None
El juninense Corvalán donó plasma en un hospital de Bahía Blanca.
PACIENTES CON CORONAVIRUS

Los tratamientos de Covid varían según la gravedad y el plasma alimenta esperanzas

Facundo Corvalán realizó donación de plasma en Bahía Blanca, pero en nuestra ciudad, de momento, no hay centro habilitado. Gonzalo Camino confirmó a Democracia que también desea donar, para ayudar a otros.

El tratamiento de Covid-19 no tiene un abordaje específico ya que no hay un medicamento para curarlo. Por ello se realiza un aislamiento del paciente contagiado y un tratamiento sintomático o de sostén pero los procedimientos varían en relación a la gravedad de los infectados.
Todos los centros de salud cuentan con espacios dispuestos para la atención de casos de Covid-19.
Hasta tanto haya un resultado oficial, al paciente sospechoso se lo trata como si tuviera Covid, de manera preventiva.
“Hoy por hoy se están internando con aislamiento por contacto o por gota a todos los pacientes que cumplan los criterios de casos sospechosos. Es decir que se los trata como presuntamente positivos y se hace el diagnóstico. Posteriormente, se lo clasifica como paciente leve, moderado o grave. A partir de eso se establece un lugar de internación y un tratamiento a seguir”, resume el doctor Carlos Altamiranda, médico infectólogo del HIGA.

Tratamiento
Al no existir aún un tratamiento para la cura del Covid-19, el procedimiento tiene medidas generales, como el aislamiento, y otras específicas, según el cuadro del paciente.
“En general, a esta altura el paciente ya está estratificado, se le hizo un laboratorio, alguna radiografía de tórax o imagen pulmonar y demás, para ver si tiene neumonía –indica Altamiranda–; a un paciente leve, sin factores de riesgo, se le hace un tratamiento sintomático, de sostén. Básicamente: se lo cuida y controla, manteniéndolo en aislamiento hospitalario”.
El caso puede ser un poco más complejo si el paciente tiene una neumonía. En ese caso, se sugiere hacerle, además, un tratamiento antibiótico.

Casos graves
En el caso de pacientes graves, “se discute el tratamiento específico para coronavirus”, señala Altamiranda. Y añade: “Inicialmente existían algunos tratamientos que se fueron recomendando, pero la última norma del ministerio de Salud de la Nación tomó ciertos resguardos respecto de estas alternativas, debido a que no hay evidencias tan claras de beneficios”.
Medicamentos como la hidroxicloroquina, o lopinavir y ritonavir fueron aconsejados y luego puestos en duda, por lo que no hay criterios médicos establecidos para aplicarlos. Aunque, en caso de hacerse, debe ser sobre pacientes graves y con el consentimiento suyo o de su familia.

La esperanza del plasma
Más de 150 pacientes en el país ya recibieron plasma, pero aseguran que hacen falta más donantes ya que solo un 10% de los recuperados de Covid-19 donó y en el área provincial de plasma se trabaja al día, con el material justo.
Sin dudas es una de las técnicas que abrió esperanzas y en principio, podría apelarse a ella, solo en pacientes graves y cumpliendo algunos criterios específicos prestablecidos por las autoridades sanitarias nacionales.
El primer recuperado de nuestra ciudad, Facundo Corvalán realizó donación de plasma en Bahía Blanca, pero en nuestra ciudad, de momento no hay centro habilitado.
No obstante, Gonzalo Camino confirmó a Democracia que desea donar plasma para ayudar a otros.
“Siguiendo las líneas de investigación del ministerio de Salud de la Provincia, en casos puntuales, graves, siendo consensuado con todos los actores del servicio de salud del Hospital, y con el respectivo y estricto consentimiento informado, se podría utilizar el plasma de convaleciente”, confirma el director del HIGA, Sebastián Meneses.
Aún así, los profesionales se muestran cautos sobre su uso.

COMENTARIOS