Reabrieron el paso a nivel de Almirante Brown
TAL COMO FUE ADELANTADO POR DEMOCRACIA

Reabrieron el paso a nivel de Almirante Brown

El director de Seguridad de Junín, Luis Chami, afirmó que "paulatinamente se irán abriendo el resto" de los cruces que permanecen bloqueados con montículos, pero explicó que la decisión obedece a una cuestión de "seguridad, para controlar el delito".

Tras el reclamo de vecinos y tal como fue anticipado por Democracia en su edición de hoy, reabrieron el paso a nivel de Almirante Brown y, “paulatinamente”, se avanzará con la apertura de los restantes.

“Esto no tiene nada que ver con la circulación del virus, sino que fue una estrategia de seguridad para mantener controlado el delito”, señaló a este diario Luis Chami, director de Seguridad del municipio. Y amplió: “Es una estrategia que tiene que ver con disuadir y prevenir el delito en la ciudad, debido a que tenemos al 35 por ciento el personal asignado a los controles en los accesos de Junín, con el objetivo de controlar a las personas que ingresan a la ciudad desde zonas de alta circulación viral, mayormente provenientes del AMBA.

De hecho, las rutas nacionales 7 y 5 –explican los especialistas- son las principales vías de ingreso de los contagios a ciudades como Junín y Chacabuco, según se desprende del análisis epidemiológico, pacientes que luego infectaron a contactos estrechos. Según Chami, algunos pasos a nivel son “pasadizos” que utilizan los malvivientes para darse a la fuga tras cometer un robo. “Esto no quiere decir que la gente de esos barrios sea delincuente, la enorme mayoría es gente de trabajo. Los delincuentes pueden ser de cualquier barrio, pero usan aguantaderos y las vías de escape son algunos pasos a nivel. En el paso a nivel de Almirante Brown tenemos cámaras de seguridad, pero en la alcantarilla de calle Chile no hay cámaras, por lo que por el momento va a seguir cortado”.

Según pudo saber este diario, tras la apertura hoy del paso a nivel de Almirante Brown, solo quedaron dos pasos cerrados: el de Ricardo Rojas y el de Chile. 

COMENTARIOS