UN NUEVO PARADIGMA

Teletrabajo: el desafío de otra forma de empleo que llegó para quedarse

En áreas como ventas, marketing, informática, diseño, comunicación y administración, el trabajo a distancia es especialmente aplicable y muchas empresas se enfrentan al desafío de llevarlo adelante, más allá de los plazos que impone el coronavirus.

Resistido por muchos, venerado por otros tantos, la posibilidad del trabajo remoto se convirtió desde hace 100 días en la forma de empleo que facilitó que muchas actividades pudieran seguir funcionando a pesar del aislamiento decretado por la pandemia.
En áreas como ventas, marketing, informática, diseño, comunicación y administración, el trabajo a distancia es especialmente aplicable y muchas empresas se enfrentan al desafío de llevarlo adelante a largo plazo e incluso continuar más allá de los plazos que impone el coronavirus.

Nuevo paradigma del trabajo
El licenciado Gustavo Nani, director de Gestión de Recursos Consultora se refirió a una nueva normalidad en el área laboral, que llegó para quedarse: “En Recursos Humanos hablamos de la nueva normalidad, en la que las empresas tienen que empezar a pensar en que las personas trabajen desde sus casas”.
“Con esto se produce un ahorro importante en el empleado respecto de los viajes y se gana calidad de vida”, apuntó.
Claro que para ello debe existir un consenso entre el empleado y el empleador “respecto del horario de trabajo del empleado, los días que va a trabajar y en qué momento el empleado y el empleador se van a comunicar. Ya no tenemos más horario de 9 a 18 o de 8 a 12 y de 16 a 18, porque en el mundo virtual no hay horario y la gente se comunica, en el caso de las ventas, cuando tiene un tiempo libre, generalmente después de las 11 de la noche o, en el interior, en el horario de la siesta”.
Según Nani, existen experiencias en el caso de empresas de retail como ventas de electrodoméstico: “los empleados que anteriormente atendían al público en forma personal ahora con un teléfono y el sistema adaptado para que pueda vender online, lo hacen desde su casa, desde su propio celular”.
“Esto es un nuevo paradigma que las empresas que lo supieron entender han tenido ventas, en el caso del retail, en unidades similares al 2019; no ha tenido una baja en las ventas y está comprobado que más del 50% de las empresas van a seguir con teletrabajo”, destacó y referenció los casos de gigantes como Twitter o Facebook “que se animan a pensar que van a estar haciendo teletrabajo hasta enero o febrero del 2021”.

Presencia en redes
Sobre las posibilidades que ofrecen el posicionamiento web y las redes sociales, Nani fue contundente: “Si el propietario no dio el salto hasta ahora, diría que es tarde. Las empresas que pudieron subsistir en lo que es ventas online son las que hace ya cinco o seis años vienen trabajando en redes”.
A su vez, destacó un crecimiento en el área de servicios. “El homebanking lo manejan muchas personas y de cualquier edad. Los médicos atienden vía web, sin trato personalizado. Esta nueva normalidad vino para quedarse. Es un nuevo paradigma que nos deja la pandemia”, consideró y destacó.
“Hoy es común ver una persona con tapaboca y que el horario de trabajo es de 7 a 5 de la tarde para los comercios. Por la cuarentena, no va a ser muy difícil el día de mañana ir a comer a un restaurante a las 7 de la tarde o a las 8 como pasa en cualquier parte del mundo, cuando acá en Sudamérica era más tarde. Hay cosas que vinieron para quedarse”. Asimismo, destacó que propone un panorama alentador para personas con discapacidad física motora, visual, que pueden trabajar desde sus casas.

Postpandemia
Luciano Ares, gerente de marketing de Naldo, aseguró que “una muy buena parte de la empresa está trabajando con esta modalidad hoy, tanto en la administración como a nivel de gerentes regionales, que están muy limitados para viajar o recorrer las sucursales, así que se está trabajando de esta forma con las distintas sucursales asignadas”.
Sobre la posibilidad de que el teletrabajo continúe en el largo plazo, Ares destacó: “Una vez pasada la pandemia, es probable que en algunas áreas de trabajo puntuales se continúe”.
De hecho, aseguró que “se está evaluando y hay proyectos en los que probablemente sí vamos a continuar con esta modalidad de trabajo. No en la mayor parte de la empresa, pero sí en áreas y trabajos puntuales, es muy probable que sí”.

Ley de Teletrabajo
Mientras el Senado se prepara para el debate de la ley de Teletrabajo, Nani destacó algunos puntos sobre el proyecto.
“Uno de ellos hace referencia al acuerdo de cuándo volver a la oficina, y se establecen los días de trabajo en la empresa y los días en su casa. El empleado debe prestar conformidad”.
Asimismo, se prevé una compensación de gastos extras para reacomodar su casa y respetar horarios de descanso.
“En Sudamérica, en nuestro país, se adelantó diez años de lo que viene pasando en el mundo. En el primer mundo es normal trabajar jornadas de cuatro o cinco días a la semana. Salvo en supermercados o shoppings, la jornada laboral es de lunes a viernes”, indicó Nani.
“Con la pandemia eso se adelantó y se empieza a pensar en trabajar por objetivos y en horarios de trabajo que no sean de 8 a 12 y de 16 a 20 sino este horario que, en el caso de las ventas, la gente está más activa, por ejemplo, que de 20 a 24”.
Dentro de la ley se prevén también acuerdos para personas con familiares con discapacidad, niños y menores de 14 años.

COMENTARIOS