El Pueblo, restó de campo.
El Pueblo, restó de campo.
NUEVA OPORTUNIDAD DE CRECER

Un restaurante que se instaló en cuarentena

El local estaba instalado en un club de Baigorrita pero se trasladó a Junín.

El Pueblo, restó de campo, ubicado en  colectora Favaloro y calle Urquiza, es un emprendimiento gastronómico que en  medio de la cuarentena cambió de lugar, se vino de Baigorrita a Junín.
Como no podían abrir sus puertas, desde hace pocas semanas está funcionando en su nuevo sitio, ofreciendo comidas caseras y dedicado servicio a los clientes.
Ricardo Reca Garavaglia y Andreína Novelli son los dueños del emprendimiento gastronómico El Pueblo, que también cuenta con una interesante vinoteca, donde se pueden encontrar los mejores vinos.
En diálogo con Democracia, Garavaglia contó que él es técnico de futbol y tiempo atrás fue a Baigorrita por tema deportivo pero terminó quedándose con un restaurante que estaba cerrado y que entonces se llamaba Don Pedro, en el club de Baigorrita.
“En ese momento quería tener un emprendimiento personal y se dio. En el 2018 nos hicimos cargo, con un amigo. Fue un desafío, una aventura que nos gustó pero fue un año duro. En el 2019 compré la parte a mi socio y lo tomamos con mi señora, Andreína Garavaglia, empezando a crecer de a poco”, explicó.
“Siempre estuvo latente de venir a Junín, de donde somos, y cuando vimos este lugar, que estaba vacío, empezamos a hacer las gestiones para poner nuestro lugar acá”, recordó.
 “Estando allá vimos que nuestro público era casi todo de Junín entonces nos dijimos por qué no lo vamos a tener en nuestra ciudad si es nuestro lugar, la gente va a estar  más cómoda y nos van a poder elegir incluso aquellos que no nos conocen. Así fue”,  manifestó.
Según lo explicado por Reca, ellos pensaban abrir el restaurante en abril pero ocurrió la cuarentena y pudieron habilitar recién hace tres semanas atrás, con resultados positivos.
“Vimos el menú tradicional que tenía Don Pedro y con algunas mejoras abrimos. Nosotros hacemos las pastas caseras, empanadas criollas  y el menú es artesanal, desde los postres hasta las pastas, la parrillada es completísima, desde las achuras hasta los mejores cortes de carne: vacío, tapa, asado de tira, pechito de cerdo, bondiolita de cerdo, todo a la parrilla. Y tenemos una recepción con fiambre de campo también, que nos destaca y hace que todo sea bien campero”, detalló el dueño de El Pueblo.

COMENTARIOS