación por inflación de cuotas y capital y adelantan que irán a la Justicia para frenar lo que ellos denominan como “usura” por parte del sistema financiero.

Los ahorristas, organizados en grupos de WhatsApp y redes sociales, adelantaron los reclamos que harán ante las autoridades para pedir una solución de fondo ante un sistema al que califican de “una estafa”. 

Y también explicaron que, mediante el grupo denominado GLE (Grupo de litigio estratégico), iniciarán las acciones judiciales necesarias para detener y compensar las indexaciones.

Así lo explicaron los letrados del grupo UVA AUTOconvocados de La Plata, en el que centenares de vecinos de la Región reclaman por una solución ante préstamos que en muchos casos se convirtieron en “impagables”. 

Pero esta vez la movida toma un impulso nacional, ya que la organización a través de redes sociales, webs y grupos de WhatsApp se intensificó con la cuarentena, según cuentan, y los empujó a reclamar la postergación hasta fin de año ante situaciones económicas de familias que describen en algunos casos como “dramáticas”.

También hay serios cuestionamientos a que el Gobierno implemente una supuesta modificación al sistema indexatorio, porque creen que quieren cambiar el UVA (que ajusta por inflación) al CVS (coeficiente de variación salarial) que ajusta por crecimiento de los salarios, aunque no resolvería la indexación del capital, según explica Isabel Lasala, abogada del grupo y damnificada con un crédito UVA personal.

“Ante esto, los Autoconvocados UVA Automotor -personales y prendarios- y también el colectivo de hipotecados repudiamos tal alternativa y así lo manifestamos en las redes, -modo de protesta en época de cuarentena- a través de las masiva convocatorias a twitteada Nacional #NoALaIndexacion que fue tendencia como así también #UsuraUVA, pues el CVS no solucionaría el problema de fondo ni aportaría ninguna solución al sobre endeudamiento en el cual nos encontramos”, explicaron.

“Repudiamos la indexación en cualquiera de sus formas, cambiando un índice por otro no soluciona el problema de estos créditos, que es la indexación de la cuota y del capital, haciendo que este último se incremente de forma vertiginosa y, paradójicamente, cuanto más se paga de cuota, es más lo que se debe de capital”, agregaron.

Por más que los referentes de Autoconvocados Uva Automotor han generado diálogo con diferentes actores políticos, a diferencia de los hipotecarios, no los convocaron a participar en alguna mesa de diálogo directo con el Gobierno, explicaron.

Ejemplos

Entre los problemas que enfrentan los deudores de un sistema que se “desmadró” de la mano de la inflación, para tomar dimensión del endeudado que tomó un crédito personal para comprar un auto en 2017 sacó $320.000 pagando una cuota de $8.500, en la actualidad la cuota es de $22.000 y la deuda subió a $418.000, en un contexto en el que muchas familias tienen ingresos que no superan los 40.000 porque no hubo actualización salarial, así que el pago de la cuota le deja apenas un 40 por ciento para vivir por mes. 

Y desde el grupo aseguran que hay varios casos como este, teniendo en cuenta que muchos de los que accedieron a estos créditos en la Región lo hicieron a través de los dos bancos públicos más grandes (Provincia y Nación) con descuento obligatorio de la cuenta sueldo, lo que puso a la economía de muchos vecinos contra las cuerdas.

“Estamos próximos a que se termine la aplicación de la comunicación del BCRA, que permite trasladar las cuotas al final del crédito, y nos preocupa cómo abordaremos los pagos. En el Gran La Plata y la Provincia (y los deudores de todo el país) queremos que se suspendan las cuotas hasta diciembre, generar una mesa de trabajo con el Gobierno donde nosotros, los referentes de créditos personales y prendarios, de una vez por todas estemos presentes y pedimos a los damnificados que se comuniquen al causasuvalaplatacaba@gmail.com”, explicaron.

Reemplazar al sistema de créditos UVA

“Queremos que del diálogo surja un nuevo producto que remplace al sistema UVA y que se recalcule la deuda y el capital -en términos jurídicos se llama novación de créditos-. Y por supuesto retomaremos las acciones judiciales, pues mientras la eliminación del UVA sea una decisión política, no tenemos el tiempo de esperar que pasen los meses, pues para los tomadores de créditos a corto plazo de 24 a 60 meses como son los personales prendarios, los amparos se tornan medidas necesarias para poner fin a la usura, pues tampoco hay tiempo para un juicio ordinario”, explicó Lasala.
Tanto hipotecarios como deudores personales y prendarios de la Provincia se reunieron la semana pasada en forma virtual, de la que participó un economista platense con el fin de dar asesoramiento sobre las ventajas y desventajas del ajuste por índice salarial CVS.

“De la charla surgieron aportes valiosísimos, porque se puso énfasis en que el sistema UVA es uno solo y en la necesidad de que no trabajemos segregados, los hipotecarios y los automotores, para la eliminación del sistema, que juntos armemos una mesa de trabajo con el gobierno provincial de Axel Kicillof y si algo quedó claro es que el CVS no sería ninguna solución”, agregó la abogada.

¿Qué es un crédito UVA?

La clave de los nuevos créditos es que se ajustan a la inflación (o sea, se indexan) de manera dinámica a lo largo del tiempo.

Debido a ello, la proporción de la cuota respecto del nivel ingreso debería mantenerse relativamente estable a lo largo del tiempo.

La variante que permite actualizar el costo de las cuotas es la UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), una herramienta financiera creada por el Banco Central que en el momento de su lanzamiento estaba relacionada con el costo del metro cuadrado de una vivienda. Así, 1.000 UVAs equivalían a 1 metro cuadrado.

A partir de entonces, el valor de la UVA se va actualizando periódicamente de acuerdo con el índice de inflación oficial (IPC) que mide el INDEC.

Al momento de tomar un préstamo recibís una suma en pesos para adquirir la vivienda, pero la deuda contraída queda asentada en UVAs. De la misma manera, las cuotas se estipulan en UVA más una tasa de interés aplicada por el banco.

De esta forma, sabés que tu cuota siempre constará de una predeterminada cantidad de UVA, y lo que irá variando con el tiempo es el valor en pesos que tendrá esa UVA.

En resumen, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Las cuotas se actualizan por IPC (Índice de Precios al Consumidor).
  • No pueden subir más del 10% respecto al salario promedio.
  • La deuda contraída no es en pesos ni en dólares, sino en cantidad de UVA.
  • Una UVA es la milésima parte del costo del metro cuadrado de construcción.
  • En otras palabras, quien posee 1.000 UVA es dueño de 1 metro cuadrado.
COMENTARIOS