Acuerdo para la vuelta a las actividades académicas

El ministerio de Educación de la Nación, a través de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), junto con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP) aprobaron de forma unánime el Protocolo Marco y los lineamientos generales para el retorno a las actividades académicas presenciales en las universidades e institutos universitarios una vez que la situación epidemiológica lo permita.
El Protocolo establece acciones preparatorias y un monitoreo constante de las actividades y es el resultado de un proceso consensuado y de amplia participación en el que se consideraron los aportes de especialistas, universidades, centros de estudiantes, sindicatos, entre otros, en base a un documento elaborado en conjunto con el ministerio de Salud.
El Protocolo Marco constituye un piso mínimo de requerimientos sobre los cuales cada institución podrá definir criterios específicos que se adapten a las particularidades de las actividades que realizan. También contiene los lineamientos generales que encuadran y complementan los objetivos sanitarios y de seguridad deseados.
Entre los lineamientos generales para la reapertura de clases presenciales, se destacan:
• Establecer criterios de implementación de protocolos en las universidades e institutos universitarios según la situación o fase epidemiológica que transita.
• Generar en cada institución un plan en conjunto con la comunidad educativa para evaluar posibilidades de implementación.
• Resguardar a los grupos más impactados por la pandemia a fin de disminuir desigualdades.
• Profundizar el vínculo y la comunicación entre los sectores de salud, educación y desarrollo social como así también con los municipios para resolver problemas territoriales específicos.
• Optimizar la infraestructura sanitaria en cada una de las casas de estudio.
• Eliminar la realización de actividades masivas presenciales.

COMENTARIOS